bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 54 + 34:
 
año 63 de la era ibañez

thorgal - maridaje entre mitología nórdica y ciencia ficción


Pero qué importa... Hijo de Aegir o enviado de Thor, llevarás pues
el nombre de quienes te han puesto en nuestro camino para salvarnos. Bienvenido entre
nosotros, Thorgal Aegirsson (Jean Van Hamme - Grzegorz Rosinski - El drakkar perdido (1984))


 

 Thorgal es otra de esas joyas del cómic que no podía pasar por alto en esta colección de artículos dedicados al universo de las viñetas. Nacida en 1977 del lápiz del polaco Grzegorz Rosinski, con las ideas del renombrado guionista francés Jean Van Hamme (XIII, Largo Winch, Blake y Mortimer, Los maestros cerveceros...) en la revista belga Tintin, constituye una de las sagas más interesantes del cómic europeo. Los autores se conocieron en 1976, durante una visita de Rosinski a Bélgica para intentar aproximarse al mércado de la historieta belga a través de la revista Spirou. Por aquel entonces, el dibujante aún desconocía por completo la lengua francesa, pero le había encandilado la oferta cultural tebeística del mercado belga, a años luz de lo que se publicaba en su Polonia natal. En Spirou consigue publicar algunas historietas, firmando como Rosek, y es entonces cuando se produjo el encuentro entre ambos artistas, de donde surgiría la posibilidad de colaborar en un proyecto común. Inmerso en una Polonia aún bajo el telón de acero, Rosinski descartó cualquier trama relacionada con el mundo capitalista, debido al impacto en el que se encontraba sumergido Polonia durante la guerra fría, y Van Hamme propuso entonces la idea de realizar una serle ambientada en el universo vikingo, trufada con elementos de la mitología nórdica. Un argumento que evitaría la censura polaca, por cuyas manos pasarían las páginas que Rosinski enviaba periódicamente a Le Lombard, la editorial belga. Y así es como surge la serie de Thorgal, que ve la luz en el nº 12 del semanario belga Tintin.


 Jean Van Hamme (izda.) y Grzegorz Rosinski (dcha.)

 En el momento del nacimiento de la serie, la revista había dejado atrás su conservadurismo, heredado de tiempos pretéritos, tras la llegada del historietista Greg al puesto de redactor-jefe, quien modernizó el semanario acorde a los tiempos, además de promover la publicación de nuevas series de diversas temáticas (western, humor, ciencia ficción...). Entre esas nuevas series se encontraba precisamente la serie que nos ocupa. Una serie que en un principio parecía una más de entre todas las que se publicaban en el mentado semanario belga y que debutó con una historieta de seis páginas titulada El hijo de las tormentas, que posteriormente formó parte del álbum La maga traicionada.


 Michel Louis Albert Regnier - Greg (1931-1999)

  Ambientada en un mundo vikingo del siglo X, hacia el final del primer milenio de la era cristiana, la serie mezcla fantasía heroica, mitología escandinava y ciencia ficción en un mundo medieval, aunque Van Hamme nunca quiso concretar ninguna fecha, algo que les ida mucha más libertad creativa sin corsés. El protagonista, Thorgal Aegirsson, quien da nombre a la serie, es en realidad un forastero que habita en un mundo de vikingos, un esquema que guarda paralelismos con el Príncipe Valiente de Foster, a quien ya dedicamos un somero artículo. Thorgal no parece haberse integrado totalmente en la aldea en la que malvive. Sus habitantes no lo consideran uno de los suyos, ya que lo encontraron siendo aún un bebé en una playa próxima a la aldea. Enamorado de Aaricia, hija del rey vikingo Gandalf el Loco, Thorgal es despreciado continuamente por este. En las primeras páginas de la serie el líder vikingo aparece encadenándolo a una roca, sentenciándole a muerte y propiciándole una cicatriz en el rostro que arrastrará para siempre. Será una de las señas de identidad del héroe, aunque los lectores tardarán en descubrir el motivo de ese rencor.


 Una de las primeras viñetas de la serie (El hijo de las tormentas, página 3,
incluida en el álbum La maga traicionada, I/1980)

  Thorgal logra salir con vida de semejante envite gracias a una misteriosa mujer a quien acompaña un lobo. Esta le pide a cambio el juramento de servirla durante un año y se valdrá de la valía de Thorgal, extraordinario guerrero, para recuperar un cofre guardado en una torre que custodian un gigante y un enano. El cofre contiene en su interior los anillos de Freyr, que la mujer, Slive, reina de la isla de los mares helados, utilizará para vengarse del rey vikingo, quien la había tenido cautiva durante una década intentando convertirla en su esposa. En las últimas páginas del álbum se incluyo una historieta corta (Casi el paraíso / Presque le paradis). Este primer álbum conjuga magia, fantasía heróica, misterio, acción y mitología. componentes que se convierten en la seña de identidad de la serie. No obstante, esta seguirá cocinándose a fuego lento y no encontrará el último ingrediente de ese mejunje hasta la siguiente aventura larga, publicada entre los meses de abril y octubre de 1978 (La isla de los mares helados). En ella los autores introducen la ciencia ficción, creando un sorprendente y perfecto maridaje entre este género y el de la fantasía heróica nórdica. En este segundo álbum, reaparece Slive, que habia escapado en su drakkar hasta le isla de los mares helados, y secuestra a Aaricia. Thorgal y Bjorn acompañará a una expedición vikinga hasta la isla de los mares helados para intentar rescatar Aaricia. Es al final de la historia cuando el lector descubre que Thorgal procede, en realidad, de una arcana civilización mucho más avanzada tecnológicamente que las nuestras. Dicha civilización habría abandonado la Tierra para colonizar el cosmos, pero habría decidido enviar de vuelta una expedición que terminaría estrellándose, y de cuyos supervivientes nacería Thorgal, que posteriormente volvería a reencontrarse con su padre y su abuelo. Thorgal transmitirá igualmente a sus hijos Jolan y Loba ciertos poderes que ni él mismo posee.


Thorgal junto a Slive (Rosinski, La isla de los mares helados, X/1980)

  La serie evoluciona muy pronto a nivel artístico. En el tercer álbum de la saga (Los tres ancianos del país de Arán), publicado entre junio y octubre de 1979, Rosinski, cuyo estilo había asimilado las enseñanzas de maestros de la BD como Raymond Poïvet o Lucien Nortier, encuentra por fin un carácter mucho más maduro que el mostrado en las historietas anteriores, con un grafismo y cromatismo espectaculares, además de contar con un guion soberbio. En un artículo publicado en 2018 en la revista Point Pop, Romain Brethes y Lloyd Chéry describen este álbum como el "primer gran álbum" de la serie. En la aventura, Thorgal y Aaricia, recién casados, abandonan las tierras vikingas y vagan por montañas y bosques, donde se cruzan con un enano de aspecto grotesco llamado Jadawin, quien les habla del país de Arán y sus bondades. Pero Thorgal y Aaricia se encuentran con un pueblo de habitantes de aspecto decrépito y triste y Aaricia termina cayendo en manos de unos misteriosos "bienhechores", que habitan en un castillo muy próximo al lugar.


Encuentro de Thorgal y Aaricia con el enano Jadawin
(Rosinski, Los tres ancianos del país de Arán, 1979)

  La situación llevará a Thorgal a rescatar a su esposa una vez más, pasando por diferentes pruebas, entre ellas, un particular torneo en el que los contrincantes son sometidos a duras pruebas para conseguir el puesto del rey del país, algo que le ayudaría a recuperar a Aaricia. Solo tres hombres consiguen salir airosos del evento: Thorgal, Volsung de Nichor, un hombre vil y despreciable, y Karshan de Urizen, un vikingo de aspecto fornido. En la segunda prueba, los participantes habrán de hacerse con una de las tres llaves (de oro, plata y plomo) que hay en una isla cercana, custodiadas por una mujer de una belleza sobrenatural. La última de las pruebas consiste en franquear una de las tres puertas (del aire, del agua y del fuego), con la ayuda de una de las llaves conseguidas en la prueba anterior. Dichas puertas darían acceso a un mundo paralelo que deberán cruzar para hacerse con un brebaje sagrado: el agua de la noche de los tiempos, que permite a quien lo ingiere vivir cien años más. Thorgal, consigue hacerse con el elixir, pero lo sacrifica, desprendiéndose de él, para acabar con los "bienhechores" y su castillo embrujado, no sin antes recuperar a su amada Aaricia y escapar del lugar. Un álbum permite a Van Hamme retrata muy bien el hermético mundo de las sectas.


Las escenas de Thorgal en la mazmorra podrían estar inpiradas en Príncipe Valiente
de Harold Foster (Rosinski, Los tres ancianos del país de Arán, X/1981)

 El siguiente álbum (La galera negra) abre la primera saga de la serie tras los primeros escarceos de sus protagonistas en los álbumes previos: la trilogía de Brek Zarith, que anticipará elementos de ciclos posteriores, como veremos. Publicado de forma seriada a partir del octavo número de la revista Tintin (24/II/1981), vio posteriormente la luz en formato álbum en mayo de 1982. Los protagonistas, con Aaricia embarazada de Jolan, se instalan en una aldea de campesinos, pero el destino de la pareja se tuerce de nuevo, después de que Shaniah, una de las muchachas de la aldea, adolescente, y enamorada de Thorgal, movida por los celos tras ser rechazada por este, le acusa ante unos soldados de haber sido cómplice de Galathorn, un fugitivo perseguido por los hombres de Shardar el poderoso, señor de Brek Zarith, por lo que es condenado como esclavo a remar en la galera del príncipe Veronar, heredero al trono. Pero la cosa cambia cuando la galera es abordada.


Escena en la que Shaniah acusa a Thorgal de complicidad con Galathorn
(La galera negra, 1981)

  La saga continúa en los dos álbumes siguientes: Más allá de las sombras (Tintin, 30/VII/1982-19-X-1982) y La caída de Brek Zarith (Tintin, 1984). En el primero de ellos, segundo de la trilogía, publicado en formato álbum en 1983, Thorgal se encuentra sumido en la miseria, muerto en vida, tras descubrir que la aldea en la que se encontraban su mujer y su hijo ha sido arrasada. La desaparición de su Aaricia y Jolan lleva a Thorgal a perder el juicio y a convertirse en un mendigo, mantenido por Shaniah, que se hace cargo de él. Un día, en una taberna, su vida se cruza con la de Wargan, un viejo iniciado en las artes ocultas, conocedor de la llave de plomo que Thorgal lleva consigo. Junto a Galathorn, heredero del trono de Brek Zarith, le ayudarán a recuperar la cordura, haciéndole ver que aún existe una remota posibilidad de salvar la vida de Aaricia: viajando al Segundo Mundo. Thorgal partirá en busca de Aaricia y de Jolan viajando a ese Segundo mundo junto a Shaniah. Ambos son arrastrados en un viaje a través del tiempo hacia las primeras edades de la Tierra (con dinosaurios, monstruos y vegetación primigenia) que les lleva a encontrarse con la guardiana de las llaves, muchas ilusiones y espejismos, y hasta el mismísimo Destino. Un encuentro este que se cobrará la vida de Shaniah para recuperar la de Aaricia. El álbum les sirvió a los autores para recibir el Premio Saint Michel en 1983 y para asentar la madurez de la serie. Van Hamme reconocería el uso consciente de ciertos anacronismos, como el de la ballesta que aparecen en La galera negra.


Thorgal se enfrenta a una enorme serpiente en el Segundo Mundo
(Más allá de las sombras, 1982)

  La caída de Brek Zarith (publicado en álbum en 1984) cierra esta primera trilogía. En la aventura, Aaricia y Jolan permanecen cautivos del malvado Shardar el poderoso, rey de la ciudad-estado de Brek Zarith, cuyo palacio se ubica en lo alto de una colina inaccesible. Shardar utiliza a Jolan, para lograr sus fines personales. Mientras, Galathorn se ha unido a los vikingos del norte, liderados por Jorund el Toro para acabar con el reinado del tirano, pero este logra repeler el ataque vikingo utilizando unos enormes espejos reflectores de cobre que concentran y amplifican la luz solar, incendiando las naves vikingas. Thorgal consigue introducirse en el castillo y rescatar a Aaricia antes de que finalice la contienda. Los vikingos y las tropas de Galathorn consiguen además conquistar la ciudad de Brek Zarith, de la que el propio Galathorn será por fin rey. En cuanto a Jorund el Toro, terminará siendo víctima de su propia codicia, mientras Thorgal, Aaricia y Jolan, logran reunirse de nuevo y huir, buscando de nuevo paz y felicidad. Cierra así la trilogía con uno de los mejores álbumes de la serie.


Las huestes de Shardar el poderoso incendia la galeras de los vikingos
del norte utilizando grandes espejos (La caída de Brek Zarith, 1984)

  En la trilogía encontraremos a un Van Hamme, que ya era uno de los mejores guionistas europeos, desplegando una vez más su talento en esta discipina creando intrigas que atrapan al lector de principio a fin, aderezándolo con buenos ingredientes para darle sabor (batallas, rituales, romanticismo, profecías, seres monstruosos, pasadizos, conspiraciones...). El autor continúa expandiendo el universo del protagonista con cada nuevo álbum en una etapa en la que se improvisaba mucho, incluyendo en los álbumes lo mejor del torrente de ideas que pasase por su cabeza. En cuanto a Rosinski, sigue creciendo como dibujante, asimilando nuevas técnicas de iluminación y de dibujo, creando viñetas con mayor detalle y manteniendo la expresividad de los personajes. Parece alcanzar por fin la culminación de su estilo en la serie. En esta etapa bebe de un maestro en el género como Hermann Huppen, creador de series como Bernard Prince (1966), Comanche (1966) o el célebre western de ciencia ficción Jeremiah (1979).

 Los siguientes dos álbumes El hijo de las estrellas (1984) y Alinoë (1985) pueden leerse de forma independiente. El primero de ellos recopila tres historias publicadas previamente en la revista trimestral Super Tintin que son clave para entender la infancia de Thorgal, sus extraños poderes y su conexión con el Segundo Mundo: El drakkar perdido (1981), El Talismán (1982) y El metal que no existía (1983). La primera de ellas recuerda por momentos a las epopeyas islandesas de los siglos XIII y XIV así como al origen de Supermán. Relata el primer encuentro entre los vikingos, liderados por Gandalf el loco, y Thorgal. El propósito de la expedición vikinga no era otro que el de realizar un sacrificio humano para aplacar la cólera de los dioses, pero este se ve interrumpido por un inesperado halo de luz en el cielo que los vikingos interpretan como una señal divina y cuyo desenlace no es otro que ese primer encuentro con Thorgal Aegirsson (hijo de Aegir, el dios vikingo).


Primer encuentro entre los vikingos y la nave de Thorgal (El drakkar perdido, 1981)

  En El Talismán Thorgal se encuentra con anciano del que los sacerdotes afirman que es un dios. El muchacho intenta que este le ayude a descubrir quién es su verdadero padre, sus orígenes. Para ello porta consigo un talismán como ofrenda, aunque en realidad el talismán resulta ser un mnemo-disco que contiene información sobre su propio pasado. El anciano le ayudará a visualizarlo gracias a un psico-transmisor que permite leer el contenido del disco. Thorgal conocerá así su verdadera identidad, y los lectores compartirán ese importante descubrimiento sobre los orígenes extraterrestres del personaje. Sin embargo, el anciano, que resulta ser Xargos, abuelo de Thorgal y padre de Haynée (madre del muchacho), decide borrar de la mente del niño todo cuanto ha contemplado, en beneficio de este. La historia es un guiño o metáfora de la transición de la infancia a la edad adulta, con la consiguiente pérdida de algunos de los recuerdos de la niñez.


Encuentro entre los Thorgal y su abuelo Xargos (El Talismán, 1982)

  El metal que no existía, tercera y última historia del álbum, bebe de los cuentos de la mitología nórdica, con enanos, gigantes y otras criaturas. En ella, Thorgal ayuda Ivaldir, padre de los enanos, a recuperar su nombre, que había perdido ante la serpiente Nidhogg durante una partida de damas. Para ello, tendrán que traerle al reptil una joya elaborada con el metal que no existe. Uno de los enanos, Tjahzi, se cruza con un joven Thorgal, de cuyo pecho cuelga un amuleto que el enano identifica como el metal buscado por la serpiente. Pero Thorgal no está dispuesto a cambiarlo ni por todo el oro que el enano le ofrece. En cambio, acompañará a Tjahzi hasta el país de los enanos en un periplo en el que habrá de esquivar al temible ogro Hjalmgunnar, enemigo íntimo de los enanos. La pareja es rescatada por los gatos alados de Friggi que les conducen hasta la guarida de Nidhogg, en la que Thorgal sufre una metamorfosis de niño a adulto y consigue derrotar a la serpiente gracias a una espada mágica clavada en el suelo (una escena con claras influencias artúricas). La historia nos muestra la primera muerte de Thorgal. No será la última.


Partida de damas entre Nidhogg y Ivaldir, padre de los enanos
(El metal que no existía, 1983)

 El otro álbum independiente de la serie, Alinoë, abre con nuestros protagonistas (Thorgal, Aaricia y el pequeño Jolan) viviendo en una pacífica isla desierta. Thorgal abandona la isla en busca de pieles y alimento para pasar el invierno. Durante su ausencia, el pequeño Jolan, que pasa muchas horas solo, inventa un amigo imaginario, Alinoé, que termina cobrando vida y escapando a su control, provocando un inesperado y catastrófico giro de los acontecimientos. El relato, claustrofóbico por momentos, mezcla el terror y el suspense a partes iguales, atrapando al lector hasta el final. Afloran, además, los misteriosos poderes del pequeño Jolan, incapaz de controlarlos siendo aún tan joven, y que el lector irá decubriendo en pequeñas dosis con cada nuevo álbum.


Alinoé se multiplica y ataca a Aaricia y Jolan durante la ausencia de Thorgal (Alinoé, 1984)

 Los siguientes cinco álbumes (Los arqueros, El país Qâ, Los ojos de Tanatloc, La ciudad del dios perdido y Entre tierra y luz) constituyen un nuevo arco argumental: la saga del país Qâ (también conocida como la saga de El gran país). En el primero de los álbumes, Los arqueros, debuta uno de los personajes más importantes de la serie: la villana Kriss de Valnor, infame y vil, reconcorosa y vengativa, pero también hermosa y diestra con el arco. Será enemiga de Thorgal hasta la médula, con quien mantendrá una tensa y perpetua relación amor-odio. El álbum se publicó, como era habitual, en la revista belga Tintin entre el 17 de julio y el 11 de septiembre de 1984, un año clave en la carrera de Van Hamme, que saboreaba las mieles del éxito con Thorgal y con la mentada XIII. La historia presenta un comienzo muy cinematográfico, con el robo de la piedra de sangre en el que se nos presenta a la malvada ladrona en plena acción. Por su parte, Thorgal que había zarpado en busca de comida, naufraga cerca de la costa y es acogido por Tjall el Impetuoso y su tío, el armero Arghun Pie-de-Árbol (fabricante de todo tipo de flechas). Durante su estancia, Tjall anuncia a Thorgal que él y su tío participarán en un torneo de tiro con arco organizado por el señor de Umbría, intentando recaudar dinero para financiar una nueva barca que le permita regresar a la isla de partida, junto a los suyos. Durante el torneo, propone a Kriss de Valnor participar en equipo, para asegurar el premio de cien marcos de plata, que consiguen ganar, pero la ladrona no estará dispuesta a compartirlos con nadie, tampoco con Tjall y Arghun, y escapará con el dinero, aunque no por mucho tiempo: Thorgal y Tjall consiguen darle caza y recuperar parte del botín. Por su parte Kriss, logra camelarse a Tjall para robarle y escapar de nuevo, con el resto del dinero. Tjall, Arghun y Thorgal, finalmente, regresan todos juntos a la isla, reuniéndose con Aaricia y Jolan. De lectura fácil, rápida e ininterrumpida, gracias a su guion dinámico e intrigante, presenta un final en el que Van Hamme resuelve muy bien el entretenido guion de este comienzo de saga (una de las más importantes de la serie). En definitiva, un álbum redondo que recibió el premio Grand Public en 1985, en la 17ª convención de Paris así como el premio del festival de Durbuy ese mismo año.


Una de las escenas más emocionantes del torneo que tiene lugar en la aventura
(Los arqueros, 1984)

  El segundo episodio de la saga: El país de Qâ, se publicó en el semanario belga Tintin, de forma seriada en 1985, aunque al año siguiente se publicaría una versión en formato álbum. La aventura comienza con Tjall y Arghun pasando una temporada junto a Thorgal y los suyos, en la isla, pero la paz no durará mucho. Jolan y Arghun son secuestrados por unos secuaces de Kriss de Valnor, que utiliza al pequeño Jolan como rehén para convencer a Thorgal de que le ayude en una misión que cierto extraño le ha encomendado. A partir de ese momento, la aventura se bifurca en dos vías paralelas: una protagonizada por Thorgal y su grupo, y la otra narrando los avatares del pequeño Jolan y Arghum Pie-de-árbol. El grupo de Thogal, integrado por este, además de Aaricia, Tjall y Kriss de Valnor, se embarca en un barco-globo aerostático que les lleva hasta la selva, donde habrán de recuperar la corona de Ogotai, un casco mágico que confiere de poderes a quien lo porta. Mientras, Jolan y Arghun son abandonados a su suerte en un lugar costero, el país de Qà, donde la única salida no es otra que un enorme desierto que recorren hasta dar con un lugar civilizado, oculto en una cueva. Allí habitan los xinjins, una suerte de comunidad indígena que guarda un tremendo parecido con las civilizaciones mesoamericanas (aztecas, olmecas, mayas...), con sus sacrificios, templos, luchas fraticidas.... Descubriremos entonces que el desconocido amigo de Kriss parece ligado a Xargos, abuelo de Thorgal, muy anciano ya, que habíamos conocido en la corta El Talismán, y que ahora se hace llamar Tanatloc, deidad adorada por los xinjins. Su intención no es derrocar la tiranía del mencionado Ogotai, que no es otro que Varth, yerno suyo y padre de Thorgal. quien ha fundado en la zona una ciudad llamada Mayaxatl, y trata de conquistar el mundo. El álbum se llevó el premio CBEBD al mejor guion en 1986 y el Athis d'Or al mejor dibujo al año siguiente.


Viñeta con el barco volador en el que los protagonistas viajan al país de Qâ
(El país de Qâ, 1985)

 El tercer álbum de la saga, duodécimo de la serie, llevó por título Los ojos de Tanatloc, publicado en la revista Tintin en septiembre de 1985, y posteriormente en álbum en octubre de 1986. Un álbum con ciertos toques oníricos, a caballo entre la vigilia y el sueño. Mantiene su estructura habitual, con las andanzas de Jolan y Pie-de-Arbol por un lado y las del grupo de Thorgal por otro. El álbum abre con una situación tensa: Jolan y Pie-de-Árbol se hallan en mitad del desierto, en un infructuoso intento de fuga en un lugar del cual es imposible escapar. Por su parte, Thorgal, Aaricia, Tjall y Kriss atraviesan la jungla y se enfrentan a numerosos peligros: hormigas gigantes rojas, caimanes... además del propio cansancio acumulado. Thorgal, de hecho, cae gravemente enfermo tras su combate con un caimán. La herida durante el combate se infecta y la salud del protagonista cae en picado. Kriss de Valnor, apoyada por Tjall, fiel compañero enamorado perdidamente de esta, decide abandonar a  Thorgal y a Aaricia en mitad de la jungla. Por su parte, el anciano Tanatloc, descubre que Jolan es su bisnieto, y le ayuda a desarrollar sus habilidades mentales, que permiten al pequeño curar a su padre desde la distancia. El anciano expira tras impartir a Jolan esa última lección y el pueblo xinjin aclama al pequeño como su sucesor, al que llaman Hurukan. Por su parte, Thorgal y Aaricia se reencuentran con Kris y Tjall, aunque optan por la alternativa más inteligente: aliarse con ellos en pos de un fin común. Este no es otro que atravesar la jungla para llegar a la ciudad en la que reina Ogotai para acabar con su tiranía. El álbum sorprende en cada nueva página, donde la imaginación de Van Hamme y el buen hacer de Rosinski dan lugar un cómic superlativo.


Viñeta original de la página 33 del álbum original  (Los ojos de Tanatloc, 1985)

 El penúltimo episodio, La ciudad del dios perdido, cierra la saga, aunque habrá una historieta más a modo de epílogo. Publicado en la revista Tintin en enero de 1987 y en álbum en octubre de ese mismo año, sirvió para conocer por fin el desenlace de esta saga tan brillante. El álbum se desarrolla en la mentada ciudad de Mayaxatl, con evidentes influencias de la cultura maya (el zigurat, los sacrificios, el aspecto de los indígenas...).  En la ciudad, Thorgal, Aaricia, Kriss y Tjall contactan con un cómplice: Hog, comandante en jefe de la escuadrilla volante de Mayaxatl. El militar está cansado de la tiranía de Ogotai y de sus sacerdotes y decide colaborar con el grupo de Thorgal. Desgracidamente Thorgal es capturado posteriormente por los hombres de Ogotai y llevado al zigurat para ser sacrificado junto a Aaricia, que también ha sido apresada por los indígenas. Esta consigue salvarse, in extremis, colándose en el propio templo, donde se reencuentra con Kriss de Valnor. En cuanto a Thorgal consigue liberarse gracias a la ayuda de Tjall, que muere asaeteado durante la huída. Thorgal se encuentra entonces con Ogotai y descubre que es su padre, Varth, pero el momento mágico es interrumpido con la llegada de Kriss de Valnor, que intenta, sin éxito, asesinar a Ogotai, quien la convierte en una achacosa anciana. Thorgal consigue finalmente hablar con Ogotai, a quien revela que él es su hijo, pero el anciano no acepta la realidad e intenta arrojarle por un barranco. Será Kriss, en un lamentable estado de decrepitud, quien le salve la vida asesinando a Ogotai por la espalda. Los tres, Thorgal, Aaricia y Kriss, regresan en un barco flotante al país de Qâ para reunirse con Jolan y Arghun, reencuentro que tendrá lugar en el siguiente y último álbum de la saga.


El zigurat de Mayaxatl, durante el sacrificio de Thorgal y Aaricia del álbum original 
(La ciudad del dios perdido, 1986)

  Como se ha comentado, Entre tierra y luz, sirve de epílogo a un arco argumental brillante, que será clave y marcará la serie para siempre. Los autores, además, utilizan el álbum para cerrar algunas incógnitas que habían quedado en el aire. Fue esta la primera aventura que apareció directamente en álbum en noviembre de 1988, a cargo de Le Lombard, motivado por la desaparición del semanario belga Tintin, además de por las nuevas tendencias del mercado: los lectores prefieren consumir historias completas, sin necesidad de esperar una o dos semanas para conocer el desarrollo de las historias, que pueden prolongarse durante meses. El álbum comienza con el viaje de Thorgal, Aaricia y Kriss al país Qâ para reencontrarse con Jolan y Arghun. Pero las cosas no salen a pedir de boca: un complot entre los indígenas liderado por Maloc termina con la captura de Thorgal y Aaricia, que son condenados, junto a Arghun y Variay, mentor este último de Jolan, a morir en la Boca del Sol: un pequeño orificio en la pared de una montaña donde los Xinjins abandonan a los condenados. Los rayos del sol reverberan durante todo el día en los cristales que rodean el orificio, convirtiéndolo en un espantoso horno. Mientras, el pequeño Jolan utiliza sus poderes para rejuvenecer a Kriss de Valnor, esperando ayuda a cambio, pero esta se niega a colaborar en el rescate de sus padres. Thorgal finalmente se abre paso escalando por la vertical pared de la montaña y consigue ayuda de Mu-le-ta y Co-mer (Be-Ki / Man-gen) en la versión original), una de las mujeres xinjin de Arghun Pie-de-Árbol, rescatando al resto del grupo y, poco después, al pequeño Jolan, de las "garras" de Kriss. Todos juntos abandonan el país de Qà, a excepción de Arghun, que decide permanecer allí. En cuanto a Kriss de Valnor, incapaz de tirar de un carro cargado de oro bajo un sol abrasador, no tiene más remedio que abandonarlo para poder salvar el pellejo. Un álbum redondo, con todos los ingredientes para animar al lector: intrigas, traiciones, amoríos, secuestros, injusticias... que se resuelven con un final feliz. Concluye así una saga mítica, probablemente la más importante de la serie, en la que se definen nuevos pilares y elementos a los que se hará referencia en futuros álbumes (como la espada sol o la corona de Ogotai...).


La Boca del Sol - el lugar en el que Thorgal, Aaricia, Arghun y Variay son
condenados a morir (Entre tierra y luz, 1988)

  En mayo de 1989 apareció un nuevo álbum de la serie que llevó por título el nombre de la esposa de Thorgal: Aaricia. Se trata de un álbum independiente dedicado al personaje que nos permite conocer su infancia y juventud, así como su vínculo con Thorgal desde su nacimiento. Piezas de un puzzle que no deja de crecer. El nombre de personaje, dicho sea de paso, fue tomado por Van Hamme de las novelas de Largo Winch. El álbum consta de cuatro aventuras cortas independientes que se habían publicado previamente en la revista Super Tintin: La montaña de Odín (X/1984), Holmganga (X/1985), Las lágrimas de Tjahzi (IX/1987) y Primeras nieves (XII/1987). En la primera historia Aaricia aparece perdida, por las montañas, buscando amargamente a su madre, ya fallecida. Sus seres queridos le han dicho que se encuentra en la montaña de Odín, por lo que la pequeña ha salido en su busca. Pasa la noche bajo un árbol y, a la mañana siguiente, tiene un encuentro con unos elfos de las florestas, protectores del bosque. En la mitología germana eran unos seres vengativos y traiicioneros, que engañaban y confundían a sus víctimas con sus mentiras. Convencerá a Aaricia para llevársela consigo hasta la falda de la montaña sagrada del dios Odín, donde tiene lugar un mágico reencuentro entre Aaricia y su madre. La pequeña es finalmente rescatada por Thorgal de terminar perdida en la montaña. Las vidas de ambos estuvieron unidas desde que eran muy jóvenes, como nos explica este episodio.


Encuentro entre Aaricia y los elfos de las florestas en La montaña de Odín (Aaricia, 1989)

En Holmganga descubrimos la faceta de escaldo (bardo) en Thorgal. Gandalf, padre de Aaricia le asigna dicho rol para privarle del entrenamiento de guerrero y marino que siguen el resto de muchachos, obligado a vivir apartado en el poblado, en una pequeña cabaña. Aaricia le visita a menudo, y en uno de dichos encuentros, tiene lugar un enfrentamiento entre el hermano de esta, Bjorn, y Thorgal. Un encuentro que se saldará con un Holmganga, un combate entre vikingos, que estará amañado desde el principio por el propio Gandalf, y que tendrá un interesante desenlace.


Inolvidable combate entre Bjorn y Thorgal en Holmganga (Aaricia, 1989)

 Primeras nieves, nos hace testigos de un ritual escandinavo en Northland en el que el gran jefe de los vikingos del norte, Leif Haraldson, zarpa en su barco, en llamas, yaciendo en su lecho, espada en mano, mientras "contempla" el cielo estrellado que se alza sobre sus ojos en su viaje hacia el Valhalla del gran Odín al son del desgarrador bramido de los cuernos de bronce. Un ritual algo inexacto, alimentado por los escritores medievales que desconocían el rito original. Tras la muerte del líder vikingo, este será reemplazado por Gandalf, padre de Aaricia, lo cuál supondrá un serio peligro para Thorgal, que decide abandonar la aldea para evitar ser víctima de los deseos de Gandalf. Pero Aaricia y el cariño que esta le tiene evitará su marcha.


Ritual vikingo durante los primeros compases de Primeras Nieves (Aaricia, 1989)


 Finalmente, en Las lágrimas de Tjahzi, Aaricia y su amiga Solveig en encuentran por la playa, hablando en secreto sobre un par de hermosas perlas que pertencen a Aaricia desde que nació. La escena es interrumpida tras la llegada de un barco, muy cerca de la playa, al que Aaricia acude rauda para ayudar a un muchacho que parece ciego. Se trata de Vigrid, un Dios ciego, inmortal, procedente de Asgard, que viaja en su barco por Midgard intentando realizar grandes hazañas y ahora busca la puerta del horizonte, que le permita regresasr a su hogar. La leyenda dice que dicha puerta se encuentra en el lugar donde donde mar y cielo convergen, o en el bifrost, esto es, el arcoiris, que formaría un puente entre el reino de Odín y la tierra del medio y Aaricia le ayudará a encontrarlo. Destacan las preciosas cenefas que envuelven las viñetas de las dos primeras páginas de la historia.


Cenefa que decora las dos primeras páginas de Las lágrimas de Tjahzi (Aaricia, 1989)


  El decimoquinto álbum, El señor de las montañas, fue también un álbum independiente de la serie y posiblemente el mejor relato independiente de Thorgal realizado por el tándem Rosinski-Van Hamme. Se publicado en álbum en octubre de 1989, el mismo año en que cayó el muro de Berlín y en el que Rosinski se instaló en las montañas suizas. Es bastante probable que su nuevo entorno de trabajo le inspirase a la hora de dibujar este nuevo álbum. Será este un álbum transgresor, que rompe por completo los esquemas del lector, jugando con los viajes en el tiempo en un ciclo que parece no tener principio ni final. Aunque los autores ya habían tocado esta tecla en historias anteriores como Los tres ancianos del país de Arán y La corona del Ogotai, en esta ocasión el álbum utiliza el recurso a lo largo de toda la aventura, y Van Hamme lo cierra de manera magistral. El argumento gira en torno a anillo mágico con forma de serpiente que se muerde la cola, que parece crear una suerte de vórtice espacio-temporal que lleva a los protagonistas de la aventura en una serie de idas y venidas en el tiempo, siempre en las inmediaciones del lugar. Este no es otro que un redil bastante ruinoso al que Thorgal y su montura llegan poco después de salvar la vida, por los pelos, en una avalancha provocada por el estruendoso sonido emitido por el cuerno que hace sonar una misteriosa dama cubierta con una capa roja. En la aventura los autores juegan con solo cuatro, en realidad tres, personajes: Torric, un joven de aspecto inocente al que Thorgal encuentra en la cabaña, y al que cura la herida de dos dedos amputados por los lobos, Saxegaard, anciano señor de las montañas, jefe de una banda de saqueadores que asola toda la región y que ha levantado una fortaleza desde donde los dirige, la joven Vlana, a quien Torric y Thorgal conocen poco después, tras su primer viaje espacio-temporal en el vórtice, y el propio Thorgal. La muchacha resulta ser huérfana. Sus padres fueron asesinados en las costas de Britania por un grupo de vikingos que convirtieron a su abuelo en esclavo del jefe de estos: Harald Ivarsson, padre de Leif Haraldson, a quien Thorgal conoce bien, pues no es otro que su padre adoptivo, ya fallecido muchos años antes. El relato de Vlana descoloca por completo a Thorgal, ya que acontece en un momento en el tiempo ubicado muchos años atrás. El abuelo de Vlana, tras salvar a Leif de una fiebre mortal, recuperó su libertad y levantó la cabaña en la que ella vive, donde se ubica el vórtice. La historia posee continuos giros inesperados que llevan a Thorgal, Torric y Vlana en diversos viajes en el tiempo, cargados de paradojas espacio-temporales que desconciertan al lector. Entre las que se encuentra una muy particular, que será el pilar sobre el que que Van Hamme se apoye para desarrollar la aventura y para cerrarla de manera impecable.


Saxegaard y el ataque a Torric (él mismo) y Vlana junto a la cabaña
(El señor de las montañas, 1989)

 El 22 de mayo de 1990 se publica Loba, en las páginas del semanario belga Hello Bédé, que había sustituido a la extinta Tintin desde septiembre de 1989. La nueva revista terminó desapareciendo en junio de 1993. El álbum tiene su importancia, ya que explica el nacimiento de Loba, la hija de Thorgal y Aaricia, y hermana de Jolan. El álbum comienza con el viaje de Thorgal, Aaricia, Jolan y su perro Muff en un drakkar conducido por el viejo Einar. Cerca de la costa, la familia se cruza con varios drakkar de Wor el magnífico, jefe de un clan del gran fiordo del sur e instalado cerca de las tierras donde habita Thorgal. El tirano solilcita a Thorgal su drakkar en pos de un ataque pirata a un rico castillo sajón, ubicado en las costas de Northumbria.  Thorgal le planta cara, priorizando el estado de salud de su mujer ante inminente nacimiento de su hija, por lo que la familia es abandonada en las costas, territorio de los vikingos del norte (sufriendo el pobre Einar la desgracia de ser colgado a manos de los hombres de Wor como venganza a la humillación que Thorgal le hizo pasar al líder vikingo). Desgraciadamente, se cruzan con Votiak y los suyos, hombres de Wor el magnífico, que intentarán acabar con su vida y la del pequeño Jolan durante la ausencia de Jolan. Ambos consiguen escapar, aunque Muff es herido mientras defendía a madre y pequeño del ataque de Votiak y dos de sus hombres. Aaricia pide a Jolan que busque a Thorgal y que le prevenga del peligro, mientras ella busca en soledad un lugar donde poder dar a luz a su hija. Mientras, Thorgal, se reencuentra con antiguos conocidos: Heirulf, el pensador o filósofo de la aldea, y Solveig, antigua amiga de infancia de Aaricia. Ambos le explican cómo ha cambiado la situación en la aldea tras la llegada de Wor. Tras la muerte de Gandalf, Wor se había apropiado de los bienes de Leif Haraldson, los herederos directos de Gandalf son Aaricia y su hijo Jolan, lo que motiva el interés de Wor en acabar con su vida, para justificar su anticipado apoderamiento de las riquezas de Gandalf: tierras, joyas, oro, ganado... Van Hamme cierra de nuevo con elegancia el nudo gordiano en el que confluyen el parto de Aaricia y el épico combate final entre Thorgal y Wor, en lo alto de una montaña nevada. Este álbum, junto al anterior, y el siguiente (La guardiana de las llaves) se situa entre la saga del país de Qâ y la saga de Shaïgan, explicando el regreso de Thorgal a su tierra natal. 


Encuentro entre Thorgal y Wor el magnífico (Loba, 1990)

 En febrero de 1991 comenzó a publicarse La guardiana de las llaves, decimoséptimo álbum de la serie. Lo hizo inicialmente en el semanario Hello Bédé. Pocos meses después lo haría también en formato álbum. En la aventura reaparecen viejos enemigos de Thorgal: Volsung de Nichor, al que conocimos en Los tres ancianos del país de Arán, y la serpiente Nidhogg, que apareció en El niño de las estrellas, además de otros personajes como el enano Tjahzi o la enigmática guardiana de las llaves. Nidhogg, esta vez encarnada en la forma de una hermosa mujer, ofrece a Volsung libertad y riquezas si le trae a cambio el cinturón de la guardiana de las llaves, encargada de mantener la armonía entre los mundos. El cinturón permitiría, pues, abrir y cerrar pasajes entre unas y otras dimensiones. Para ello, Volsung habrá de hacerse con la llave del segundo mundo, en manos de Thorgal. Para asegurarse el éxito de su maquiavélico plan, Nidhogg confiere a Volsung la apariencia física de Thorgal, lo que le permitirá cometer todo tipo de actos viles haciéndose pasar por el protagonista de la serie. Algo que marcará su destino, y el de su familia, para siempre. Un importante punto de inflexión en la serie, como veremos en los siguientes álbumes. Será esta la segunda vez que veamos morir a Thorgal, resucitado esta vez por la guardiana de las llaves.


La guardiana de las llaves, presa de Nidhogg (La guardiana de las llaves, 1991)

  Se abre entonces un nuevo arco argumental: la saga de Shaïgan el despiadado, integrada por los  seis álbumes siguientes: La espada-sol, La fortaleza invisible, La marca de los desterrados, La corona de Ogotai, Gigantes y La jaula. El primero de ellos, La espada-sol, apareció por primera vez en el semanario Hello Bédé en enero de 1992. El álbum viene marcado por el final del anterior:álbum con un Thorgal errante, tras abandonar a su familia (Aaricia, Jolan y la pequeña Loba) intentando mantenerles alejados de la maldición que le persigue. No tardará en ser traicionado por un aldeano, el padre de un muchacho llamado Shenko, que lo vende como esclavo a las órdenes del tirano del lugar, un tal Orgoff el invencible, un tirano con delirios de grandeza. Por otro lado, Van Hamme se saca de la manga un comodín que siempre funciona: Kriss de Valnor, todo un icono de la serie y contrapunto perfecto a lo largo de la misma. La ladrona es ahora líder de un grupo de bandidos que planta cara a Orgoff, que tiene en su haber la espada-sol, que Kriss se trajo del país de Qâ y este le arrebató. Valnor utilizará a Thorgal para conseguir recuperar la espada-sol, aunque esta carece de valor, ya que ha perdido toda su energía.


Portadas de la revista belga Hello Bédé que incluyeron aventuras de esta etapa
(Loba y La espada-sol, Hello Bédé nºs  21 y 4 V/1990 y I/1992)
 

 Continúa en La fortaleza invisible, publicado directamente en álbum en noviembre de 1993. Thorgal y Kriss deciden continuar viajando juntos. Durante un baño de Kriss esta es atacada por Voriaz y su hermano, una pareja de nativos que intentaba secuestrarla. Y aunque Thorgal le salva la vida, finalmente este decide separarse de ella tras una discusión en la que esta le propone olvidarse de Aaricia y vivir junto a ella para siempre. Kriss no encaja el rechazo de Thorgal y dispara una flecha a su caballo, obligándole a continuar errando a pie. En su camino, durante una noche, se encuentra con una anciana que dice llamarse Alayin, a quien invita a cenar junto a él. Esta le cuenta un relato de los dioses y las valkirias, en concreto sobre una llamada Taïmir, que habita en la fortaleza invisible, defendida por una multitud de sortilegios y demonios. Alayin explica a Thorgal que podría eludir la maldición que le persigue si borra su nombre de una piedra de granito que se guarda en dicha fortaleza.Tras un nuevo enfrentamiento con los nativos y un nuevo reencuentro con Kriss,  ambos consiguen dar con la fortaleza invisible y penetrar en ella, en la que se encuentran con algunos de los más directos enemigos de Thorgal: Gandalf el loco, Volsung de Nichor, Slive, Saxegaard, Leiarl Ewing y Schardar el poderoso, sentados en una mesa, en la entrada, cual jueces presenciando un espectáculo, que no es otro que el combate entre el héroe y la serpiente Nidhogg, con el perverso enano Jadawin sobre ella, animándola. Pero Thorgal no tendrá mucho problema para liquidarlos a ambos. En su camino por la fortaleza, junto a Kriss, consigue borrar su nombre, escrito en lengua sagrada, de la piedra. Esta damnatio memoriae traerá consecuencias, ya que se borrarán todos los recuerdos de Thorgal, heredando un nuevo destino que pondrá en bandeja a Kriss la posibilidad de llevarle a su terreno. Esta le hace creer que su verdadero nombre es Shaïgan el  despiadado y que ella es su esposa. Un álbum, en definitiva, que añade nuevos interrogantes a la serie y deja en suspense a los lectores durante más de un año, además de mostrarnos el primer beso entre Kriss y Thorgal. Es, además, el primer álbum coloreado por Grazyna Foltyn-Kasprzaj, más conocida con el seudónimo artístico de "Graza". Nacida en Polonia, se instaló posteriormente en Bélgica y se encargó de colorear todos los álbumes de la serie desde entonces (decimonoveno álbum) hasta el vigésimoctavo inclusive (Kriss de Valnor). A partir de entonces, en El sacrificio, Rosinski volverá a hacerse cargo del coloreado. La llegada de Graza permitirá a Rosinski hacerse cargo, en paralelo, de la serie La balada de las balas perdidas, junto al guionista belga Jean Dufaux.
 

Encuentro de Thorgal y Kriss con Nidhogg y Jadawin en la entrada de a fortaleza invisible
(La fortaleza invisible, IX/1993)
 
    El vigésimo álbum, La marca de los desterrados, se publicó directamente en álbum en enero de 1995. En el álbum encontramos a Shaïgan (Thorgal) y a Kriss convertidos en piratas, atacando navíos y amasando tesoros y riquezas. Mientras Aaricia, Jolan y Loba, que ya ha crecido, siguen aún junto al pueblo de los vikingos del norte. Han pasado ya tres años desde que Thorgal abandonó a su familia, y entonces se produce un fatídico evento para Aaricia y sus hijos: Erik, uno de los supervivientes de un drakkar de la aldea, destruido por Shaïgan, revela a los vikingos que el famoso pirata no es otro que Thorgal, y que va acompañado de una hermosa mujer de cabellos negros, que Jolan deduce que es Kriss de Valnor. Aaricia y sus hijos son juzgados por un consejo de vikingos en relación a los crímenes de Thorgal y son desterrados de la aldea, el peor castigo en el mundo vikingo. Ella quedará marcada en la cara a fuego con la marca de los desterrados. En su camino al destierro, Aaricia y Loba son capturadas por por Kriss de Valnor. Pero Jolan logra escapar, y se hace amigo de otros dos niños Svear (suecos), también desterrados: los hermanos Darek y Lehla.  Junto a Darek, Jolan, acompañado de su inseparable Muff, se internarán en la fortaleza de piedra donde sospechan que Kriss puede haberse llevado a Aaricia y Loba. El fortín está gobernado por un hombre sin escrúpulos al que llaman "el bizantino", donde mantiene capturados a muchos hombres, entre ellos, algunos miembros del pueblo de Jolan. Este y Darek lograrán liberarlos a todos y capturar al bizantino, pero desgraciadamente Kriss de Valnor huye en un barco, llevándose con ella a Aaricia y a Loba. Gunnar, uno de los hombres liberados por Jolan, le regala en agradecimiento una piedra solar, el bien más preciado por los vikingos: un cristal de calcita propio de Escandinavia que permite orientarse lejos de la costa. El joven aún tendrá que sufrir otro inesperado incidente huyendo de Arkades, mano derecha del bizantino. Junto a Darek y Lehla, partirán en un drakkar tras la pista de Aaricia y Loba, secuestradas por Kriss. Se trata de un álbum en el que Thorgal brilla por su ausencia, pero del que el lector está al corriente gracias a las pistas que Van Hamme va dejando, como miguitas de pan, a través de los comentarios que unos y otros hacen del protagonista, confirmando su amnesia y su nueva fiilosofía de vida, abrazando la piratería.


Momento en el que Aaricia, Jolan y Loba son increpados por los miembros de la aldea, tras
conocer las actividades de Thorgal, reconvertido en pirata (La marca de los desterrados, I/1995)

 La saga continua con La corona de Ogotai, un álbum que marca el comienzo de una nueva etapa en la serie. Publicado en noviembre deb, redunda de nuevo en el recurso de los viajes en el tiempo que ya conocimos en El señor de las montañas. La aventura comienza con un complot contra Thorgal (Shaïgan) liderado por Varrak. En un combate entre ambos, Thorgal es apuñalado por la espalda por uno de los compañeros de Varrak. Kriss, en cambio, se suicida, clavándose un puñal y arrojándose al vacío por una ventana. El lector es testigo, pues, de la segunda muerte de Thorgal. Mientras tanto, un naufragio separa a Jolan de sus amigos. Al recobrar el conocimiento, se encuentra sano y salvo en la isla donde creció. Allí se encuentra a un hombre desconocido, vestido de blanco, que dice llamarse Jaax, el guardián, y venir del futuro, de un momento 30.000 años después del que se encuentran ellos. Jaax muestra a Jolan las tumbas de sus amigos, fallecidos durante el temporal, a los que ha enterrado junto a la cabaña donde se hallan. Depués revela a Jolan su verdadera misión: intentar que este le ayude a reparar el error que cometieron sus antepasados, evitando que los xinjins encuentren la corona de Ogotaï, un casco de energía capaz de amplificar considerablemente el poder del pensamiento. Para ello Jaax conduce a Jolan hasta el país de Qâ a través de una suerte de espada espacio-temporal en un instante en el tiempo treinta años después desde el momento en el que Jolan abandonó el lugar tiempo atrás. Sus amigos Arghun o Variay, desgraciadamente, ya están muertos y el pueblo Xinjin, liderado porTlalac, adora ahora a Hurukan, que no es otro que Jolan. Este y Jaax viajan de nuevo en el tiempo hasta el momento en el que Kriss de Valnor huía con el carro lleno de oro. Al anochecer, el Jolan del pasado arrojó la corona del Ogotai al río, corona que años después encontrarían los xinjins, así que Jaax y el Jolan del futuro esperan al amanecer y recuperan la corona del fondo del río, modificando así el espacio-tiempo, y evitando que la corona sea encontrada después. Terminada la misión, Jolan se hace con la espada espacio-temporal de Jaax y aprovecha para viajar al futuro, quince años después, y pedirse ayuda a sí mismo. El Jolan adulto viajará al pasado para salvar la vida a Thorgal y a Kriss, liberando además a Aaricia y a Loba, haciéndose pasar por un tal Darek, el svéar (sueco), trasladándolas después a la isla en la que se reencontrarán con Jolan, Darek y Lehla (esta vez salvados de una muerte segura gracias a Jolan). Finalmente, el Jolan adulto será llevado por los guardianes al futuro, 30.000 años hacia adelante en el tiempo, para evitar que este interfiera en el devenir de las cosas, además de impedir que coexistan dos Jolans en un mismo momento del tiempo, con vidas diferentes. Una paradoja espacio-temporal que los guardianes intentan evitar a toda costa. Un broche perfecto para otro álbum redondo en el que no falta de nada: el asesinato de Thorgal, el suicidio de Kriss, la muerte de Darek y Lehla, la "resurrección" de todos ellos, los viajes en el tiempo y el reencuentro de Jolan junto a su madre y hermana. No es de extrañar que el álbum recibiese en 1996 el premio Alph'Art del público, en el festival de Angulema.
 


Escena del álbum en el que Thorgal es apuñalado por la espalda (La corona del Ogotai, XI/1995)

  El clímax de la saga llega con el siguiente álbum, Gigantes, publicado en álbum en noviembre de 1996. El álbum retoma la mitología nórdica como leit motiv. La aventura comienza en un punto en el que Thorgal sigue completamente amnésico, casado con Kriss de Valnor, dueño y señor de una banda de piratas, bajo la identidad de Shaïgan el despiadado. Uno de sus prisioneros, Galathorn, de Brek Zarith, reconoce a Thorgal y le revela su verdadera identidad, haciéndole ver que en realidad ha perdido la memoria. El héroe decidirá escapar de la influencia de Kriss, reclamando a los dioses una oportunidad para poder recuperar sus recuerdos. La diosa Frigg, esposa de Odín, le pone a prueba con una peligrosa misión: habrá de introducirse en el Jötunheim, el país de los gigantes, para recuperar el aro de Draupnir (brazalete de Odín). Thorgal, tras diversas dificultades, consigue volver a reescribir su nombre en la piedra de granito de la fortaleza invisible, recuperando por fin sus recuerdos y acompaña a Galathorn a su fortaleza de Brek Zarith. Destacar la reaparición de diversos personajes ya conocidos, como Galathorn o Frigg, pero también el gigante Hjalmgunnar (El hijo de las estrellas),


El ragnarö: combate entre dioses y gigantes - Plancha original nº 20 
(Gigantes, XI/1996)

  La saga se cierra con La jaula, un álbum cargado de suspense que se publicó originalmente en noviembre de 1997. Thorgal se refugia en la fortaleza de Brek Zarith, donde charla con la princesa Syrane, hermana de Galathorn, quien suspira por el amor no correspondido de Thorgal. Este se hace a la mar, intentando regresar a la isla en la que se encuentra su familia. En su periplo, su barca se cruza con la de Aaricia y Jolan, que viajan a entrevistarse con el pirata Sardaz el Despellejado. para intentar proponerle un asalto a la fortaleza de Shaïgan, algo que el infame no acepta. Mientras, Thorgal llega a la isla por fin, pero solo encuentra allí Loba y sus amigos, además de Muff, que no le reconocen, por lo que le encierran en una jaula de madera a la espera del regreso de Aaricia y Jolan. Pero Sardaz no ha aceptado el trato con Aaricia e intenta aprovecharse de esta, lo que forzará la intervención de Jolan, a quien volveremos ver haciendo uso de sus misteriosos poderes. Juntos, madre e hijo regresan a la isla, reencontrándose con Thorgal, pero Aaricia tardará en perdonarle su traición. Poco después, los piratas de Sargaz consiguen llegar a la isla y capturan a Aaricia y a los niños, excepto a Loba, que escapará junto a Muff hasta reencontrarse con su padre. La situación será perfecta para que Thorgal pueda por fin rescatar al grupo y redimirse de todos sus pecados, recupereando por fin el cariño de Aaricia.
 


Primera viñeta de La Jaula - Fortaleza de Brek Zarith (La jaula, XI/1997)

  Los siguientes tres álbumes, Aracnéa, La peste azul y El reino bajo la arena, son álbumes de transición que podrían considerarse como un nuevo ciclo o saga en la serie, a modo de trilogía, que estaría dedicada a Los viajes de Thorgal. El primer álbum, Aracnéa, publicado en abril de 1999, parte de una situación idílica: Thorgal forma por fin una familia feliz junto a Aaricia y sus hijos, además de sus amigos Darek y Lehla y el perro Muff. El grupo dedice abandonar la isla buscando un lugar mejor donde poder vivir y asentarse. Durante el viaje tiene lugar una tempestad en el mar y los dos barcos en los que viajan se separan. Thorgal y Loba terminan arribando a una isla rodeada de un enorme acantilado cubierto de niebla y lleno de arañas por doquier. El destino de Loba y Thorgal vuelve a separarse, en el intento del padre de buscar una salida trepando por el acantilado. Este consigue llegar a la cima, donde establece contacto con un muchacho que le conduce hasta el nucleo urbano de la isla: Aracnópolis. Sus habitantes recuerdan por momentos a los antiguos griegos, por sus atuendos, templos y cultura. Thorgal es capturado y encerrado por estos, que lo consideran un demonio con forma de hombre, ya que más allá del acantilado los ciudadanos saben que solo existe la nada. Uno de los sacerdotes de la isla revela a Thorgal que Loba ha penetrado en el reino inferior, dominado por una araña descomunal llamada Aracnéa, que amenaza a la isla desde hace mucho tiempo. Para mantenerla tranquila, los ciudadanos ofrecen dos sacrificios anuales a la araña, que se casa con el varón sacrificado, para luego devorarlo. Thorgal es también ofrecido en sacrificio para casarse con la deidad arácnida, por lo que es arrojado a sus oscuros dominios, donde conoce a la joven Maika, supuestamente prometida con Kaleos, uno de los elegidos para casarse con Aracnéa (y ya sacrificado tiempo atrás). Pero Maika es en realidad otra araña más, de las muchas que conviven en el reino de Aracnéa, que tiende una trampa a Thorgal. Después es liberado por una anciana que le conduce hasta una urna que guarda, desde hace más de mil años, el espíritu de Elíocle, amado de la que otrora fuera Serena, y que solo puede ser liberado por un corazón puro, por lo que Thorgal, que se reencuentra en la caverna con Loba, es elegido para tan particular misión. Pero será la propia Loba la que finalmente consiga hacerse con la urna, liberando por fin a Elíocle, que se reencuentra con su amada Serena después de tanto tiempo. Se produce entonces un gran maremoto que se traga consigo el templlo de Aracnéa. Thorgal y Loba se despiertan rodeados de otros ciudadanos de Aracnópolis que les relatan lo sucedido. No muy lejos de allí, en la costa, Thorgal y Loba se reencuentran de nuevo con Aaricia el resto del grupo, que decide permanecer unos días en la paradisíaca isla para reponer fuerzas. Un álbum con un desarrollo a modo de thriller, que impide al lector poder abandonar la lectura, y en el que por fin Loba adquiere un protagonismo que será clave en el devenir de la aventura. El álbum presenta evidentes referencias al laberinto del Minotauro de la isla de Creta.


Maika se convierte en una araña, ante los ojos de Thorgal (Aracnéa, XI/1997)

 Tras derrotar a Aracnéa, Thorgal abandona Aracnópolis y prosigue su viaje junto a los suyos. Es el argumento con el que se abre La peste azul, vigesimoquinto álbum de la serie, publicado en noviembre de 1999. Se produce en dicha despedida una separación del grupo de los huérfanos Darek y Lehla motivada por el enamoramiento del primero con una joven de Arannópolis llamada Sloe. El muchacho decide quedarse en la isla, y su hermana, por la que Jolan empezaba a sentir una fuerte atracción, no iba a separarse de su hermano. En su ruta a ningún sitio, Thorgal y su familia se cruzan con una barca, aparentemente abandonada, que Jolan decide inspeccionar. Allí descubre el cadáver de un hombre que parece haber sido víctima de la peste azul. El joven es mordido entonces por una rata que había en la barca, y poco después son atacados por los myrms, una suerte de pigmeos (supuestamente caníbales). Afortunadamente son rescatados, poco después, por el príncipe Zarkaj, señor de la región y heredero del trono de Zhar. Pronto se da cuenta de que Aaricia, como Jolan, se ha contagiado de la peste azul, una enfermedad incurable que diezma la población de Zhar. La familia es segregada en el laberinto, un lugar del que es imposible escapar, donde arrojan a todos los infectados de la peste azul, cual leprosos. Allí conocen al último de los médicos del reino que queda vivo: Mandor. Les hablará de la leyenda de Armenos, un sabio extraordinario que habita en la ermita en algún lugar de la montaña de la cumbre nevada, más allá de la selva en la que habitan los myrms. Es el único médico que sería capaz de encontrar una cura para la peste azul, que salvaría la vida de todos. Thorgal tendrá que darse mucha prisa para salvar la vida de su familia. En su periplo localizará a Zajcar, hermano gemelo de Zarkaj, que vive junto a los myrms. Tras un combate entre Thorgal y Quarl, líder de los myrms, el protagonista se mete a todos en el bolsillo y consigue que Zajcar le ayude a localizar a Armenos y así salvar a su familia. Una historia con final feliz, incluyendo la reconciliación entre ambos hermanos.


Thorgal y los suyos, perseguidos por los myrms, se ocultan en el río  (La peste azul, XI/1999)

 A pesar de que la historia es muy original, entretenida y no da tregua al lector, poco después, hacia el año 2000, Van Hamme comienza a tener cierta fatiga de la serie. La muerte de Kasia, mujer de Rosinski, también le afectó, quien, además, hacía de interlocutora entre ambos, lo que aceleraría el abandono de la serie en los próximos años por parte del genial autor. Siempre ingenioso, Van Hamme estrena en la colección el recurso de la voz en off, la voz del narrador en primera persona, representado por Jolan, que relata la historia a modo de diario al comienzo del álbum. Un truco literario ya conocido, pero inédito en la serie, del que se vale el autor de forma muy inteligente y original para atrapar, una vez más, al lector. También aparece otro anacronismo introducido a propósito por los autores: un ornitóptero o máquina voladora, ideada por Leonardo Da Vinci siglos después, pero no olvidemos que el lugar y el tiempo en el que se desarrolla la serie nunca ha sido confirmado por los autores, que lo han dejado totalmente en el aire.
 


Portada de La peste azul  (XI/1999)

  La ciudad bajo la arena (noviembre de 2001) es un álbum que puede considerarse el final de la saga de los viajes de Thorgal (también conocida como la saga de El vikingo errante), o incluso como el comienzo de la saga de Bizancio, integrada por los álbumes Bárbaro, Kriss de Valnor y El sacrificio. El álbum nos traslada hasta la leyenda de la Atlántida. En su camino a Northland, Thorgal y su familia son rescatados en el desierto por dos hombres, de nombres Tiago y Chrysios, que parecen llevar consigo objetos propios de una civilización más adelantada tecnológicamente. Son llevados hasta un reino subterráneo ubicado bajo el desierto, donde son retenidos como prisioneros por dichos hombres (al mando del Sargos y Orchias), muy interesados en los poderes de Thorgal y Jolan. En el intento de salvar a los suyos, ayudado por la joven Ileniya, Thorgal desvela en este episodio nuevos misterios sobre sus orígenes y los del "pueblo de las estrellas", así como la relación que le vincula con los atlantes, cuya civilización quedó destruída tras un cataclismo 12000 años atrás, que sepultó la ciudad. Los supervivientes huyeron al espacio, en busca de nuevos planetas habitables, hasta que, tras 120 siglos, tuvieron que regresar a la Tierra, entre ellos Xargos, abuelo de Thorgal. Una aventura clave para entender aún mejor los orígenes del personaje.


Todos los recuerdos de Thorgal se funden en una viñeta a doble página
(El reino bajo la arena, 2001)

 El bárbaro abre la saga o trilogía de "El último viaje". Publicado en noviembre de 2002, nos muestra una cruda realidad para Thorgal y su familia, que han sido capturados por Jaffar, un traficante de esclavos de Poniente, una provincia del imperio romano de oriente (Bizancio), en algún lugar de Cilicia, cerca de Turquía. En las cloacas donde es encerrado junto a su familia, Ileniya y su hermano Tiago, conocen a Melas, un anciano que les habla de las cacerías humanas que se celebran cada tres meses. Se trata de una de las pruebas que los jóvenes nobles de la corte del gobernador han de superar tras alcanzar la mayoría de edad. Consiste en perseguir y matar a los supuestos fugitivos para evaluar su habilidad con el arco y acostumbrarlos a matar sin vacilación. Thorgal participará en una de esas cacerías, donde es perseguido y consigue salir con vida, lo que le vale el perdón y la posibilidad de seguir con vida junto a su familia y amigos. Poco después habrá de participar, junto a Heraclio, hijo del gobernador, en un torneo organizado cada cinco años por el imperio en la isla de Sirenia y ante la presencia del príncipe heredero. En el torneo se tocan muchas disciplinas: carreras de carros (bigas), lucha cuerpo a cuerpo, combate con espada y tiro con arco. Los dos atletas victoriosos de cada disciplina, son puestos al servicio del emperador. Thorgal y Heraclio consiguen llegar victoriosos a la última fase del torneo, pero Thorgal muere por los efectos del vino ingerido poco antes del torneo, y envenenado por Heraclio. Ileniya se cobrará su venganza asaeteando por la espalda a Heraclio, quien había dado la orden de asesinar a su hermano Tiago (en un intento de este de evitar los treinta latigazos que Heraclio había aplicado como castigo sobre Ileniya). El álbum concluye aquí con la tercera muerte de Thorgal, cuyo desenlace tendrá que esperar hasta la publicación del siguiente álbum. En cuanto a Ileniya, saltará al vacío en un acantilado para salir con vida de una muerte segura ante los romanos, pero el autor nos hace ver que no tardará en reunirse junto a su hermano Tiago.


Thorgal dispone solo de seis flechas para liberar a Tiago, en otro alarde de brutalidad
humana por parte de Heráclio, hijo del gobernador (El bárbaro, XI/2002)


  Los lectores tuvieron que esperar nada menos que dos años, hasta ocrubre de 2004, para ver el desenlace de la saga en un álbum que será clave, y en el que reaparece la villana por excelencia: Kriss de Valnor, que da nombre al álbum. Para satisfacción de todos, descubriremos que Thorgal había logrado vomitar el vino envenenado, y nos encontramos vacío el lugar donde quedó abandonado el corpore insepulto de Thorgal. Una escena que recuerda por momentos al cristianismo, con ese guiño a los dos soldados romanos que no encuentran el cuerpo, y en un escenario no muy lejano al de la vida de Cristo (mediterráneo oriental). A pesar de todo, Thorgal queda en un segundo plano a lo largo de toda la aventura, que no es más que un vis a vis entre Aaricia y Kriss, cuyas vidas vuelven a juntarse por puro azar en unas minas de plata del imperio. Las féminas habrán de aliarse por una vez para salir con vida y recuperar su libertad. El reencuentro de todos, Thorgal incluido, tiene lugar en Ravinum, última plaza del imperio romano en su linde oriental, antes de entrar en territorio bárbaro, aunque la alegría durará poco. En el álbum conoceremos, por cierto,  al pequeño Aniel, hijo de Thorgal y Kriss, concebido por esta en la etapa amnésica de Thorgal (Shaïgan). Se nota la buena documentación del dibujante en los escenarios y vestimentas. Incluso el puerto, los baños romanos, con su caldarium (con escenas nudistas de Aaricia y Kriss) o la domus del médico local en Ravinum (donde no falta ni el impluvium) dan muestras de una buena labor de estudio previa por parte de Rosinski.

Sup: Domus romana de Pompeya. Inf: El médico local de Ravinum, encargado  de la salud de
  Thorgal, da de comer a unas tórtolas en el impluvium de su domus  Kriss de Valnor , X/2004)


Influencias:

  El nombre del rey vikingo (Gandalf) y los anillos de poder que recupera Thorgal, muestran una clara influencia de Tolkien en el imaginario de Van Hamme. Aparecerán muchas más a lo largo de la serie, como los enanos en El metal que no existía o los nombres de algunos personajes que irán apareciendo (Galathorn, Ivaldir, Jadawin...), que recuerdan a los del universo de Tolkien. También encontramos otros paralelismos con la mitología griega: Thorgal parece emular a Sísifo, condenado en un eterno destino cíclico, en su eterna búsqueda de la paz de su familia y de su pueblo, fracasando siempre en su intento por encontrarla. Recuerda igualmente a Ulises, atrayendo la ira de los Dioses como un imán, sometido a continuos peligros, pruebas, trampas y retos a los que tendrá que plantar cara. La historia de Aracnéa, como se ha comentado, parece claramente inspirada en el mito del Minotauro en la isla de Creta, y El reino bajo la arena no dejja de ser una suerte de Atlántida, en concreto, la que Pierre Benoit describió en la novela del mismo nombre en 1919 (y con muchas similitudes con la  Odisea 2001 de Stanley Kubrik).

  Existen más influencias, por ejemplo de Harold Foster: la escena nocturna del tercer álbum de la serie (Los tres ancianos del país de Arán) guarda también muchos paralelismos con otra de Príncipe Valiente. Las tramas de algunos álbumes beben de un tema recurrente en la ciencia ficción: los viajes en el tiempo, influidos en los estudios pseudo-científicos de Erich Von Däniken. Algunos pasajes del álbum Alinoé recuerdan por momentos a la novela Los ladrones de cuerpos, de Jack Finney. En El país de Qâ existen ciertos paralelismos con la realidad: Ogotai aprovecha su condición como ciudadano de una civilización más avanzada ante los xinjins, de la misma forma que en su día lo hicieran Pizarro o Cortés a su llegada a las indias. El propio Van Hamme reconoció haberse inspirado en la campaña de Cortés contra los aztecas en 1521. No olvidemos que en sus primeros contactos con los indígenas, los españoles también fueron tratados como verdaderos dioses.

Autores:

  El tándem Rosinski / Van Hamme estuvo detrás de los primeros veintinueve álbumes de la colección. A partir del trigésimo los guiones pasaron a manos de Yves Sente durante las cinco aventuras siguientes.  Xavier Dorison se encargó de guionizar el trigésimo quinto y Yann los dos siguientes publicados hasta la fecha (2021). Rosinski, por su parte, ilustró los primeros treinta y seis álbumes, siendo Fred Vignaux quien tome las riendas a lo largo de la nueva trilogía publicada a partir de entonces.

Publicaciones en España:

En castellano se ha publicado de manera regular en álbumes de tapa blanda y en cartoné. Thorgal debutó en 1979, en el nº 12 de la revista Bumerang (publicada por la editorial Nueva Frontera), que había visto la luz solo un año antes. En dicha revista se publicó entera La maga traicionada, aunque llevó un título diferente: Los anillos de Freyr. Más tarde aparecieron La isla de los mares helados y la corta Casi el paraíso.  Entonces se interrumpió la publicación, que fue retomada por otra editorial del mismo propietario (el italiano Roberto Rocca), Distrinovel, que publicó los álbumes Los tres ancianos del país de Arán, La galera negra y Más allá de las sombras entre 1981 y 1983. Desafortunadamente la colección se interrumpió en el mejor momento y no aparecieron más historietas hasta 1986, año en que Ediciones Zinco publica cuatro álbumes casi a la vez: La caída de Brek Zarith, El hijo de las estrellas, Alinoé y Los arqueros, pero las ventas no tuvieron el éxito esperado y hubo que esperar cuatro años más hasta que Norma publicase por fin una colección en condiciones. En 1990 apareció El País Qa, en la colección Pandora. Posteriormente la misma editorial recopiló toda la serie en una colección de álbumes encuadernados en cartoné titulada Thorgal, llegando a publicar puntualmente algún álbum de las series derivadas Kriss de Valnor, Loba y La juventud de Thorgal. En 2019 publicó de nuevo toda la colección en nueve volúmenes integrales que recogían todas las aventuras dibujadas por Rosinski y, por supuesto, todas las guionizadas por Van Hamme, que fueron menos álbumes. Ese mismo año también Salvat publicó la colección integral de Thorgal, pero en álbumes independientes, incluyendo algunos de las series paralelas.
 


Publicidad de Salvat, promocionando el integral de Thorgal (2019)


Curiosidades:

  En el primer trimestre de 1985 se publicó en un número de la revista Super Tintin dedicado a "Superestrellas" la historieta La pareja del año,  protagonizada por Thorgal y Aaricia en el mundo moderno. La aventura comienza con la proyección de una película en mitad de un cine. Se trata de una película sobre Thorgal y Aaricia. Al finalizar el film, se encienden las luces y descubrimos que la propia pareja son, en realidad unos actores de éxito, que son aclamados entre vítores y aplausos, celebrándose una fiesta poco después. Se trata, en realidad, de una autocrítica realizada por los propios personajes y en la que los autores aprovechan para reclamar a los editores una merecida subida salarial. Hemos traducido y maquetado dichas páginas para solaz y deleite de los aficionados a la serie. Es necesario pulsar sobre cada imagen para descargar la versión a tamaño completo.


La pareja del año (Super Tintin especial Superestrellas, 1985)


Árbol de personajes:

  La siguiente ilustración muestra una relación de los personajes más destacados de la serie (al menos todos aquellos cuyo nombre es mencionado). Además del árbol genealógico de los personajes más importantes, vikingos, hemos incluido personajes de otras culturas y mundos (Asgard, Segundo mundo, país de Qa...). La versión, aún sin acabar, irá incorporando los personajes de los últimos álbumes con el tiempo.


Árbol de personajes de la serie (Alfredo Sánchez Esteban, 2021)


Similitudes geográficas:

  Se ha especulado mucho sobre las localizaciones reales que habría podido visitar Thorgal, incluso sabiendo que Van Hamme nunca dijo que el mundo de Thorgal fuera el mismo que el nuestro. El siguiente mapa, extraído de este enlace, y traducido al castellano, muestra las posibiles rutas seguidas por Thorgal en cada uno de los álbumes de la serie.


Los viajes de Thorgal - Posibles rutas seguidas por Thorgal en el mundo real

 

Autor:

- Alfredo Sánchez Esteban


Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Thorgal
https://www.2dgalleries.com/articles/interview-de-grzegorz-rosinski-55
https://www.tebeosfera.com/1/Obra/Tebeo/Norma/Thorgal.htm
https://fr.wikipedia.org/wiki/Les_Trois_Vieillards_du_pays_d%27Aran
https://www.tboenclase.com/thorgal-una-obra-maestra-del-comic-europeo/
https://www.zonanegativa.com/thorgal-integral-01/
https://scrooge-mcduck.fandom.com/wiki/Greg
http://efelle.canalblog.com/archives/2015/04/22/31932505.html
http://feanor-journal.blogspot.com/2012/08/thorgal-les-trois-vieillards-du-pays.html
https://www.scifi-universe.com/critiques/6793/la-chute-de-brek-zarith
https://www.tebeosfera.com/documentos/thorgal_un_heroe_diferente_2.html
https://www.cinebook.co.uk/thorgal-00-the-betrayed-sorceress-p-4383.html
http://amrazgz.blogspot.com/2020/02/1977-thorgal-van-hamme-y-rosinski-3.html
https://vebuka.com/print/150207222525-26ce72e711a9d3afa241f9448d059980/8_-_THORGAL_-_Alinoe
https://scans-daily.dreamwidth.org/578446.html?thread=14838414
http://www.thorgal.com/40-ans-de-mythe-la-cite-du-dieu-perdu/
https://booknode.com/thorgal_tome_13_entre_terre_et_lumiere_061637/covers#gallery-4
https://pdfcoffee.com/tome-29-le-sacrifice-pdf-free.html
http://feanor-journal.blogspot.com/2015/08/thorgal-le-maitre-des-montagnes.html
https://cualia.es/thorgal-la-maga-traicionada-1980-de-van-hamme-y-rosinski/
http://adalides.blogspot.com/2010/08/
http://www.thorgal.com/personnages/la-gardienne-des-cles/
https://www.bedetheque.com/revue-Hello-Bede__2.html
https://argoul.com/2012/03/14/thorgal-18-lepee-soleil/
http://efelle.canalblog.com/archives/2015/08/15/32489547.html
http://feanor-journal.blogspot.com/2015/08/thorgal-la-marque-des-bannis.html
https://www.eslahoradelastortas.com/thorgal-integral-5/
https://www.danielmaghen.com/fr/grzegorz-rosinski-thorgal-geants-planche-originale-n-20_p74917.htm
http://feanor-journal.blogspot.com/2015/08/thorgal-arachnea.html
https://booknode.com/thorgal_tome_25_le_mal_bleu_061730/covers#gallery-13
http://feanor-journal.blogspot.com/2015/09/thorgal-le-royaume-sous-le-sable.html
https://www.istockphoto.com/es/foto/casa-romana-de-pompeya-gm187050940-28088634

Bibliografía:


- Integrales 1-7 - Norma Editorial - Textos de Jorge García




“Cuando era niño, no había más que ruinas causadas por la guerra.
Crear algo a partir de nada, eso es lo interesante. De hecho, después de reflexionar un poco,
mei inspiré mucho en la literatura, incluso en aquella que no traía ilustraciones".


"Pienso que el verdadero milagro de la especie humana ha sido crear la vida en sociedad.
Desde una perspectiva histórica, la religión ha podido ser necesaria para estructurar
las sociedades.Pero, una vez cumplido dicho rol, la religión devino superflua.
 Para algunos siempre será necesaria. Yo no la necesito".

 Grzegorz Rosiński (entrevista con William Blanc)

página 11
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar