bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 69 + 31:
 
año 64 de la era ibañez

los pitufos (i) - la era peyo

"A diferencia de los personajes maléficos de pequeño tamaño, que a menudo aparecen
en leyendas populares, como los gnomos y los trolls, yo quería que los míos fuesen
tranquilos y amables. Los Pitufos no son en realidad héroes. Forman una comunidad
en la que  es hermoso vivir. Cada uno trabaja por puro placer.
Practican los principios de igualdad, libertad y fraternidad".
 Peyo 


Gag extraído del álbum Historias de Pitufos (I/1972)
 
   Uno de los autores francobelgas que más éxito ha tenido en el mundo de la historieta es Pierre Culliford, aunque que la mayoría de los mortales lo conocen solo por su pseudónimo: Peyo. Y a pesar de que el dibujante realizó diversas series a lo largo de su carrera (Poussy, Benito Sansón, Pierrot y la lámpara...), hay dos que destacan sobre las demas por haber gozado de un notable éxito: Johan & Pirluit, a la que ya dedicamos un extenso artículo en el pasado, además de un repaso a la biografía del propio dibujante, y Los Pitufos, serie que precisamente nació dentro de la primera y que terminó fagocitándola, dado el inesperado éxito de las pequeñas criaturitas azules.


Peyo, en su estudio, dibujando un Pitufo (1964)

  Empecemos desde el principio...

  Peyo había empezado a trabajar con tan solo quince años. Como vimos, empezó como asistente de proyección de películas en un cine de un barrio de Bruselas. Y también como ayudante de dentista, pero gracias a Dios su carrera de un giro en parte gracias a su ingreso en la CBA (Compagnie Belge d'Actualités): un negocio que llevaba el periodista Paul Nagant. Durante la ocupación nazi se habían censurado los noticiarios y Nagant se pasó a la animación, contratando entonces a un grupo de estudiantes veinteañeros en la escuela de Bellas Artes, como Eddy Paape, Jacques Eggermont o Georges Salmon. A Peyo, con solo diecisiete años, le contrataron como colorista, y colaboró codo con codo con dos gigantes de la historieta: Franquin y Morris. En aquella época participa en un proyecto de animación titulado Le cadeau à la fée (El regalo para el hada), cuyas criaturas, con calzones y sombreros de flores, bien podrían considerarse una fuente de inspiración para Los Pitufos. El film, sin embargo, no llegó a terminarse debido al cierre de los estudios CBA, lastrados por la eclosión de los filmes norteamericanos, que llegaban de nuevo, tras el fin de la guerra, después de cinco años de censura.


Croquis para el film Le cadeau à la Fée (1945)


Primeros bocetos para Los Pitufos (Peyo, 1958)

   Tuvieron que transcurrir más de doce años desde aquellos dibujos hasta la aparición de los primeros bocetos de los Pitufos. Doce años en los que pasaron muchas cosas: sus compañeros de CBA se fueron incorporanbdo a Dupuis, él perdió el empleo, intentó engancharse al mundillo del cómic estudiando previamente Bellas Artes (que abandonaría poco después), conoció a la que sería su futura esposa (Janine Devroye - "Nine"), trabajó en una agencia de publicidad, contactó con la revista Tintin enviando unos dibujos y sufriendo el rechazo del mismísimo Hergé en un momento en el que su estilo estaba aún muy verde, colaboró con diversos periódicos y revistas (Riquet , Le Petit Monde -suplemento para niños del periódico L'Occident-, Mowgli, Seeonee...).


Peyo, de perfil, en la agencia de publicidad Colin (Bruselas, Septiembre de 1946)


Viñeta de una de las páginas de la serie Pied-Tendre ( Peyo, 1946)
 
  Y así, rterminó ecalando en el periódico La Dernière Heure, para el que decidió crear unas tiras de temática medieval, que siempre le había fascinado. Publicó otras series en los años siguientes: Captaine Coky, en 1948, de temática pirata y Poussy, en 1949, para el diario Le Soir. Ya eran palabras mayores: su éxito le permitió ganar más protagonismo y recuperar la serie medieval: Johan, le Petit Page. La vida le sonreía. De hecho, contrajo matrimonio con Nine en 1950, y el destino, que es caprichoso, quiso que un día cualquiera se cruzase con André Franquin. Sí, el padre de Spirou y al que ya conocía de su etapa en la CBA. Franquin medió con el difícil señor Dupuis para que contratase a Peyo en sus filas. Y así fue como este consiguió meter la cabeza en la editorial más potente del panorama francobelga en aquel momento (historietísticamente hablando). Debuta precisamente con su serie fetiche, Johan y Pirluit, para la que Franquin le dió unos cuantos consejos, ayudándole a depurar su estilo y pulir detalles.

Foto muy posterior (1970), pero con Peyo, Morris y Franquin juntos
(además de Uderzo, Goscinny y Roba)
 
  La serie tiene tirón y los álbumes se suceden (dedicamos un artículo a analizar cada álbum en profundidad). El noveno álbum de la serie (La flauta de seis Pitufos / La Flûte à six schtroumpfs), publicado originalmente entre los números 1047 y 1086 de la revista Spirou (8/V/1958 - 15/II/1959), es precisamente el que verá nacer a los protagonistas del artículo que nos ocupa. Una aventura que Peyo prolonga por primera vez hasta las sesenta páginas. La historia gira en torno a una extraña flauta con poderes mágicos cuya música encanta a todo aquel que la escucha, que no puede evitar bailar hasta la extenuación (quizá Peyo se inspiró en el famoso cuento que los hermanos Grimm popularizaron a partir de una leyenda germana, El flautista de Hamelín). El instrumento cae en manos de un villano llamado Matías Torchesac, que la utiliza para cometer delitos y tropelías, así que los protagonistas de la serie no tienen más remedio que viajar hasta un lugar remoto y agreste, el País Maldito, en el que habitan los Pitufos, unos seres capaces de construir una flauta similar, con la que poder plantar cara a Torchesac. Johan y Pirluit viajan hasta allí gracias a la inestimable ayuda del mago Hómnibus, ya que llegar al lugar, sin la magia, es imposible. Una vez allí son recibidos por el Gran Pitufo, quien, junto a los suyos, y trabajando durante toda la noche, logra preparar una nueva flauta mágica de seis "pitufos".
 

Los pitufos trabajan sin cesar, cantando, para preparar una flauta mágica nueva
La flauta de seis pitufos - Plancha original, página 41 (Peyo, 1958-59)

  Fisonomía de los Pitufos

  Para el aspecto de los Pitutos, Peyo se inspira en los pequeños duendes rosas con gorro de los que hablamos al comienzo del artículo, creados para el corto de animación en el que trabajó durante su etapa en la CBA. El origen del nombre tiene su enjundia, ya que surgió en una quedada con su amigo Franquin. Lo explicaba el propio Peyo en una entrevista: "En 1958, estaba de vacaciones por el mar, con Franquin y, ya en la mesa, comiendo, le pedí que me pasase algo, pero no recordaba la palabra: '¡Pásame el... Pitufo!' . Acababa de forjar un nuevo vocablo para designar una cosa, un chisme, un cachivache... Él me respondió : 'Toma, aquí tienes el pitufo. ¡Cuando termines de pitufarlo, pitúfamelo!'. Disfrutamos mucho pitufando durante los días que pasamos juntos, convirtiéndose en un gag habitual entre nosotros". En el álbum El Pitufo Financiero dos pitufos recrean este episodio real con un guiño que no deja lugar a dudas. Y en El Libro que lo dice todo se interesan por saber el origen del término pitufo. pA lo largo de los álbumes han aparecido algunas referencias o guiños sobre este asunto. Incluso en Los Pitufos y el árbol de oro o Los Pitufos y el niño perdido hay más referencias al tema.


Viñeta de El Pitufo Financiero en la que aparece el guiño al origen del término Pitufo (XI/1992)


Viñetas de El libro que lo dice todo en la que aparece otro guiño similar (I/2008)

   Respecto al color de los personajes, fue Nine la que le dio a Peyo la idea de utilizar el azul. Poco a poco, los lectores fueron descubriendo y asimilando el universo de los Pitufos: su particular manera de hablar, su forma de organizarse... Peyo tuvo cierto cuidado de no entrar en terreno que pudiera ser objeto de censura. Y es que, precisamente el lenguaje pitufo estaba en el punto de mira por su particular forma de enmascarar el significado de sus palabras. Hay que explicar que la aparición de los pitufos había sido concebida para ser meramente ocasional y efímera. Así era en la cabeza de Peyo desde un principio, como un recurso más para cubrir unas pocas páginas del álbum durante el pasaje en el que es necesario elaborar la flauta encantada.


Peyo y Nine en su estudio, junto a Walthéry (izquierda), colaborador suyo en Los Pitufos (1964)

  Los pitufos, como todos sabemos, son una suerte de duendes que miden el equivalente a tres manzanas de alto, según el grimorio de Gárgamel. Aunque si comparamos el tamaño del villano con el de los Pitufos, tal como aparece en las viñetas, estos se ven más minúsculos que el tamaño de tres manzanas. Más bien podríamos decir que su tamaño fue cambiando en función de lo que se le pasase por la cabeza a Peyo en el momento en el que realizaba cada historieta. De hecho, el símil de las manzanas es un juego de palabras francés que seguramente el dibujante utilizó más como recurso lingüistico que otra cosa. En cambio, en otras situaciones el tamaño cambia. Según el quinto álbum de las Schtroumpferies, la puerta de la casa de un pitufo ha de medir diecisiete centímetros.


Viñetas sacadas el quinto volumen de las Schtroumpferies en las que se
comenta que la altura de la puerta pitufa ha de medir 17 centímetros


Sabiendo el dato de la altura de la puerta, es fácil deducir que la altura de un
pitufo es de unos 13.8 cms, pero no deja de ser una anécdota, ya que
este dato de la altura de los pitufos es muy cambiante a lo largo de la serie.

  Abundando en el tema del tamaño de los Pitufos conviene recordar que, en la historieta corta de Los Hombrecitos titulada Un viaje Pitufal (Spirou nº 1973 (5/XI/1976) / Dolmen, 2015 - Integral 4) pudimos comprobar que Hombrecitos y Pitufos tienen más o menos el mismo tamaño. Sabiendo que el tamaño de los primeros es el de un palmo, como una décima parte de la altura de un humano, se puede deducir que el tamaño de ambos rondaría pues los 15-18 centúmetros, un tamaño por debajo del equivalente a tres manzanas mencionado previamente. En la película de 2011 se indica que miden 7,5 pulgadas, así que, más que tres manzanas, quizá podríamos pensar que el tamaño de los pitufos ronda las tres pulgadas... ¡pero eso son tan solo 7,62 cms!.

  Respecto a su fisonomía, su cuerpo tiene forma de pera, de  tipo antropomorfo, con cabeza ovalada, piernas elásticas y brazos flexibles. De hecho, las piernas elásticas les permiten saltar en altura (escaleras, por ejemplo) y sortear rocas y ramas con facilidad (en la película de Sony Pictures, de hecho, se afirma que pueden correr 3 metros por segundo y saltar 10 o 15 centímetros). Presentan algunas diferencias con respecto a los humanos, como la pequeña cola que sobresale en su trasero, sus cuatro dedos (con pulgar prensil en las manos, como los humanos), y sin cabello en la cabeza, a excepción de Pitufina. Visten siempre unas medias o calzones largos de color blanco y casi nunca se quitan el gorro, también blanco, que llevan en la cabeza, otra de sus señas de identidad. Únicamente Papá Pitufo (y los líderes de otras aldeas) utilizan un color diferente en sus prendas, rojas, para distinguirse del resto, siendo él quien lidera la comunidad pitufa.


Fotograma del film La aldea escondida en el que se observa la
equivalencia del tamaño de los pitufos y las manzanas(2017)

  
 Los Pitufos estrenan serie propia

  Cuando Peyo a los Pitufos en 1958, el éxito de los personajes fue tal que, a partir del años siguiente (1959) empezaron a contar con sus propias aventuras largas. Inicialmente a modo de mini-récits, un formato de cómic diminuto ideado por Yvan Delporte, que se publicaba en las páginas centrales de la revista Spirou a modo de librillo que el lector tenía que ir armando a base de dobleces, grapas... Muchos talentos de la bande dessinée francesa entraron precisamente por esta pequeña puerta de la revista, la de las mini-récits. En 2004 se publicó, por cierto, una edición conmemorativa que recuperaba dichas historietas en ese formato. Así se publicaron las primeras siete aventuras de Los Pitufos: Los Pitufos negros (1959), El ladrón de Pitufos (1959), Los Pitufos y el huevo (1960), El Falso Pitufo (1961), Los Pitufos tienen hambre (1961), El Pitufo número 100 (1962), y El Pitufo volador (1963). Posteriormente se publicaría una nueva mini-aventura, El Bebé Pitufo, en el mismo formato, creado a partir de imágenes del dibujo animado de 1984.


Los Pitufos y el Huevo. Publicado originalmente en la revista Spirou nº 1147 (7/IV/1960)
en formato mini-récit y reeditado posteriormente remontado como historieta.


Les Mini-recits Schtroumpfs (Ediciones Niffle, 2004)

  En aquellos primeros compases de la serie los Pitufos presentaban todos el mismo aspecto, a excepción de Papá Pitufo, como hemos dicho, vestido de rojo y con barba. Poco a poco, Peyo irá incorporando diversas señas de identidad entre los personajes. A menudo esas diferencias serán atributos para definir su personalidad, especialmente en el elenco principal (Filósofo, Fortachón, Bromista, Gruñón, Armonía, etc...). Hemos realizado el siguiente póster que permite hacerse una idea de los Pitufos existentes en la aldea y sus respectivos roles. La relación de personajes ha ido realizándose de manera colectiva durante más de una década, en un hilo abierto a tal efecto en el Foro de la T.I.A. (*) en 2009. Los hemos clasificado en diversas categorías: Pitufos recurrentes, Pitufos con una aparición ocasional, Pitufos aparecidos en las películas de animación, Pitufas de "La aldea de las chicas"... Para obtener información sobre cada uno de los personajes puede consultarse igualmente nuestro Diccionario de los Pitufos:

(*) www.ojodepez-fanzine.net/latiacomforo/viewtopic.php?t=2774&start=0


Relación de Pitufos por nombre, rol y según diversas categorías
(recurrentes, apariciones ocasionales, apareiciones en películas, pitufas...)
- Pulsar sobre la imagen para descargar la versión de más resolución -

  La edad de los pitufos es otra de sus señas de identidad: tienen cientos de años (a excepción de Bebé Pitufo), siendo Papá Pitufo el más anciano de la aldea, con 542 años (en el álbum El Pitufo Carpintero se indica, por cierto, que está a punto de cumplir esa edad, mientras que en El Pitufador de joyas se comenta que dicho año cumplirá 543). Durante la sexta temporada de la serie de televisión, en septiembre de 1986 (El Pitufo Problema / La Pierre de Longue Vie), el Abuelo Pitufo regresa a la aldea tras una ausencia de 500 años. Se revela que tiene 750 años, siendo el pitufo más longevo de todos. Un dato más: en el foro de la T.I.A. (*) el forero Mirror prepara una interesante aventura (El regreso del Abuelo Pitufo), de grandísimo nivel (lápiz, tinta, dibujos y guion) protagonizado por el Abuelo Pitufo y que a buen seguro nos revelará importantes secretos.

* www.ojodepez-fanzine.net/latiacomforo/viewtopic.php?t=12790&start=0
 


El abuelo Pitufo aparece en pocas historietas de cómic,
entre ellas La montaña de los besos


 La ubicación de la Aldea Pitufa

  Aquellos primeros álbumes contaban más en detalle la vida de los Pitufos en su aldea, perdida en mitad del bosque, en algún lugar de Europa de cuyo nombre Peyo nunca quiso acordarse, aunque nos dejó algunas pistas sobre su posible ubicación que sería un lugar con inviernos fríos y nevados y veranos calurosos. Podría ser un lugar como Pirineos, los Alpes Dolomitas, que son zonas montañosas, cerca de las cuales habitarían los pitufos. También se han mencionado como posibles lugares las Ardenas belgas, o la provincia de Luxemburgo, boscosa y con humanos... En el álbum Los Pitufos Jugadores, se indica en la primera página que la acción se sitúa en Aubenas, nombre que pertenece a una comuna de Ardèche (Ardecha), en la región de Auvernia-Ródano-Alpes. De hecho, aunque en la primera aparición en La flauta de los seis Pitufos, el País Maldito se encuentra en un entorno siniestro entre árboles negros (quizá chamuscados por el dragón que aparece después), posteriormente, en los primeros álbumes de los Pitufos, se presenta como un lugar acogedor y diferente, al abrigo del bosque. Sobre este asunto también habría que matizar que, si bien en el primer álbum, Los Pitufos Negros, la aldea aparecía lejos del bosque, se modificó rápidamente su ubicación, dentro del mismo bosque y junto a un río (recordemos que los Pitufos levantaron una presa que les permite evitar inundaciones). Existen, a pesar de todo, algunas incongruencias sobre la localización de la aldea ya que, al comienzo de Los Pitufos Negros, se indica que "son poquísimos los humanos que han conseguido llegar hasta allí", pero posteriormente (Sopa de Pitufos, El Pitufo Salvaje, Pitufos al agua, El árbol de Oro) se afirma que "es imposible llegar a la aldea pitufa sin que un Pitufo indique el camino". De hecho, Johan y Pirluit solo lo logran a través de la magia de Hómnibus.


Plano de la aldea de los Pitufos (Los Pitufos Negros, 1959)

 
 Gárgamel: eterno enemigo de los Pitufos

  Los Pitufos comparten con la serie de Johan & Pirluit ese marcado carácter medieval. Los humanos que se cruzan con los Pitufos habitan en un mundo que recuerda a la Edad Media (en algún momento entre los siglos V y XV). A pesar de todo resulta chocante que cultiven tomates o patatas en una época en la que Cristóbal Colón aún no había llegado a América. Existen, además, algunos anacronismos que encontramos a menudo. Sirvan de ejemplo las herramientas de Pitufo Manitas, con las que ha ideado incluso motores que en el mundo de los humanos aparecerían siglos después, tras la eclosión de la revolución industrial. De forma bastante recurrente, las pequeñas criaturas azules tienen que plantar cara a un ser malvado y despreciable: Gárgamel, un humano que vive en una ermita acompañado de su gato Azraël, y cuyo único propósito es el de capturarlos como sea para echarlos a la cazuela. Se trata de un monje que fue expulsado de su orden por practicar la magia negra con el fin de enriquecerse a través de la alquimia (de ahí su afán por atrapar pitufos, ya que, según se explica en la serie, ellos serían un ingrediente imprescindible para elaborar la piedra filosofal que permite convertir los metales en oro). A menudo Peyo nos deja entrever sus libros de hechizos, como el Magicae Formulae, con el que elabora a la Pitufina. Incapaz de llegar hasta la aldea de los Pitufos, solo podrá llegar hasta allí si alguno de los Pitufos le conduce hasta ella. Aparece por primera vez en la aventura El ladrón de Pitufos,


Primera aparición de Gárgamel en El ladrón de Pitufos (1959)


 

   En Pitufonía en Do se mencionan, además del Magicae Formulae, otros grimorios del villano: Magia Negra, No juegue con los amuletos, Cubos, Íncubos y Súcubos, Los filtros del amor, El encantamiento al alcance de todos, El uso de la piedra filosofal y Uso de los instrumentos mágicos. Además de Gárgamel, hay otros peligros en la aldea que acechan a los Pitufos: desde la mosca Bzz, cuya picadura los "zombifica" de alguna manera, el Ketekasko, los Pitufos "grises"... y otras amenazas de diversa naturaleza: el sistema capitalista en la aldea, los peligros del progreso, la comida basura, las gafas de realidad virtual, un libro que tiene respuesta para todo...


El grimorio de Gárgamel: Magicae Formulae

 
  Forma de vida de los Pitufos: vivienda, gastronomía, organización social y rituales pitufos

  Los Pitufos viven en una suerte de setas o champiñones enormes que han horadado a modo de casitas, creando una pequeña aldea en la que conviven sin utilizar ningún tipo de moneda. La única economía que conocen es una suerte de trueque: cada pitufo en realidad tiene un rol en la aldea y ofrece sus servicios a la comunidad de forma altruísta, aunque también recibe a cambio otros bienes que necesita. De ahí que haya un Pitufo casi para cada tipo de necesidad: Granjero, Doctor, Carpintero, Manitas, Panadero... ¡y hasta un Pitufo para controlar la presa!. No obstante, Peyo nos deleitó con un último álbum titulado El Pitufo Financiero, en el que los pitufos introducían la moneda en la aldea, un elemento que desestabiliza por completo la armonía que imperaba en su comunidad, cuyos miembros la abandonan tras no convencerles el sistema capitalista introducido por el Pitufo Financiero.


El pitufo financiero (????)

    La aldea, por cierto, arde completamente durante un pasaje de El Pitufo Salvaje, por lo que los Pitufos tienen que abandonarla temporalmente en busca de reservas de comida. Y en su huída se cruzan precisamente con el Pitufo que da título al álbum. Este les revela otro dato importante sobre los Pitufos: nos da a conocer la existencia de un libro, El gran libro de los Pitufos en el que han quedado registrados diversos pasajes a lo largo de la historia pitufa. En dicho libro descubrimos que cierta noche de tormenta con Luna azul, un rayo cayó accidentalmente sobre una cigüeña que transportaba un bebé Pitufo que debía ser entregado en la aldea pitufa. Sin embargo, los Pitufos lo buscaron por todo el bosque y nunca lo encontraron. Es precisamente dicho bebé, que creció junto a las ardillas, el protagonista de dicho álbum (El Pitufo Salvaje).


El Pitufo Salvaje protagoniza la aventura del mismo título (X/1998)

  En la aldea hay alrededor de cien pitufos. Cuando aún contaba con 99 el Pitufo Presumido se fabricó un espejo sobre el que cayó un rayo que creó una suerte de Pitufo Reflejo o Pitufo número 100. Desde entonces, la aldea contará con cien miembros, que pueden celebrar su danza lunar, un ritual que se baila cada 654 años durante la fiesta de la Luna. No obstante, el número de miembros de la aldea no ha dejado de crecer desde ese momento. Primero lo hizo tras la llegada de la Pitufina, creada por Gárgamel, como vimos, en base a un hechizo de su grimorio, el Magicae Formulae. Posteriormente una cigüeña trajo a la aldea a Bebé Pitufo... y aún llegarían más pitufos hasta allí posteriormente: Sasita, el Abuelo Pitufo, la Abuela Pitufo (de la que, por cierto, no conocemos su edad), Pitufo Salvaje...


Pitufo Vanidoso es clonado como Pitufo Reflejo o
Pitufo nº 100 en la aventura del mismo nombre


Los Pitufos celebran la Fiesta Lunar cada 654 años

  Además de la fiesta Lunar, los Pitufos también celebran la Pascua y la Navidad, como los humanos (o eso se desprende de historietas como Pascua Pitufante o Les jouets de Noël. Incluso Halloween (que ellos llaman Pitufoween) o la llegada de la primavera (equinoccio de primavera), que habitualmente celebran con dulces tallos de anís. Y hablando de dulces, la gastronomía Pitufa no tiene nada que envidiar a la nuestra. ¡Son muy golosos!:. Uno de sus manjares favoritos es la zarzaparrilla (también salsaparrilla). También lo son la miel y los pasteles. Es precisamente uno de los señuelos de los que se sirve Gárgamel para atrae a los pitufos en El ladrón de Pitufos. Además de los manjares ya mencionados, tamibén se citan muchos otros a lo largo de sus aventuras: la jalea, o las morillas en salsa pitufada, zumo de frambuesas, aguardiente de frambuesas o de grosella, buñuelos de Pitufo, charlota de pitufas, pitufo de crema, pitufos trufados y empanados...


Un pitufo prepara zarzaparrilla

   En cuanto a las normas de convivencia entre los Pitufos hay que decir que no existen leyes en la aldea pitufa. Se rigen por valores morales y de respeto. Cada vez que intentan asimlar algun sistema relacionado con los humanos (democracia, capitalismo, etc...) terminan con problemas, como vemos en El rey Pitufo, El Pitufo financiero, El progreso no se pitufa, Los Pitufos jugadores, Los pitufos del orden... Siempre están en contacto con la naturaleza, recolectando frutos secos para pasar el invierno, cogiendo frutos y plantas del bosque, recolectando miel de las abejas... además de comunicarse con los ánimales del bosque: aves, mamíferos, insectos...




Diversas viñetas de los Pitufos en contacto con aves y abejas


  La reproducción - Un intento de explicación

  No se sabe mucho acerca de la sexualidad de los Pitufos y su forma de reproducirse. Aparentemente son una raza de un único sexo, que nace en general con sexo masculino (Papá Pitufo y el Abuelo Pitufo tienen barba, ques un rasgo típicamente masculino). Pero la cosa no es tan sencilla: en la aventura El Bebé Pitufo se explica cómo los Pitufos son traídos después de nacer por una cigüeña a la aldea durante una noche de Luna llena de color azul. Se trata de un evidente guiño al cuento que muchos padres, tradicionalmente, utilizaban para explicar a sus hijos de dónde venían los niños. Supuestamente los Pitufos serían entonces asexuados en el momento en el que Peyo arranca con la serie, a pesar de su aspecto varonil, pero tras la llegada de Pitufina a la aldea la cosa cambió.


Comienzo de El Bebé Pitufo -  Una cigüeña trae un bebé pitufo a la aldea

  Pitufina y Sasita, ambas hembras, fueron creadas por medio de hechizos. Gárgamel creó a Pitufina con idea de capturar a los Pitufos, mientras que Sasita (Sasette) fue creada por los Pitufitos (Nat, Colerico y Blandengue) siguiendo un método similar, brujería, aunque con un fin diferente: animar a Pitufina, que se sentía muy sola al ser la única fémina de la aldea. Se han intentado buscar diversas explicaciones con respecto a la sexualidad de los pitufos y su manera de reproducirse, y una de las más convincentes (*) baraja la posibilidad de una alternancia de generaciones sexuadas y asexuadas. Da por sentado, dado el grandísimo parecido entre todos los pitufos de la aldea, que se trataría de criaturas asexuadas (ni machos, ni hembras). La Pitufita, en cambio, de una evidente belleza y creada por Gárgamel, sería claramente sexuada, en mitad de una aldea de pitufos asexuados. Y esto induce a pensar en la posibilidad de que esta pudiera aparearse con pitufos. Quizá podría haber un grupo de pitufos sexuados que pudieran copular con pitufas, engendrando pitufos asexuados (los que conocemos habitualmente, creados por Peyo). Y aquí entra en juego la cigüeña. ¿Por qué sería esta necesaria? Dado que el Bebé Pitufo y el Pitufo salvaje fueron traídos por una cigüeña, da que pensar que, en la especie pitufa, los individuos sexuados y asexuados podrían no habitar en el mismo lugar.

* www.ojodepez-fanzine.net/latiacomforo/viewtopic.php?t=1186&postdays=0&postorder=asc&start=30&sid=0f2aefa1224d33487180e4ebd6caf5f2

 


Intento de explicación al problema de la reproducción de los Pitufos (I)

  Esto hace pensar que, lejos, en remotas montañas, podrían convivir Pitufos sexuados: Pitufos (machos) y Pitufas (hembras), que copulan y tienen hijos, que podrían ser sexuados y asexuados. Los bebés sexuados, relativamente escasos, serían cuidados por sus padres en sus aldeas, y los asexuados serían alejados de sus progenitores para evitar cualquier conflicto debido a sus diferencias demasiado grandes, siendo transportados por cigüeñas a otras aldeas de Pitufos asexuados, como la aldea creada por Peyo. Todos los bebés asexuados nacidos a la vez son reagrupados en un solo poblado, y confiado a la custodia de un Pitufo asexuado de mayor edad, que pasa a ser su Gran Pitufo (nuestro querido Papá Pitufo).


Intento de explicación al problema de la reproducción de los Pitufos (II)

    Toda esta explicación choca un poco con el universo pitufo tras el estreno del film "Los Pitufos y la aldea escondida" en abril de 2017, donde nos muestran una aldea de Pitufas de aspecto claramente femenino. Hasta ahora sabíamos que las Pitufas eran creadas a través de la magia, pero en esta ocasión, toda una aldea de Pitufas no tendría sentido que hubieran sido creadas así. La aldea se llama Pitufiarboleada, y los miembros de esta son lideradas por Sauce (también llamada Pitufisauce), una Pitufa más anciana, cuyo rol sería equivalente al de Papá Pitufo, ya que también es gran conocedora de hechizos mágicos que protegen o benefician a su aldea. Una explicación plausible respecto al sexo de las Pitufas sería que, si estas también llegan a la aldea en una cigüeña, quizá también sean asexuadas, sin capacidad de reproducirse, y sean llevadas a aldeas similares, pero con rasgos femeninos. Quizá algún día se resuelva o se explique el misterio, aunque el desconocimiento de este también despierta un mayor interés por las especulaciones que genera.


Papá Pitufo cara a cara con Sauce en el film de animación de 2017

    El idioma de los Pitufos


  Otra seña de identidad de los Pitufos es su lengua, muy similar a la de los humanos, y hasta podría considerarse una suerte de dialecto, ya que humanos y Pitufos son capaces de comunicarse sin problema. La principal diferencia es que los Pitufos utilizan la palabra Pitufo en su lengua haciendo las veces de verbos (pitufar), nombres (pituferías, pitufetas, pitufacorchos, pitufialdea..,), adjetivos (pitufal, pitufante...), adverbios (pitufente, pitufable, pitufadamente)... La siguiente entrada de nuestro Diccionario de los Pitufos recoge todas las acepciones que han sido halladas en las aventuras de los Pitufos. Las palabras más largas mantienen parte de la desinencia, más allá de la raiz ("pituf-") para hacer más fácil su comprensión: pitufoamuleto, pitufobarbacoa, pitufocación, pitufocionado... Se ha hablado incluso de los Pitufos del norte y del sur: unos pronuncian las palabras de una manera y otros de otra. Los del norte ponen siempre la palabra 'Pitufar' detrás (aguja de pitufo), mientras que los del sur la utilizan delante (pitufa de pino). El álbum El Pitufo Verde y el Verde Pitufo toca muy de lleno este asunto, una guiño satírico a las discusiones entre los francófonos y neerlandófnos (flamencos) de Bélgica. No faltan ni los refranes en el idioma pitufo: El hábito no hace al pitufo, no por mucho pitufar amanece más temprano, tanto va el pitufo a la fuente que al final se rompe, quien pitufa el último pitufa mejor...


Adaptación al castellano de la pronunciación de los fonemas de
la palabra Pitufo (Schtroumpf, en el original francés).

  A veces Peyo abusaba del término pitufo para hacer reír al lector, como en aquel pasaje de El páis'Maldito en el que Johan y Pirluit eran advertidos de que el enemigo disponía de un "pitufo que pitufa pitufo".  Incluso en la película de La Flauta de los Pitufos Papá Pitufo traduce al lenguaje de los humanos una frase en la que todos sus términos clave están en pitufo. También dedicamos una sección del Diccionario de los Pitufos a este tema de la gramática pitufa, extraídas del texto Le Schtroumpf sans effort, realizado por Peyo e Yvan Delporte y publicado en el nº 1732 de la revista Spirou en el año 1971 (posteriormente reeditado en el álbum del 50º aniversario: Les schtroumpfeurs de flûte). Peyo y Delporte ya tocaron el tema incluso años antes, en un especial de los Pitufos publicado en la revista Spirou nº 1482 (Etudiez en une seule leçon la langue Schtroumpf!, 8/IX/1966). El tema daría para hablar largo y tendido, y llegó incluso a traducirse al castellano en un artículo publicado hace décadas en la ya desaparecida revista Strong.
 


Traducción al castellano del artículo sobre el idioma pitufo
publicado por la revista Strong

 
 Contacto con otras aldeas

    Además de la aldea de las chicas, relativamente reciente, los Pitufos han entrado en contacto con otros pueblos Pitufos desde la creación de la serie. En el foro de la T.I.A.(*), el forero Mirror hacía una suerte de recopilación sobre la historia de los Pitufos en la que nos recordaba que en la historieta Les cousins des Schtroumpfs (Los primos de los Pitufos, inédita aún en español) Pitufo Cartero llega a la aldea con cartas de los "primos" de los Pitufos que habitan al otro lado de las montañas. Liderados por el Gran Barrufo, como le bautizó Mirror, en dicha aldea, los Pitufos utilizan otros nombres, aunque presentan un aspecto muy similar a los de la aldea que conocemos (a excepción de sus prendas, que son de color verde). Solo su líder utiliza prendas de color rojo, que parece vidente que sería el color oficial para los líderes (como Pitufisauce). Conviene reseñar que el término francés "cousin", que da título a la aventura, en el mundo francófono podría no tener un significado literal tal como lo conocemos en español, sino más bien una referencia a otros pueblos de cultura, historia y tradiciones comunes (los "primos belgas", por ejemplo). Y eso explicaría que, los pitufos que viven al otro lado de las montañas, fuesen una comunidad similar, liderada por otro Gran Pitufo, con cultura común (de hecho, también celebran la fiesta lunar). No será el único caso, pues el de las Pitufas en "La aldea escondida" o los Pitufos Grises de (La amenaza Pitufa) representarían otros pueblos pitufos (aunque este último habría sido creado por el propio Papá Pitufo para dar una lección a sus compañeros).

* www.ojodepez-fanzine.net/latiacomforo/viewtopic.php?p=167515&sid=7820035e9a61b37fbb002a7db6dd4f2e


Primos de los Pitufos (Les cousins des Schtroumpfs, 1997)

  Una curiosidad más: el dibujante del estudio Peyo Jeroen De Conink compartió hace algún tiempo en su blog unas páginas y viñetas de una historieta inédita que nunca llegó publicarse. El autor explicó que en la historia, después de un duro trabajo en la presa, los Pitufos se tomaron unas vacaciones. Pitufina propuso dar un paseo en barco, viaje en el que se cruzan con Gárgamel, que intenta darles caza. El barco de Pitufina, junto a Papá Pitufo y otros seis Pitufos termina en mar abierto, y una tormenta los arrastra hasta una isla desconocida, habitada solo por Pitufas. Y entonces comienza ya la el desarrollo de la historia, con el inevitable pavoneo de los Pitufos ante las Pitufas quienes, por cierto, también tienen mucha dependencia e interacción con la naturaleza: recolectan gotas de rocío para conseguir el escaso agua dulce disponible, imprescindible para su supervivencia, aparece también una pastora de escarabajos que recogen agua en sus caparazones para poder conseguir ese preciado líquido elemento... Además, aparecen algunos animales un tanto pecualiares en la isla. Lamentablemente la historieta quedó inédita, aunque si pudimos conocer una aldea de Pitufas posteriormente, en el film de animación.

Diseños de Jeroen De Coninck para una historieta inédita

Primera página de la historieta inédita dibujada por Jeroen De Coninck

 La Muerte en el universo de los Pitufos

    Peyo nunca nos mostró en sus historietas la muerte de ningún Pitufo, quizá un tema tabú, especialmente teniendo en cuenta que estas estaban dirigidas a un público mayoritariamente infantil/juvenil. Sin embargo, existen varias referencias a la muerte de Pitufos en la serie de televisión. En el episodio "Los Pitufos y el horripilante pajarraco", Pitufo Fortachón comenta algo sobre el "sueño eterno". Y en el episodio "Sir Fortachón", se enfrenta a un dragón. Ambos caen al río y son arrastrados por la corriente, por lo que el resto de Pitufos creen que Fortachón ha sacrificado su vida por la aldea (lo creen muerto). Son muchas más las referencias a la muerte: en "La abominable bestia de las nieves" algunos Pitufos dan por muerta a Pitufina. Pero la escena más evidente sobre la muerte de un Pitufo la contemplamos en la película de animación de 2017 ("La aldea escondida"), en la que Pitufina se sacrifica para proteger a sus amigos del malvado Gárgamel. Termina convertida en una masa informe de arcilla (no olvidemos que fue creada a partir de un trozo de dicho material). Solo el poder del amor del resto de Pitufos unidos en círculo la devolverá a la vida.


Muerte de Pitufina en el film "Los Pitufos y la aldea escondida" (2017)

 Gags recurrentes

    Peyo introdujo una serie de gags recurrentes (también conocidos por su nombre en inglés, running gags), que se repiten con más o menos cierta frecuencia: Pitufo Bromista hace regalos que casi siempre explotan, Pitufo Gruñón se queja por todo, Pitufo Filósofo suelta a menudo frases moralistas que suelen terminar con un porrazo, a menudo de Pitufo Fortachón. Un guiño que recuerda a al gag recurrente entre los galos Esautomátix y Asurancetúrix de las aventuas de Astérix. También es frecuente ver a Gárgamel errando por el bosque, buscando la aldea de los Pitufos, o soltando su frase clamando venganza. Papá Pitufo a menudo aparece en su laboratorio preparando alguna pócima para solucionar algún problema, y en las excursiones de Pitufos a veces se hace referencia a la frase que se popularizó en el álbum El Cosmopitufo: "¿falta mucho, Papá Pitufo?".

 


La eterna mala relación de Pitufo Filósofo y Fortachón
(Historias de Pitufos, I/1972)



El gag más recurrente de todos: Pitufo Bromista y su regalo explosivo
(Historias de Pitufos, I/1972)


Gag recurrente aparecido en El Cosmopitufo (I/1970)

 
  Un éxito sin precedentes - El primer film y las series de televisión

  La arrolladora acogida de los Pitufos tras la publicación del álbum La flauta de los Pitufos terminó trascendiendo del cómic a la gran pantalla y a finales de 1975, nada menos que diecisiete años después de su primera publicación en papel. La realización del film estuvo a cargo de la empresa de animación belga Studios Belvision, que ya había lanzado una serie dedicada a Tintín, además de largometrajes como Pinocchio dans l'espace, Astérix el galo, Astérix y Cleopatra, Tintín y el lago de los Tiburones, El templo del Sol o Lucky Luke el intrépido (Daisy Town). Dirigida por Eddie Lateste y por el propio Peyo, la película se estrenó en Bélgica en la Nochebuena de 1975. En Francia lo hizo pocas semanas después, a finales de enero de 1976. En España hubo un preestreno en un Festival de cine para la Infancia y la Juventud de Gijón, en 1977, y un posterior estreno a nivel comercial dos años después, el 14 de junio de 1979, año en que también se estrenaría en Reino Unido. La versión en catalán tuvo que esperar un poco más, hasta el 29 de marzo de 1980, y se mantuvo durante varios meses en la cartelera barcelonesa, además de distribuirse durante varios años por todo el territorio catalán. Hubo estrenos posteriores: los norteamericanos tuvieron que esperar hasta 1983 para verla en su país. Peyo se involucró enormemente en el film, realizando todos los storyboards que sirvieron para adaptar el cómic a la película. Esto tuvo su repercusión en el mundo de la historieta: entre 1973 y 1976, se redujo drásticamente el número de páginas de Los Pitufos y otras series en las páginas de la revista Spirou.


Peyo, posando junto a numerosos storyboards realizados para el film La flauta de los pitufos
(Foto: Alain Coerten, 1975)

  Yvan Delporte, amigo suyo, se hizo cargo de la adaptación del guion. Y aunque el argumento fue bastante fiel al álbum, se tomaron ciertas licencias. La película, por ejemplo, no comienza en el castillo, como el cómic, sino en una feria medieval, con una justa en la que Johan compite y sale victoriioso. El título del film también fue ligeramente diferente: La flauta de los Pitufos, en España, y La flauta mágica en Hispanoamérica. Los diseños de los fondos estuvieron a cargo de Michel Matagne y Michel Leloup. Y un tercer Michel, Legrand, estuvo a cargo de la hermosa banda sonora que acompaña al film. La película tuvo mucho tirón y se comercializó todo tipo de merchandising: figuritas, barajas de cartas, mini-cuentos, postales, pegatinas, pósters, discos de música... Más de tres décadas después, en 2008, se volvió a comercializar la película, esta vez en formato DVD.

 


Izda: Carátula del film realizada por Peyo (similar a una de las portadas del álbum)
Dcha: Otra versión de la portada del álbum, dibujada por Franquin

 No obstante, La flauta de los Pitufos no puede presumir de ser la primera animación de los duendes azulados de Peyo. Y es que, en 1959 ya había aparecido una decena de cortometrajes de animación de 13 minutos cada uno, producidos por los Studios TV Animation Dupuis. En ellos estuvieron involucrados Peyo y Delporte, pero también Michel Matagne, Jean Delire, Rosy, Rysaack, Degotte, Roland Renerte... Uno de ellos, dedicado a la Pitufita (La Schtroumpfette, 1967), muy posterior, solo llegó a emitirse en una ocasión en Bélgica. Lamentablemente hay muy poca información sobre este último corto. En el foro de la T.I.A. (*) se habló largo y tendido sobre todos ellos:

http://www.ojodepez-fanzine.net/latiacomforo/viewtopic.php?t=10306&postdays=0&postorder=asc&start=0


 En 1965 se emitió una película de animación, Les Aventures des Schtroumpfs, formada por cinco de estos cortos animados, a saber: Le Voleur de Schtroumpfs, L'Œuf et les Schtroumpfs, Les Schtroumpfs noirs, Le Schtroumpf et son dragon y Le Schtroumpf volant:

   - Les Schtroumpfs noirs (blanco y negro, T.V.A. Dupuis, 1959)
     (incluido en el film Les Aventures des Schtroumpfs, 1965)
   - L'Œuf et les Schtroumpfs (blanco y negro, T.V.A. Dupuis, 1959)
     (incluido en el film Les Aventures des Schtroumpfs, 1965)
   - Le voleur de Schtroumpfs (blanco y negro, T.V.A. Dupuis, 1959)
     (incluido en el film Les Aventures des Schtroumpfs, 1965)
   - La Schtroumpf volant (blanco y negro, T.V.A. Dupuis, 1959)
    
(incluido en el film Les Aventures des Schtroumpfs, 1965)
   - Le Schtroumpf et son dragon (blanco y negro, T.V.A. Dupuis, 1959)
      (incluido en el film Les Aventures des Schtroumpfs, 1965)
   - Le faux Schtroumpf (blanco y negro, T.V.A. Dupuis, 1959)
   - Le Schtroumpf, cet inconnu / Histoire de Schtroumpf (b/n, T.V.A. Dupuis, 1959)

   - La Schtroumpflûte (blanco y negro, T.V.A. Dupuis, 1959)
   - Le Schtroumpf-robot / Schtroumpf Party (color, T.V.A. Dupuis, 1959)
   - Le Schtroumpf à musique (color, T.V.A. Dupuis, 1959)
   - La Schtroumpfette (color, T.V.A. Dupuis, 1967) - Cortometraje perdido


Fotograma de uno de los cortometrajes de animación (T.V.A. Dupuis, 1959)

  En 1981 los Pitufos volvieron a ser adaptados al formato animado, esta vez por el gigante norteamericano Hannah-Barbera, de cuyas series y películas hemos disfrutado muchos desde bien pequeños (La hormiga atómica, Scooby Doo, El oso Yogui, El Lagarto Juancho, Maguila Gorila, Don Gato...). La serie fue distribuida por la Warner Bros Pictures, y llegaron a realizarse al menos 421 episodios a lo largo de nueve temporadas. La serie rompió un poco con el canon de los cómics e introdujo muchos personajes nuevos, como el Padre Tiempo, el Abuelo y la Abuela Pitufo, Hogata, el Bebé Pitufo... Su rotundo éxito y la buena acogida del público norteamericano hizo que terminara estrenándose poco después por Europa. En concreto, en España fue emitida por TVE entre 1983 y 1984 y, años después, a través de las diversas cadenas de televisión autonómicas y privadas. En Cataluña se emitió a partir de 1985 por TV3, y posteriormente en el Canal Super 3. En Bélgica, país natal de los Pitufos, la serie se emitió a partir del 3 de octubre de 1982, a través de la cadena RTBF, y posteriormente, en 1998, a través de Club RTL. En Francia la cadena Antenna 2 emitió las tres primeras temporadas a partir del 27 de diciembre de 1982 y posteriormente, a partir de 1988, volvería a emitirse. En 2023 se reestrenará la serie en un formato remasterizado, más limpio.


Fotograma del capítulo nº 33 - La gran seguía (Temporada 1, 1981)

  En el verano de 2017 se anuncia que IMPS y Dupuis Edicion & Audiovisuel colaborarán para crear una nueva serie de animación de Los Pitufos, esta vez con motor de animación 3D, que se estrenaría en 2020, aunque finalmente se estrenó a partir del 3 de mayo de 2021 a través de la cadena belga La Trois, la francesa TF1, y Nickelodeon en los Estados Unidos. Coproducida por Ketnet (Flandes), TF1 (Francia), KiKa (Alemania),13​ OUFTIVI (Valonia), Peyo Productions y Dupuis Audiovisuel, contó con nuevos episodios originales (no versiones de los de la antigua serie).


Fotograma de la serie de televisión - Les Schtroumpfs (2021)


  Además de las series y los cortos, hasta la fecha se han creado tres adaptaciones de los Pitufos a la gran pantalla. Las dos primeras mezclaron actores de carne y hueso con animación en 3D para los Pitufos (de aspecto más humanizado que en otras animaciones). La primera se emitió en Estados Unidos el 29 de julio de 2011 y llevó a los Pitufos hasta la Gran Manzana neoyorquina, después de que estos cruzasen un portal espacio-temporal mágico. El éxito del film supuso el estreno de una secuela, emitida en los USA el 31 de julio de 2013, que trasladó la acción esta vez a París, con un Gárgamel como protagonista que continúa con su quimera de dar caza a los Pitufos. En dicha ocasión utilizará su magia para fabricar dos Pitufos a dos  pitufos, Hackys y Vexy, para capturar a Pitufina. Los Pitufos iniciarán así una misión de rescate para salvarla. El film no solo introdujo a estos dos personajes nuevos, sino a otros Pitufos que nunca antes mencionados en las historietas, como Pasmao, Pasivo-Agresivo, Valiente (un Pitufo vestido de escocés), Narrador, Social...


Fotograma de Los Pitufos 2 (2013)

 El último film de animación realizado hasta la fecha es del 2017, del que ya hemos hablado previamente: aquel en el que los Pitufos descubren la aldea escondida de las Pitufas. Producido por Sony Pictures totalmente en 3D, como la serie posterior de 2021. Se estrenó en Estados Unidos el 7 de abril de 2017 y dos días antes en Francia. El film recibió una buena acogida por parte de la crítica y una buena recaudación en taquilla, lo que probablemente motivó la posterior realización de la sere de animación cuatro años después.
 


Fotograma del film de animación de 2017 con Pitufina, Filósofo, Fortachón y Tontín
 

Los álbumes de la era Peyo (etapa Johan & Pirluit)

   A continuación se ofrece una lista de los álbumes publicados durante la etapa de Peyo, en concreto, los de la serie que vio nacer a los Pitufos:

- 1) La flauta de seis pitufos (Spirou nºs 1047-1086, 8/V/1958 - 15/II/1959)
       Guion y dibujos: Peyo
- 2) La guerra de las siete fuentes (Spirou nºs 1094-1139, 2/IV/1959 - 11/02/1960)
       Guion y dibujos: Peyo
- 3) El país maldito (Spirou nºs 1235-1276, 14/XII/1961 - 27/IX/1962)
       Guion y dibujos: Peyo
- 4) El sortilegio de Malasombra (Spirou nºs 1548-1571 y 1641-1661,
      14/XII/1967 - 23/V/1968 y 25/IX/1969 -  12/II/1970) - Guion y dibujos: Peyo


Historietas y álbumes de la era Peyo (etapa Los Pitufos - serie principal -)

  Y este otro listado muestra los álbumes de Los Pitufos en su serie propia, a partir de 1959:

 - Los Pitufos Negros (Spirou nº 1107, 2/VII/1959) - 20 páginas
 - El Pitufo Volador  / Le Schtroumpf volant (Spirou nº 1303, 4/IV/1963) - 20 páginas
 - El Ladrón de Pitufos / Le Voleur de Schtroumpfs (Spirou nº 1130, 10/XII/1959) - 20 páginas


- 1) Los Pitufos Negros (Les Schtroumpfs noirs, Dupuis, Marcinelle, I/1963)
Guion: Yvan Delporte + Peyo - Ilustraciones: Peyo
Incluye las siguientes historietas: 
 - Los Pitufos Negros (Spirou nº 1107, 2/VII/1959) - 20 páginas
 - El Pitufo Volador  / Le Schtroumpf volant (Spirou nº 1303, 4/IV/1963) - 20 páginas
 - El Ladrón de Pitufos / Le Voleur de Schtroumpfs (Spirou nº 1130, 10/XII/1959) - 20 páginas

- 2) El Pitufísimo (Le Schtroumpfissime, Dupuis, Marcinelle, I/1965)
Guion: Yvan Delporte + Peyo - Ilustraciones: Peyo
Incluye las siguientes historietas: 
 - El Pitufísimo / Le Schtroumpfsissime (Spirou nºs 1368-1414, 10/IX/1964 - 20/V/1965) - 40 páginas
 - Pitufonía en Do  / Schtroumpfonie en Ut (Spirou nºs 1339-1351, 12/XII/1963 - 5/III/1964 ) - 20 páginas
   NOTA:  Contó con una versión publicitaria con portada y álbum de diseño inédito para "Total" (1972)

- 3) La Pitufina (La Schtroumpfette, Dupuis, Marcinelle, I/1967)
Guion: Yvan Delporte +  Peyo - Ilustraciones: Peyo
Incluye las siguientes historietas: 
 - La Pitufina / La Schtroumpfette (Spirou nºs 1459-1484, 31/III/1966 - 22/IX/1966) - 40 páginas
 - El hambre de los Pitufos  / La Faim des Schtroumpfs (Spirou nº 1235, 14/XII/1961) - 20 páginas

- 4) Los Pitufos y el Huevo (L'Œuf et les Schtroumpfs, Dupuis, Marcinelle, janvier 1968
Guion: Yvan Delporte + Peyo - Ilustraciones: Peyo
Incluye las siguientes historietas: 
 - Los Pitufos y el Huevo / L'Œuf et les Schtroumpfs (Spirou nº 1147, 7/IV/1960) - 20 páginas
 - El Falso Pitufo  / Le Faux Schtroumpf (Spirou nº 1211, 24/VI/1961 ) - 20 páginas
 - El Pitufo nº 100  / Le Centième Schtroumpf (Spirou nº 1244, 15/II/1962) - 20 páginas

- 5) Los Pitufos y el Ketekasko (Les Schtroumpfs et le Cracoucass, Dupuis, Marcinelle, janvier 1969
Incluye las siguientes historietas: 
 - Los Pitufos y el Ketekasko / Les Schtroumpfs et le Cracoucass
    (Spirou nºs 1579-1598, 19/VII/1968-28/11/1968) - Guion e ilustraciones: Peyo + Gos - 40 páginas
 - El Pitufo Difierente  / Le Schtroumpf pas comme les autres (Spirou nºs 1604-1611, 9/I/1969-29/II/1969)
Guion e ilustraciones: Peyo - 20 páginas
NOTA:
Tuvo una versión publicitaria con portada inédita y pegatinas ("Chocolateries Kwatta", 1969)

- 6) El Cosmopitufo (Le Cosmoschtroumpf, Dupuis, Marcinelle, I/1970)
Incluye las siguientes historietas:
 - El Cosmopitufo / Les Schtroumpfs et le Cracoucass (Spirou nºs 1627-1639, 19/VI/1969-11/IX/1968)
Guion e ilustraciones: Peyo + Gos - 40 páginas
 - El Pitufador de Lluvia / Le Schtroumpf pas comme les autres (Spirou nºs 1652-1660, 13/XII/1969-5/II/1970)
Guion: Yvan Delporte + Peyo + Gos / ilustraciones: Peyo - 20 páginas
NOTA:  Contó con una versión publicitaria con portada inédita para "La Biscuiterie nantaise" (1967)

- 7) El Pitufo Aprendiz (L'Apprenti Schtroumpf, Dupuis, Marcinelle, I/1971)
Incluye las siguientes historietas:
  - El Pitufo Aprendiz / L'Apprenti Schtroumpf (Spirou nºs 1706-1719, 24/XII/1970-25/III/1971)
 Guion e ilustraciones Peyo - 32 páginas
  NOTA: Tuvo una versión publicitaria con portada inédita y pegatinas ("Chocolateries Kwatta", 1969)
  - Romeos y Pitufina / Romeos et Schtroumpfette
    (Spirou nºs 1741, 1745, 1746, 1742, 1728, 1732, 1744, 1747, 1748, 1743 - 27-V-1971-14/X/1971)
 Guion: Yvan Delporte + Peyo / Dibujos: Peyo - 11 páginas (Gags nºs: 10, 48, 49, 11, 12, 24,56, 30, 31 y 13).

- 8) Historias de Pitufos (Histoires de Schtroumpfs, Dupuis, Marcinelle, I/1972)
    (Spirou nºs 1751, 1722, 1723, 1752, 1724, 1726, 1725, 1733, 1727, 1730, 1729, 1756, 1749, 1731, 1737,
     1750, 1761, 1753-55, 1763, 1767, 1762,1758, 1759, 1760, 1757, 1762, 1772, 1766, 1770, 1769, 1765,
     1764, 1773-1784, 1787, 1785, 1788, 1791, 1789, 1790 y 1786 - 15/IV/1971-10/VIII/1972)
    Guion: Yvan Delporte + Peyo / Dibujos: Peyo - 54 páginas (Gags nºs: 1, 2, 3, 4, 5, 7, 6, 8, 9, 14, 15, 18, 19,
     16, 23, 26, 28, 32-43, 45-47, 50, 54-55, 59-62, 64-69, 73, 70, 75, 78, 76, 77 y 71.)

- 9) El Pitufo Verde y el verde Pitufo (Schtroumpf vert et vert Schtroumpf, Dupuis, Marcinelle, I/1973)
Incluye las siguientes historietas:
  - El Pitufo Verde y el Verde Pitufo / Schtroumpf vert et vert Schtroumpf
   (Spirou nºs 1808-1836, 7/XII/1972-21/VI/19731)   Guion: Yvan Delporte + Peyo / Dibujos: Peyo - 30 páginas
  - Juegos Pitufolímpicos / Les Schtroumpfs Olimpiques (Spirou nºs 1756, 1738, 1801, 1797, 1735, 1739,
       1768, 1796, 1798, 1737, 1793 y 1792 - 15/VII/1971-19/X/1972)
  Guion e ilustraciones: Peyo - 28 páginas (Gags nºs: 18, 25, 72, 63, 20, 21, 27, 29, 58, 74, 22, 52 y 51).

- 10) Sopa de Pitufos (La Soupe aux Schtroumpfs, Dupuis, Marcinelle, I/1976)
Incluye las siguientes historietas:
  - Sopa de Pitufos / La Soupe aux Schtroumpfs (Spirou nºs 1808-1836, 7/XII/1972-21/VI/19731)
  Guion: Peyo + Yvan Delporte - Ilustraciones: Peyo - 30 páginas
  - Pituferías /  Schtroumpferies (Spirou nºs 1766, 1978, 1795, 1980, 1981, 1982, 1984, 1985, 1979 + La Schtroumpfette et la Lune (1992)).
       17/II/1972-17/VI/1976)
  Guion e ilustraciones: Peyo - 13 páginas (Gags nºs: 44, 79, 57, 81-83, 85, 86, 80 y La Schtroumpfette et la Lune).

 - Benco y los Pitufos / Benco et les Schtroumpfs (Historieta publicitaria, Spirou nºs 2192-2198, 17/IV/1980-29/V/1980) - 15 páginas  

- 11) Los Pitufos Olímpicos (Les Schtroumpfs olympiques, Dupuis, Marcinelle, I/1983)
   Guion y dibujos: Peyo
  Incluye las siguientes historietas: 
 - Los Pitufos Olímpicos / Les Schtroumpfs Olympiques (Spirou nºs 2199-2205, 5/VI/1980-17/VII/1980) - 28 páginas
    NOTA:  Contó con una versión publicitaria con portada inédita para "Coca-Cola, Fanta y Sprite" (1979)
 - Pascuas Pitufantes (II) / Pâques schtroumpfantes (II) (Spirou nº 2245, 23/IV/1981) - 4 páginas
    NOTA: Se trata de una versión remontada y redibujada de un gag de 3 páginas publicado en el Spirou nºs 1565 (11/IV/1968) y 1983 (15/IV/1976).
 - El Jardín de los Pitufos  / Le Jardin des Schtroumpfs (Spirou nº 2328-2329, 25/XI/1982-2/XII/1982) - 8 páginas

- 12) El Bebé Pitufo (Le Bébé Schtroumpf, Dupuis, Marcinelle, X/1984)
   Guion y dibujos: Peyo
  Incluye las siguientes historietas: 
 - El Bebé Pitufo / Le Bebé Schtroumpf (Spirou nº 2435, 13/XII/1984) - 20 páginas
 - El Pitufo Carpintero  / Bon anniverschtroumpf  (=Le Schtroumpf Bricoleur) (Spirou nºs 2331-2332, 16-XII/1982-23/XII/1982 ) - 8 páginas
 - Una fiesta pitufal / Les Schtroumpf et le grand lapin (=Une fête schtroumpfante) (Spirou nºs 2333-2334, 30/XII/1982-6/I/1983) - 8 páginas
 - La pintura pitufa / Des Schtroumpfs et des couleurs (= La peinture Schtroumpf) (Spirou nº 2370, 15/II/1962) - 8 páginas

  - Le Premier Nöel de Bébé Schtroumpf (Spirou nº 2438, 3/I/1985) - Capítulo de la serie de TV adaptado a viñetas con fotogramas.

- 13) Los Pitufitos (Les P'tits Schtroumpfs, Dupuis, Marcinelle, IV/1988)
    Guion y dibujos: Peyo
    Incluye las siguientes historietas: 
 - Los Pitufitos / Les P'tits Schtroumpfs (Spirou nºs 2595-2600, 5/I/1988-9/II/1988) - 24 páginas
 - El Pitufo Robot  / Le Schtroumpf Robot (Spirou nºs 2607-2610, 30/III/1988-2/IV/1988) - 20 páginas

- 14) El Aeropitufo (L’Aéroschtroumpf, Cartoon Creation, Bruselas, III/1990)
    Incluye las siguientes historietas: 
  - El Aeropitufo / L’Aéroschtroumpf (Schtroump! nº 2, 1ª época. XII/1989) - 8 páginas
   Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Bernard Swysen, Storyboard / Layout: Peyo
  - La Glotonería de los Pitufos / La Gourmandise chez les Schtroumpfs (Schtroump! nº 1, 1ª época. IX/1989) - 8 páginas
   Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Philippe Delzenne, Storyboard / Layout: Peyo
  - El Pitufador Enmascarado / Le schtroumpfeur masqué (Schtroump! nº 5, 1ª época, III/1990) - 8 páginas
   Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Alain Mauri, Storyboard / Layout: Peyo
  - Puppy y los Pitufos / Puppy et les Schtroumpfs (Schtroump! nº 4, 1ª época, II/1990) - 8 páginas
   Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Alain Mauri, Storyboard / Layout: Peyo
   - Las bromas de Pitufo Bromista / Les farces de Schtroumpf Farceur (Schtroump! nº 3, 1ª época. I/1990) - 8 páginas
   Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Alain Mauri, Storyboard / Layout: Peyo


- 15) El extraño despertar de Pitufo Perezoso (L'Étrange Réveil du Schtroumpf paresseux, Cartoon Creation, Bruselas, IV/1991
  Incluye las siguientes historietas:
  - El extraño despertar de Pitufo Perezoso / L'Étrange Réveil du Schtroumpf paresseux (Schtroump! nº 7, 1ª época. V/1990) - 8 páginas
  Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Philippe Delzenne, Storyboard / Layout: Peyo
  - El trenecito de los Pitufos / Le petit train des Schtroumpfs (Schtroump! nº 6, 1ª época. IV/1990) - 8 páginas
  Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Alain Maury, Storyboard / Layout: Peyo
  - El Pitufo y su Dragón / Le schtroumpf et son Dragon (Schtroump! nº 8, 1ª época. VI/1990) - 8 páginas
  Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Alain Maury, Storyboard / Layout: Peyo
  - Los Pitufos Bomberos / Les Schtroumpfs Pompiers (Schtroump! nº 9, 1ª época. VII/1990) - 8 páginas
  Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Philippe Delzenne, Storyboard / Layout: Peyo
  - Un topo entre los Pitufos / Une taupe chez les Schtroumpfs (Schtroump! nº 10, 1ª época. VIII/1990) - 8 páginas
  Guion: Jean-Claude De La Royère, Ilustraciones: Alain Mauri Storyboard / Layout: Peyo


- 16) El Pitufo Financiero (Le Schtroumpf financier, Le Lombard, Bruselas, XI/1992)
  Guion: Peyo, T. Culliford - Ilustraciones: Peyo, Alain Maury, Luc Parthoens - Color: Nine, Studio Leonardo
  NOTA: Publicada originalmente en un número especial de la revista Schtroumpf!
en 1991. Existe una versión
 

Portada revistas Schtroump! nº 6 y nº 8 (IV/1990 y VI/1990). Incluyeron las aventuras
"El extraño despertar de Pitufo Perezoso" y "El Pitufo y su Dragón"


Le Schtroumpf Financier (Edición de Lujo, Le Lombard, 1993)
Incluye bocetos de Peyo para dicho álbum

 Otras publicaciones dibujadas por Peyo

  Incluimos aquí algunas rarezas ajenas a la serie principal (cuentos, historietas publicitarias, etc...). Buena parte de este material se recogió posteriormente en el integral sobre Peyo publicado entre 1986 y 1989.

- Les Contes du Grand Schtroumpf (Spirou nºs 1549-1667, XII/1967) -  Artículo editorial sobre el universo de Los Pitufos.
  (Textos: Yvan Delporte / Ilustraciones: Peyo y decorados de Michel Matagne).
  Material reeditado en el integral de Rombaldi (1986-89).

   - Le Schtroumpf métapmorphosé (Spirou nº 1549, 21/XII/1967)
      (Peyo, Michel Matagne, Yvan Delporte)
   - Le Schtroumpf et la fée distraite (Spirou nº 1552, 11/I/1968)
      (Peyo, Michel Matagne, Yvan Delporte)

   - Le Schtroumpf et la rosée matinale (Spirou nº 1554, 25/I/1968)
      (Peyo, Yvan Delporte)

   - Le Schtroumpf et le géant du marais (Spirou nº 1557, 15/II/1968)
      (Peyo, Yvan Delporte, Daniel Goossens)
   - Le Schtroumpf et la jeune Sphinx (Spirou n°1561, 15/III/1968)
    
(Peyo, Yvan Delporte)
   - Les jouets et les Schtroumpfs (Spirou nº 1601, 19/XII/1968)
     (Peyo, ?)
   - Le Schtroumpf et la cloche a l'envers (Spirou nº 1667, 26/III/1970)
     (Peyo, Yvan Delporte)


   Entre 1966 y 1969 se publicaron tres cuentos en formato con ilustraciones de Peyo y fondos de Michel Matagne en la colección de cuentos Carrousel. Son historias alineadas con los cuentos publicados en la revista Spirou que acabamos de mencionar:

- 1.- Le petit canard des Schtroumpfs (Carrousel, nº 4, 1966)
- 2.- Le moulin des Schtroumpfs (Carrousel, nº 10, 1967)
- 3.- Les Schtroumpfs et les jouets (Carrousel, nº 38, 1969)

 
  En 1982 la editorial Dupuis publicó en la colección Premiers livres Dupuis cuatro cuentos más, en cartoné, con ilustraciones de Peyo. Timun Mas los publicó ese mismo año en España (en castellano y catalán), como veremos más adelante:

 - Les Schtroumpfs à la mer (Premiers livres, Dupuis, V/1983)
 - Les Schtroumpfs sous la pluie (Premiers livres, Dupuis, V/1983)
 - Les Schtroumpfs dans la neige (Premiers livres, Dupuis, VII/1983)
 - Les Schtroumpfs en forêt (Premiers livres, Dupuis, VII/1983)



Portada del libro "Les Schtroumpfs à la mer"
(Premiers Livres, Dupuis, nº 1, V/1983)

  En 1991 la editorial Cartoon images publicó cuatro álbumes que recuperaban los mismos cuentos de la revista Spirou, con guiones de Delporte y dibujos de Peyo, pero con nuevas ilustraciones. André Verheye colaboró en los cuatro álbumes y en las tareas de coloreado:

   - Le merle blanc (Guion: Yvan Delporte / Dibujos: André Verheye + Peyo / Color: A. Verheye, 1991)
   - Le chemin solitaire (Guion: Yvan Delporte / Dibujos: Andre Verheye + Peyo / Color: A. Verheye, 1991)
   - Le Schtroumpf qui amait les fêtes (Guion: Y. Delporte / Dibujos: A. Verheye + Peyo / Color: A. Verheye, 1991)
   - Le brochet du lac (Guion: Yvan Delporte / Dibujos: André Verheye + Peyo / Color: A. Verheye, 1991)


  En el primer número de la revista Schtroumpf (XI/1989) se publicaron Les contes du Grand Schtroumpf. Las primeras historias fueron dibujadas y entintadas por Daniel Desorger con fondos y decorados de Michel Matagne. A partir del quinto número de la colección y hasta el nº 25 Michel Leloup sustituyó a Matagne, aún con Daniel Desorger a cargo de las ilustraciones.. En los nºs 26 y 27 le pasó el testigo de las ilustraciones a Alain Maury. En los números 32 a 34 regresó Daniel Desorger, aún con guiones de Yvan Delporte. Los siguientes números 7, 8, 18, 22 y del 29 al 33 no incluyeron material relacionado con al serie. En Alemania se publicaron también en la revista Die Schlümpfe de Bastei, entre 1994 y 2002. Los Pitufos y los animales de los cuentos fueron entonces dibujados por Jeroen De Coninck a partir de guiones de Alain Jost, con escenarios y coloreado a cargo, aún, de  Michel Leloup.


Ilustración original de Les contes du Papa Schtroump
 Le Schtroumpf et la jeune Sphinx (Spirou n°1561, 15/III/1968)

 Historietas publicitarias

Además de las historietas publicitarias incluidas en el listado principal, por estar relacionadas con los álbumes de la serie principal, existe un grupo adicional de historietas o trabajos de carácter publicitario que conviene reseñar:

- Le Trésor des Schtroumpfs (1962) - 16 páginas
   Álbum publicitario para la SOGENAL (Societé Générale Alsacienne de Banque)

- La Légende de la montagne à beurre (1963) - 16 páginas
   Álbum publicitario para Unicoolait (Coopératives Laitières de Lorraine et d'Alsace)
   Inédito: Narra la vida del hermano de Gárgamel, el mago Sagratamabarb.

- Historietas publicitarias Kwatta  junto a dos raros álbumes de pegatinas
 (ver L'apprenti Schtroumpf y Un schtroumpf pas comme les autres)

- Historietas publicitarias Kellogs (Tintin, IV/1966)
  Páginas en monocromo azul:
   - Comment schtroumpfer les schtroumpf flakes (Tintin, 26/IV/1966)
   - La parole est de schtroumpf, mais le silence est d'or! (Tintin, 10/V/1966)
   - Il faut savoir schtroumpfer pour être beau (Tintin, 24/V/1966)
   - Tel est schtroumpf qui croyait schtroumpfer (Tintin, 7/VI/1966) - 1 página
   - Il ne faut pas schtroumpfer les schtroumpfs sur la mine (Tintin, 13/IX/1966)
   - Le schtroumpf a ses raisons (Tintin, 27/IX/1966) - 4 páginas
   - Il faut savoir schtroumpfer pour être beau (Tintin, 02/II/1967)
  -  Les dictons, avec les schtroumpfs - 1 página (no reeditada)
  -  Les bons schtroumpfs font les bons amis! (2 páginas)
  -  Aide-toi le schtroumpf t'aidera (1 página)
  -  La musique adoucit les schtroumpfs  (1 página)
  -  Les voyages forment le schtroumpf  (1 página)



Comment schtroumpfer les Schtroumpf Flakes (Tintin, 26/IV/1966)

Otras curiosidades:

  - Spécial Schtroumpfs (Spirou nº 1482, 8/IX/1966)
     - Etudiez en une seule leçon la langue Schtroump!
        (Guion: Yvan Delporte, Ilustraciones: Peyo)

  - Spécial Schtroumpfs (Spirou nº 1732, 24/VI/1971)
     - Le Schtroumpf sans effort par le méthode Linguaschtroumpf
        (Guion: Yvan Delporte, Ilustraciones: Peyo)

    - Spécial Schtroumpfs (Spirou nº 1973, 5/II/1976)
      Incluye historietas de Seron, Leonardo, Jidéhem, Collin, Counhaye y Wasterlain

    - Jouez avec nous au jeu du Schtroumpf (Spirou nº 1851, 1973)
        (Guion: Yvan Delporte, Ilustraciones: Peyo)
 
    - Spécial Buddy Longway (Tintin nº 330, 5/I/1982)
        - Buddy Longschtroumpf -  Los Pitufos aparecen con aspecto de tramperos y cazadores



Le Schtroumpf sans effort par le méthode Linguaschtroumpf  (Spirou nº 1732,  24/VI/19)
Páginas publicadas previamente: Vocabulaire Schtroumpf (Spirou nº 1482,  8/IX/1966)


 NO TE PIERDAS LA SEGUNDA PARTE - AÚN QUEDA LO MEJOR

(PULSA EN "SIGUIENTE" EN LA PARTE INFERIOR DE LA PÁGINA)

 

 
"Si miras a una multitud. da la impresión de cierta uniformidad y, si te acercas,
te das cuenta de que cierta persona tiene bigote y otra lleva gafas.
Son todas esas personalidades de cada persona las que dan forma a la multitud.
Algo así sucede con los Pitufos. Parecen todos iguales, pero existen diferencias entre ellos
"
Peyo

Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar