bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 53 + 27:
 
año 63 de la era ibañez

el visir que soñaba con ser califa


“En la gloriosa Bagdag existían unos locales en los que se
servía agua de rosa, té de China y néctar de las Indias, y uno
se podía topar con personajes extraños y maravillosos:
viajeros, faquires, Magos, derviches, genios...".

("Cambalache / Los complots del Gran Visir Iznogud",
Récord nº 64, IV/1967
)
 

  De entre todos los personajes del mundo del cómic que forman ese selecto grupo de gafes o cenizos (Gastón, Mortadelo y Filemón, Groo...), hay uno que destaca entre todos ellos por su preclara inteligencia y su capacidad para urdir planes a cual más maquiavélico, comparable hasta cierto punto al Coyote, en su eterno intento de acabar con el Correcaminos. El antihéroe del que hablamos no es otro que Iznogud, un visir de la lejana Bagdag cuyo único anhelo en esta vida no es otro que el de convertirse en califa, a costa, claro está, de ocupar el puesto del actual califa, Harún El Pussah (Harún El Daruma en la última traducción de Trilita).
 


Primera viñeta publicada de Iznogud (Record, nº 1, I/1962)

  La serie fue creada por René Goscinny y Jean Tabary en 1962, apareciendo publicada en la revista francesa Record, una revista publicada por Dargaud y la Bonne Presse, dirigida a un público joven, de 11 a 16 años. La primera historieta llevó por título "Las aventuras del califa Harún el Pussah" (Les aventures du calife Haroun El Poussah), y apareció exactamente en el primer número de la revista, publicado el quince de enero de 1962.
 


Izda: Tabary, junto a su familia, en Suecia (él en el centro - Años 30)
Dcha: Goscinny (Finales década de 1920)


Portadas revistas Record -  nº 37 (I/1965) y nº 49 (I/1966)

  La serie había nacido, en realidad, pocos meses antes, en un relato del Pequeño Nicolás, de Goscinny: "La siesta", publicado en el periódico Sud-Ouest dimanche en agosto de 1961. En él, un monitor de campamento les contaba un cuento a Nicolás y sus compañeros antes de dormirse. Empezaba así: "Érase un infame visir que quería usurpar el trono del buen califa...".


Página de  "La siesta" (Las vacaciones del Pequeño Nicolás, 1962)

    A partir de 1966, Dargaud comienza a publicar los álbumes de la serie, y solo dos años después, Iznogud se incorpora a la mítica Pilote, donde se publica de forma continuada entre 1968 y 1977. Hubo, pues, varios años, entre 1968 y 1973, en los que se publicaron historietas del visir en dos revistas simultáneamente (Record y Pilote), Iznogud llegó incluso a comentar la actualidad en formato historieta: fue en 1974, en el Journal du Dimanche. Cada semana, entre octubre de 1974 y febrero de 1977, el visir deleitó a los lectores del rotativo con temas candentes de la actualidad del momento, parodiados por Goscinny y Tabary. Estas páginas, dicho sea de paso, se recuperaron posteriormente en dos álbumes titulados: "L'Ignoble Iznogoud commente l'actualité".


Portadas álbumes "L'Ignoble Iznogud" -  nº 1 (III/1976) y nº 2 (III/1977)

  En noviembre de 1977 nos dejaba el insustituíble Goscinny, con 51 años, por un ataque al corazón, poco después de visitar a su cardiólogo. Tabary continuó la obra, siendo bastante fiel al espíritu de la serie (Bagdag, genios, hadas, planes infalibles...) aunque eliminó el corsé de las ocho páginas por episodio, habituales en las historias de René, para pasar al formato álbum de 44 o 46 páginas, en el que se sentía más cómodo, ya que le daba más libertad. Su primera historieta en solitario fue, no obstante, una historieta corta de seis páginas titulada "El cojín tragón", que, junto a otras tres historietas, sumaban cuatro. Ocho días antes de su muerte, Goscinny le había entregóado a Tabary el que sería su último guion: "Los huevos de Uros", durante una cena.  Por tanto, tenía ya las cinco historietas necesarias para cerrar el álbum ("Quiero ser califa en lugar del califa"). Este se publicó en 1978 en BD'STAR, empresa creada por Tabary.  Los cinco álbumes siguientes los publicará Glénat, y el resto, aparecerán publicados en La Séguinière, que posteriormente se convertirá en Editorial Tabary. También se publicaron historietas de la serie en la revista Pif Gadget, entre 1986 y 1992, Tras la muerte de Tabary, en 2011, su hijo Nicolas tomó el testigo y realizó tres nuevas entregas (inéditas en España). Los álbumes pasaron a ser publicados por IMAV (2012), editorial fundada por Anne Goscinny, y en la que también se publicaban las aventuras de "El pequeño Nicolás", casualmente la serie en la que empezó Iznogud. El círculo se cerraba.


"Foto de Familia" - René junto a sus amigos: Calire Bretécher y Jean Giraud (junto a él)
Detrás, de izda. a dcha.: Uderzo, Gotlib, Mézières, Fred, Cabu, Tabary. Druillet y Charlier

  ¿Y cómo es Iznogud? Físicamente es un tipo bajito, de 1,50 metros (babuchas incluidas), con barba y nariz puntiagudas, y endiabladamente malo-malísimo, a todos los niveles: insociable, despiadado, intolerable, abominable y cruel. Disfruta con el sufrimiento ajeno. Su propio nombre le describe: en lengua francesa suena de forma muy parecida a las palabras inglesas "He's no good", "No es bueno", en los múltiples significados de la expresión. Iznogud es la encarnación viviente del mal. La envidia, la codicia, la traición y la ira son algunas de las características que mejor definen su personalidad. Un hombre despreciable y sin escrúpulos, capaz de hacer cualquier cosa para llegar al poder. Dicho todo esto, hay que recordar que era la primera vez que un personaje así debutaba en una historieta, y eran conscientes del potencial y el juego que les daría Iznogud.


Ilustración de Iznogud (Tabary)


  Los autores, además, y de forma muy inteligente, supieron encontrar el perfecto equilibrio con el que bascular la "virtudes" del protagonista concibiendo como califa a un personaje que resulta ser totalmente antagónico con el primero, produciendo ese juego de la lucha entre el bien y el mal, con su obvia moraleja, que que tan bien funciona. Y es que Harún el Pussah, el califa, es, como decimos, su polo opuesto: una criatura que irradia inocencia, paciencia, torpeza y bondad (además de contar con un pueblo que le venera), y cuyas únicas ocupaciones son el buen yantar y echarse a dormir la siesta en su enorme lecho. Aunque todos en Bagdag conocen las viles intenciones del visir para derrocar al califa, este confía ciegamente en él, y es en quien pone toda su confianza. Su nombre, por cierto, es una clara referencia al califa Harún al-Rashid, inmortalizado en los cuentos de "Las mil y una noches". Juegan, en la serie, con la  palabra Poussah / Pussah, que tradicionalmente se usa en francés para designar una persona oronda, otro contraste más, esta vez físico, entre califa y visir.


Ilustración del califa Harún al-Rashid
(Cubierta de "Las mil y una noches")
 

 La influencia de los cuentos de Las mil y una noches va más allá del parecido con el nombre del califa. Cada historieta recuerda por momentos a aquellas historias del folclore árabe en el que no falta la magia, la fantasía, las alfombras voladoras, genios, faquires, hadas, zocos.... El guion de cada historieta obedece siempre a un mismo esquema: Iznogud, en su enésimo intento de ocupar el puesto del inocentón Harún El Pussah, maquina un plan aparentemente infalible, que termina fallando de forma inexorable. Al grito de "¡¡Quiero ser califa en lugar del califa!!", nuestro malvado protagonista vive encerrado en una suerte de mito de Sísifo, eternamente condenado a seguir siendo visir hasta el fin de sus días. Un humillante "calvario en vida", lo que provoca precisamente la risa del lector, y a veces también la crispación, por no poder evitar lo inevitable. Resulta chocante que una fórmula tan repetitiva no canse al público, más bien al contrario, logrando perdurar durante casi cuatro décadas.


Ilustración de Iznogud (Tabary)


  Los planes de Iznogud son siempre muy meditados (o, mejor dicho, maquinados), maquiavélicos, no siempre retorcidos. A veces simplemente intenta deshacerse del califa llevándoselo de paseo por el desierto, de crucero (eso sí, en el barco de un cenizo como Timbal el marino), o a una isla habitada por gigantes, intentando abandonarlo a su suerte. Otras veces, prueba con un sosías o doble, que pueda hacerse pasar por el verdadero califa, para deshacerse de este posteriormente. La magia y la brujería también juega un papel crucial en el desarrollo de los guiones. Iznogud se patea Bagdag, en cuyas calles y zocos no es difícil encontrar algún objeto mágico: hechizos para intercambiar la mente de dos personas, o para convertir al califa en insecto o en rana, e incluso genios o djinns que pueden aparecer en los lugares más inesperados, como unas babuchas mágicas o en mitad de un lago, muñecos vudús de tortura, hipnotizadores que someten a cualquiera a su voluntad, laberintos, puertas y armarios interdimensionales en los que encerrar al califa, objetos que dan mala suerte a quien los porta...


Dilá Lará es hipnotizado en "Ojazos" (Record nº 52, IV/1966) - Plancha original

  Sea como fuere, todos ellos terminan actuando de forma implacable sobre el propio Iznogud, que acaba convertido en objetos o criaturas a cual más pintorescos: desde un clavo, hasta un gusano. Una suerte de karma, o efecto rebote, provocado por él mismo, que vuelve a "resucitar" y a empezar de cero en cada nuevo episodio. El eterno retorno. Y es que Iznogud no se rinde. Es incansable en sus fines. Y, como dice el refrán, "El que la sigue la consigue", aunque sea solo por unas horas: la primera vez que por fin Iznogud lograba ser "califa en lugar del califa" fue en 1967, solo cinco años después de que la serie empezase su andadura. Fue en la historieta "Cambalache" ("Chassé Croissé"), en la que el visir comseguía intercambiar su cerebro con el del califa, con consecuencias inimaginables que preferimos no revelar al lector.


Iznogud es por primera vez Califa en "Cambalache" (Record nº 64, IV/1967)

 Iznogud no está solo en su misión: cuenta con la ayuda de un ayudante, su fiel mano derecha, el entrañable Dilá Lará (Dilat Laraht en la versión original / Dijah Jajah en la última traducción de Trilita, aunque, a pesar de su apodo, no es precisamente un hombre de risa floja). El nombre es también un juego de palabras: "Se dilater la rate" en francés significa algo así como partirse de risa (dilatarse el bazo, literalmente). La expresión, dicho sea de paso, fue inmortalizada en Francia en 1932 gracias a una canción de Gaston Ouvrard ("Je n'suis pas bien portant"). Dilá Lará es un hombre tranquilo, que parece aportar cierta lucidez a las ideas de Iznogud. Podría decirse que, por momentos, parece la voz de su conciencia, además de ser, a menudo, el conejillo de indias en el que "ensayar" previamente sus diabólicos planes para con el califa, y, por supuesto, el sumidero de las iras, pataletas, mofas, escarnios e insultos que salen de lo más profundo del visir en sus momentos de mayor desesperación. A pesar de todos estos oprobios, Dilá Lará siempre se mostrará fiel a su jefe y le acompañará hasta el fin del mundo si es necesario, siendo, con frecuencia, él mismo quien le salva en situaciones límite. El personaje, por cierto, tiene también el rol ocasional de hacer de interlocutor con el público, o sea, con nosotros, los lectores.
 


Iznogud, desesperado, junto a su fiel Dilá Lará

  Las historias están trufadas de juegos de palabras, no solo con los nombres de los protagonistas, como hemos visto, sino de muchos otros personajes secundarios. Los gags suelen ser especialmente divertidos en francés, siendo intraducibles, en algunas ocasiones, al castellano. Sirva de ejemplo el título del álbum "Des Astres pour Iznogud" ("Astros para Iznogud" / "De Astros y Desastres para Iznogud"), que pierde la gracia en español, debido al intraducible juego de palabras francés "Des Astres / Desastres". Como en todas las series, los dibujos irán evolucionando con el tiempo. Tabary va eliminando la delgadez y la altura del protagonista, que poco a poco va haciéndose más bajito y malvado con los años.
 


Comparando ambas portadas, puede apreciarse la evolución del personaje a lo largo de los años
 

  Iznogud es una obra que no puede faltar en nuestras bibliotecas. Goscinny, maestro de maestros historietistas, nos demuestra, una vez más, su grandísimo talento como autor, y Tabary nos transporta con su plumilla, cual alfombra voladora, a un mundo de fantasía árabe como pocos lo han hecho en el mundo del cómic.


Portada revista Record nº 59 (IX/1966)

  En España, las historietas de Iznogud se han publicado en diversos medios. Debutaron en el primer número de la revista Gran Pulgarcito (27/XII/1969), que imitaba el formato de la francesa Pilote, donde, con cada número, y de forma ininterrumpida hasta el nº 49 (XII/1969), fueron apareciendo decenas de historietas cortas del visir (habitualmente de ocho páginas, algunas con diez y hasta doce planchas). También aparecieron historietas cortas de la serie en otras revistas Bruguera, como Mortadelo (en números extraordinarios de 1972 y 1974) o en Super Pulgarcito (en números aislados entre 1970 y 1976).


Ibáñez, además de inspirarse en algunas viñetas de la serie, hizo su homenaje particular a Iznogud.
Gran Pulgarcito nº 37 (X/1969) - Mortadelo quiere ser "jefe en lugar del jefe".

  En la década siguiente también se publicaron historietas cortas del visir en el suplemento infantil El Pequeño País, y la editorial Sarpe publicó entre 1984 y 1985 diversas aventuras del personaje en la revista Fuera Borda, aunque será la editorial Grijalbo-Junior la primera que publique la serie en una colección en formato álbum. Aparecieron, así, los primeros diecinueve álbumes de la colección, entre 1977 y 1995. A partir de 2005 será Planeta De Agostini la que se haga cargo de la serie, aunque tampoco llegó a publicarla de forma integral (aparecieron veintisiete de los treinta volúmenes de la colección). En 2015, la editorial Trilita se hizo con los derechos y publicó cinco tomos que recopilaban buena parte de la obra (el último aparecido en 2017), en un intento de aproximación a una edición definitiva, que reproducía fielmente la edición francesa, que incluía completos extras sobre la serie. Ninguna de las dos ha llegado a publicar la totalidad de las obras de Iznogud, y a día de hoy es difícil confirmar que algún día logren consumar la colección (existiendo también ciertos problemas de derechos con determinadas historietas. ¡Ay, si Goscinny y Tabary levantasen la cabeza!).


Izda: "Los complots del gran visir Iznogud" (Grijalbo/Dargaud, nº 10, VI/1990)
Dcha: "El aniversario de Iznogud" (Planeta DeAgostini -  nº 3, XII/2005)


Izda: Volumen 4 de la colección de Triilita (XI/2016)
Dcha: Integral de IMAV nº 3 (VIII/2016)


Relación de historietas largas de la serie

   - El gran visir Iznogud (Le Grand Vizir Iznogoud, 1966)
   - Los complots del gran visir Iznogud (Les Complots d'Iznogoud, 1967)
   - Las vacaciones del califa (Les Vacances du calife, 1968)
   - Iznogud el infame (Iznogoud l'infâme, 1969)
   - Astros para Iznogud / Iznogud ve las estrellas /
     De astros y desastres para Iznogud (Des astres pour Iznogoud, 1969)
   - Iznogud y el ordenador mágico (Iznogoud et l'ordinateur magique, 1970)
   - Una zanahoria para Iznogud (Une carotte pour Iznogoud, 1971)
   - El día de los locos (Le Jour des fous, 1972)
   - La alfombra mágica (Le Tapis magique, 1973)
   - Iznogud el cruel (Iznogoud l'acharné, 1974)
   - La cabeza de turco de Iznogud (La Tête de turc d'Iznogoud, 1975)
   - Las pesadillas de Iznogud (Les Cauchemars d'Iznogoud, 1976)
   - El cuento de hadas de Iznogud (Le Conte de fées d'Iznogoud, 1976)
   - Quiero ser califa en lugar del califa (Je veux être calife à la place du calife, 1978)
   - La infancia de Iznogud (L'Enfance d'Iznogoud, 1981)
   - Iznogud y las mujeres (Iznogoud et les femmes, 1983)
   - Las pesadillas de Iznogud. Tomo 4 (Les Cauchemars d'Iznogoud tome 4, 1984)
   - El cómplice de Iznogud (Le complice d'Iznogoud, 1985)
   - El aniversario de Iznogud / El cumpleaños de Iznogud (L'Anniversaire d'Iznogoud, 1990)
   - ¡Iznogud, por fin califa! / ¡Califa al fin! (Iznogoud enfin calife !, 1991)
   - La trampa de la sirena (Le Piège de la sirène, 1992)
   - Las pesadillas de Iznogud. Tomo 2 (Les Cauchemars d'Iznogoud tome 2, 1994)
   - Las pesadillas de Iznogud. Tomo 3 (Les Cauchemars d'Iznogoud tome 3, 1994)
   - El retorno de Iznogud / Las ideas y venidas de Iznogud (Les Retours d'Iznogoud, 1994)
   - ¿Quién ha matado al califa? (Mais qui a tué le calife?, 1998)
   - Un monstruo simpático (Un monstre sympathique, 2000)
   - El ancestro (La Faute de l'ancêtre, 2004)
   - Las mil y una noches del califa (Les Mille et Une Nuits du Calife, 2008) (Inédito en español)
   - Iznogud, presidente (Iznogoud président, 2012) (Inédito en español)
   - De padre a hijo (De père en fils, 2015) (Inédito en español)
   - ¡Yo, califa! (Moi Califfe!, 2021) (Inédito en español)


Iznogud en el cine y la televisión


  Iznogud como muchas otras series de éxito, saltó del cómic a la pantalla, gozando de diversos proyectos tanto en el mundo de la animación, como en el del celuloide con actores de carne y hueso. El promotor del primer proyecto en la gran pantalla fue el propio Goscinny, que en la década de los setenta ya apostaba por una película con actores. Para llegar a buen puerto, se alió con su amigo Pierre Tchernia (apodado "Míster Cine"), director y buen conocedor del medio. Juntos prepararon el que sería el primer guion de esa película y que llevó por título "Oriente, tierra de contraste: Iznogud o un día de las mil y una noches. Basado en las aventuras de Haroun El Poussah". Entre sus notas para el elenco principal, René anotó a Peter Sellers, Vittorio Gassman y Alec Guiness para encarnar a Iznogud, y el mismísimo Woody Allen aparecía entre los candidatos a otro de los personajes (Zergout).


Goscinny, disfrazado de Astérix, junto a Pierre Tchernia

  En mayo de 1972, Goscinny se reunía con el productor Saul Cooper en los estudios de la Victorine, en Niza. Se preparó un presupuesto inicial que incluía a 3000 figurantes, lo que disparó el número de ceros de la primera estimación, y llevó al productor a pensar en otras localizaciones para el film (Marruecos o Túnez). Pero Goscinny, como Iznogud, no se rindió y perseveró en su meta. Un año después, recibía una carta de Cooper con un nuevo presupuesto para poder levantar un oriente fiel al del cómic. El presupuesto incluía la construcción de toda una ciudad oriental al más puro estilo "las mil y una noches", con un presupuesto que seguía siendo desmesurado. La idea era empezar a rodar en 1974, y todo esto sucedía en una época en la que Goscinny estaba inmerso en el mundo del cine, trabajando con Pierre en varias películas y creando sus propios estudios (Estudios Idefix), junto a Albert Uderzo y el editor Georges Dargaud. En solo dos años, los estudios habían creado ya dos largometrajes de éxito: "Las doce pruebas de Astérix" (1976) y "La balada de los Dalton" (1978). Incluso llegó a emitirse (el 5 de noviembre de 1977) un corto de 29 segundos con la primera adaptación de Iznogud al mundo de la animación. Fue precisamente en el telediario que transmitía la muerte del guionista, quedando, desde entonces, todos sus sueños frustrados.


Goscinny y Uderzo, en los "Studios Idefix" 


  Dos décadas después, en 1995, se realizó la primera serie de animación de Iznogud para la televisión, después de que la filial francesa del gigante de animación Saban International adquiriese los derechos para poder adaptar el cómic a la pequeña pantalla. La serie salió adelante en el formato de corproducción internacional tras cautivar a Canal + y France 2, a la británica BBC, la RTBF belga, le RTL4 holandesa, la TSR suiza... y se consigue un presupuesto de unos seis millones de euros, comparable a la serie de animación de Tintín. Una vez cerrado el presupuesto, se contactó con Bruno Bianchi, un grande del dibujo animado, que había estado detrás de la mítica serie francesa El inspector Gadget. También se contó con un implicadísimo Tabary, especialmente con los personajes, en una época en la que aún no se trabajaba con ordenadores. Gilberte, la viuda de René, también se involucró mucho en la serie, aportando consejos en el plano guionístico, a pesar de su grave enfermedad. Tras su muerte, Anne, hija del matrimonio Goscinny, tomó el testigo tras la muerte de su madre. La serie constó de 26 episodios, de 26 minutos cada uno, que empezaron a emitirse el 11 de octubre de 1995. Un gran éxito, en palabras del propio Jean Tabary.
 


Hojas de estilo del elenco principal

Ilustración de Iznogud (Tabary)

   El éxito de la serie motivó a Häim Saban a dar el salto a la gran pantalla con un film de 70 minutos ("¡Iznogud califa al fin!"), dirigido por Patrick Braoudé. El rodaje se realizó en Marruecos, cerca de las estensiones desérticas aledañas al Atlas, donde se ubicaban los estudios Casablanca, donde se levantaron la sala del trono, el harén, la cámara califal y el salón de bodas. Resulta anecdótico que el actor que encarnó al califa, Jacques Villeret, es el mismo que Goscinny había imaginado para el mismo papel. Michaël Youn fue el encargado de interpretar a Iznogud y Arnó Chevrier encarnó a Dilá Lará.

 


Poster original de la película (izda.) y carátula del DVD (en castellano)



Michaël Youn (Iznogud) y Arno Chevrier (Dilá Lará) en un fotograma del film

Autor:

- Alfredo Sánchez Esteban


Bibliografía:

- Iznogud - Trilita ediciones (dossiers de los tomos 3, 4 y 5).

Fuentes:

https://www.comics75.com/personajes/iznogud
https://fr.wikipedia.org/wiki/Iznogoud
https://www.eslahoradelastortas.com/resena-iznogud/
https://www.tebeosfera.com/sagas/iznogud_1962_goscinny_tabary.html
https://valenciaplaza.com/iznogud-visir-califa-comic-clasico-humor-absurdo
https://www.combogamer.com/21663/conociendo-a-iznogud/
https://es.wikipedia.org/wiki/Iznogud
https://sobrecomic.com/2009/11/18/origen-de-iznogud/
https://bdoubliees.com/record/annees/1966.htm
https://www.actuabd.com/IMG/jpg/unnamed-1.jpg
https://pbs.twimg.com/media/EeSY9W8XsAUsQIh.jpg
https://es.wikipedia.org/wiki/Har%C3%BAn_al-Rashid
https://fr.wikipedia.org/wiki/Haroun_El_Poussah
http://more-o.blogspot.com/2016/10/
https://govod.tv/film/iznogud-iznogoud
https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/71YAHYwABIL.jpg
https://assets.catawiki.nl/assets/2016/3/7/9/d/7/9d730ac2-e46f-11e5-866b-5aa244ff58e1.jpg
https://www.bedetheque.com/serie-146-BD-Iznogoud__3.html
https://cafans.b-cdn.net/images/Category_30186/subcat_89472/TABARYiznogoud.jpg

http://www.linternaute.fr/expression/langue-francaise/17980/dilater-la-rate/
https://www.tebeosfera.com/colecciones/iznogud_1977_junior_grijalbo-dargaud.html
http://www.imaveditions.com/livre/iznogoud/l-integrale-volume-3/79
https://www.tebeosfera.com/colecciones/pulgarcito_1969_bruguera_-gran-.html
https://www.tebeosfera.com/colecciones/iznogud_2005_planeta-deagostini.html
https://www.filmaffinity.com/es/evideos.php?movie_id=657434
https://www.bedetheque.com/BD-Iznogoud-HS1-L-ignoble-Iznogoud-commente-l-actualite-1-3844.html
https://www.bdphile.info/album/bd/10055-iznogoud-HS-l-ignoble-iznogoud-commente-l-actualite-2e-annee
https://www.galerienapoleon.com/planches-comics-bd/Iznogoud%20les%20h%20de%20main%20p1%2037,5x48002.jpg
https://www.concertsexposbypat.com/2018/02/rene-goscinny-au-dela-du-rire-musee.html
https://www.franceculture.fr/emissions/le-reveil-culturel/pierre-lambert-le-premier-reve-de-rene-goscinny-cetait-detre-walt-disney

http://www.artnet.com/WebServices/images/ll00262lldznYGFgVXECfDrCWvaHBOcV2ZC/jean-tabary-iznogoud-(collab.-w/goscinny).jpg


Página publicada en el Journal du Dimanche. Cada semana, Goscinny y Tabary
parodiaban la realidad social francesa de mediados de los años setenta

página 8
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar