bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 59 + 14:
 
año 64 de la era ibañez

superlópez (iv) - de revista en revista...

"Los personajes solamente son excusas para contar una historia,
peones, marionetas, y un reflejo de mi mismo.
Actúo como si yo fuera ellos, todos ellos.
Lo que me interesa son las historias y
escojo los personajes en función a éstas.
O sea, que no tengo preferidos.
Me dan igual, soy todos yo.

Jan, entrevista para Fabulantes (V/2014)

 
   Tras la cancelación de la revista Superlópez, la serie continúa su andadura en la nueva revista Yo y yo a lo largo de sus ocho primeros números. Superlópez debuta con una aventura de marcado estilo oriental: La banda del dragón despeinado, ambientada en Japón de finales de los años ochenta, con sus mafias niponas (Yakuza), robots, mangas... Todo está muy bien documentado, aunque los textos en japonés de los bocadillos son solo eso: caracteres nipones (reales, pero sin ningún sentido o traducción en castellano). El mismo Jan se desplazó a Japón vía Franckfurt y comenzó en el mismo avión el guion de una segunda parte: la historieta corta Banzai! (La bomba), que se publicó en los tres números siguientes de la misma revista. Ambas historias conformaron un único número en la colección Olé! (nº 18, 1990). Según un artículo de Yo y Yo, Jan gastó 24 carretes de fotos en aquel viaje. En cuanto al argumento, gira entorno a un contrato que Llauna habría cerrado con una empresa japonesa para la fabricación de un robot en Cataluña, a un precio más económico que en el país del sol naciente, pero una mafia nipona intenta evitar que se cierre el acuerdo, de manera que la fabricación de los robots se quede en Japón (aunque los verdaderos intereses de la banda son en realidad otros, ajenos al patriotismo, y ahí es donde entra en juego Superlópez).



Distrito de Ginza - Viñeta extraída de La banda del dragón despeinado

  Después Jan se puso a trabajar en Hotel Pánico, una aventura ambientada en un hotel en el que pasan cosas muy raras. Jan afirma que se inspiró en el Hotel Balneario Montagut, en Campellas (Girona), en el que se hospedó, hoy ya desaparecido. Pero cualquiera podría pensar que por su cabeza pasó también el famoso Hotel Overlook de la película de Kubrick, El resplandor (1980). También ubicado en la montaña, con unos huérpedes que son víctimas de fenómenos extraños, fantasmas, largos pasillos de hotel llenos de puertas... e incluso la accidental caída de Superlópez por las escaleras recuerda a la escena en la que Jack Nicholson rueda igualmente tras recibir un golpe con el bate de manos de Shelley Duval.


Algunas viñetas de Hotel Pánico recuerdan a El resplandor de Kubrick (1980)

El argumento del álbum no guarda ninguna relación con la novela de Stephen King, todo hay que decirlo. En esta ocasión el trío protagonista se aloja en el mencionado hotel de montaña tras sufrir el envite de una fuerte tormenta. Los citados sucesos que experimentan en sus habitaciones: ruidos, visiones de monstruos, puertas que se cierran, y hasta un cuchillo que se clavan en la puerta, ponen de los nervios a los protagonistas, aunque el gerente del hotel parece no tener demasiado interés en creer sus declaraciones cuando estos le relatan lo sucedido. Superlópez tratará de poner orden en el caos y terminará encontrando un misterioso piano cuyas teclas parecen controlar los distintos mecanismos que aterrorizan a los huéspedes del hotel. ¿Quién está detrás de todo esto y con qué finalidad? Preferimos no revelar el secreto al lector y dejar que él mismo lo descubra al leer esta interesante historieta.


Las teclas de un piano están llenas de trampas y sonidos
que causan terror entre los huéspedes (Hotel Pánico, 1994)

   La aventura se publicó seriada en la misma revista Yo y yo (nºs 12-19, 1990) y posteriormente de forma íntegra en su habitual Olé! (nº 19, VX/1991), junto a la corta La cosa del pantano, el flautista de Hamelín y otras soserías (Yo y yo, nºs 25-27, 1990-91). Se trata de otra historieta preciosa, que bebe del clásico de los hermanos Grimm, y en el que un desafortunado accidente de Jaime genera caos y confusión en la pequeña aldea catalana de La Ral, donde Superlópez y sus amigos disfrutaban de unos días de vacaciones. Se trata de la última historieta publicada en la revista Yo y yo, que cierra en ese mismo nº 27. La naturaleza no es justa con los justos, y a Superlópez le toca vivir unos tiempos convulsos a nivel editorial, saltando a partir de ahora de unas revistas a otras, siempre en la misma casa, eso sí, hasta que termine publicándose directamente en álbum, pero aún queda más de media década para que lleguemos a ese momento, no nos adelantemos.


Referencia a Grimm en La cosa del pantano,
el flautista de Hamelin y otras soserías
(1990)
 
  La serie salta entonces a la revista Mortadelo Extra de Ediciones B. Entre los números 14 y 21, publicados entre los años 1991 y 1992, se publica un álbum que lleva por título el nombre de una enorme contraseña: Un camello subió a un tranvía en Grenoble y el tranvía le está mordiendo la pierna. Se trata de un homenaje al mundo del cómic, cargado de cameos de personajes conocidos (especialmente de la esfera francobelga, pero también nortemericanos, japoneses, españoles...). La acción, como cabe esperar por su título, transcurre en Grenoble, una localidad francesa que celebraba entonces su 2º salón del cómic (o de la "BD", la bande dessinée, como dicen allí), para cuyo evento Jan realizó incluso el cartel que lo promocionaba. El dibujante volvió a viajar una vez más al escenario real de la aventura, y eso se nota en las viñetas, que reflejan muy bien el lugar. Jan comenta que viajó en Talgo hasta allí, junto a Jesús Blasco y Víctor Mora. En la aventura el dibujante recupera a "Esponja" Humitsec, tío de "Chico". Este último vuelve a verse arrastrado por los tejemanejes y las malas artes de su pariente. Reaparecen también Al Trapone y su banda, el Refuller d'Abastos, Martha, su padre -el inspector Hólmez-, y un nuevo villano (villana, en realidad) que será clave en la serie: Lady Araña, acompañada de su pequeño caniche "Tiburón". Todo gira entorno a un misterioso libro que contiene algo muy importante en su interior, pero preferimos que sea el propio lector quien lo descubra. Es este un álbum en el que surge la amistad entre Martha y "Chico", que dará lugar a un posterior noviazgo, como veremos (ignoramos si Jan preparó aquí el terreno y tenía en la cabeza este hecho en el momento de unirlos como amigos o la cosa simplemente surgió con el tiempo, como sucede en la vida real con tantas parejas). Meses después la aventura se publicaría de forma íntegra en la colección Olé! (nº 20, XI/1991).



La aparición de personajes del mundo del cómic es una constante en las páginas de
Un camello subió a un tranvía en Grenoble y el tranvía le está mordiendo la pierna (1991-92)
 
  La "supermedianía"  cambia de revista como de camisa: las siguientes aventuras largas se publican a lo largo de los años 1992 y 1993 en la revista Super Mortadelo. Se trata de Los ladrones de Ozono (nºs 104-109), El tesoro de Ciuacoatl (nºs 110 a 117) y El castillo de arena (nºs 118 a 125). Jan dibujó las dos primeras en sentido inverso al publicado: en abril de 1992 y octubre de 1991 respectivamente.  La primera de ellas se promocionó justo en el número anterior a su publicación (Supermortadelo nº 103, Ediciones B, 22/IV/1992) y vino motivada por las celebraciones del inolvidable año de 1992, en el que nuestro país conmemoraba el 5º Centenario del descubrimiento de América con una Exposición Universal en Sevilla, además de los Juegos Olímpicos de Barcelona, entre otros eventos varios.


Anuncio de Los ladrones de ozono (Supermortadelo nº 103, 22/IV/1992)

  Jan aprovecha el tirón del centenario con una metáfora muy incisiva, ambientada en un mundo extraterrestre falto de ozono, gas que la élite utiliza de forma lúdica para drogarse). Dicha civilización extraterrestre termina recalando en la Tierra para robarnos nuestro el nuestro. Con numerosas referencias a la colonización española en las Américas y evidentes guiños gráficos a diversos iconos relacionados con la llegada de los españoles al Nuevo Mundo, Jan aprovecha para criticar las consecuencias que este evento supuso en relación al robo de recursos y la esclavitud al otro lado del charco. Parece más bien una crítica en clave de humor que un álbum para ensalzar las bondades hispanas en el Nuevo Mundo, alimentando la leyenda negra española. Sus protagonistas (Cristóbal Colón, los Reyes Católicos, Rodrigo de Triana, el cardenal Cisneros, los hermanos Pinzón...) aparecen aquí encarnados por extraterrestres, con unos originales nombres que recuerdan a los primeros. Incluso la frase "Tanto monta, monta tanto...", es parodiada como "Tanto da, da lo mismo"). Encuentro posibles influencias de la novela de H.G. Wells (La guerra de los Mundos), a juzgar por algunas viñetas de tono apocalíptico, e incluso de otras películas y series de ciencia ficción relativamente contemporáneas como "V" o Star Wars. En el primer caso los extraterrestres venían a por recursos de la Tierra, como el agua (aquí ozono). El álbum se publica posteriormente en formato Olé! (nº 22, VI/1992).


Viñetas que recuerdan a la novela de H.G.Wells, La guerra de los Mundos

 Respecto a El tesoro de Ciuacoatl, se trata de una historia ambientada en la América precolombina. que lleva a Superlópez a México, en busca de un códice de la época maya. Sus textos, interpretados hoy día, hablan de un tesoro que habría sido enterrado por un contable de la época maya, un Ciucaatl, de ahí el título del álbum. Lo que intenta nuestro héroe es precisamente evitar que el códice caiga en malas manos, de manera que sea el gobierno mexicano sea quien recupere su patrimonio (el mencionado tesoro). Pero el contenido de este quizá no sea el que cualquiera podría esperar. Se revela al final del álbum y no seremos nosotros quienes lo hagamos aquí. Se trata de otro álbum relacionado con la temática del Quinto Centenario. Seguramente no es casualidad que Jan se decidiera por este argumento y no por otro cualquiera en el momento en el que realizó el álbum. El dibujante reproduce con sus viñetas diversas localizaciones relacionadas con el mundo maya, y es que, como en otras ocasiones, también viajó en esta ocasión a México durante un mes, cámara en mano (bueno, en realidad con dos, porque una no funcionó bien y él era muy previsor), documentándose de cara a la aventura con más de veinte carretes llenos de fotos. Como era habitual, el álbum se publicó posteriormente de forma íntegra en formato Olé! (nº 21, II/1992).


Jan imita el arte maya en la portadilla de El tesoro de Ciuacoatl

    El castillo de arena marca una etapa de cambios importantes en la serie: por un lado volvemos a las tres tiras por página, Jan retoma el coloreado manual, comienza además a utilizar el ordenador como herramienta de apoyo en sus trabajos, y sigue, por supuesto, removiendo conciencias con sus historietas. En esta ocasión con la controvertida temática de los residuos nucleares, que los países del primer mundo envían al tercer mundo a cambio de dinero. Son precisamente estos residuos los que provocan, en esta nueva aventura, que ciertos serves vivos crezcan de manera descomunal. Escariano Avieso se hace con uno de estos bichos, en concreto con un escorpión, con idea de exhibirlo y sacar pingües beneficios, pero la cosa se le va de las manos. La idea de los escorpiones gigantes, por cierto, ya se tocó en el film Furia de Titanes (1981), protagonizada por Laurence Olivier e inspirada en el mito griego de Perseo y Medusa, de cuya cabeza escapaban tres escorpiones gigantes que atacaban al grupo de Perseo.


En Furia de Titanes Perseo y su equipo se enfrentan a un grupo de
escorpiones gigantes. La escena recuerda a la de El castillo de arena

  ¿Habría visto Jan esta película y pudo inspirarle? Lo cierto es que en el mismo año de 1981 (año de la película), Jan ya utilizó el recurso de los insectos gigantes en una aventura de Pulgarcito (Un regreso precipitado, Pulgarcito nº 23), aunque no eran escorpiones sino hormigas que, por cierto, es un insecto que también aparece en la misma aventura de Superlópez a tamaño agrandado.


Un regreso precipitado (Pulgarcito nº 23, 1981)
ya toca el tema de los insectos gigantes
 
   También hace su aparición un enorme insecto que se mueve por la arena gracias a la telequinesis de un mutante monstruoso con poderes y energía acumulados a partir de los mencionados residuos industriales. El insecto recuerda en parte a otros bichos gigantes que habitan en las arenas del desierto como el Sarlacc de Star Wars (episodio VI) o el Geonemolodium arraknis, de Dune (que ya aparecía en el film de Dino de Laurentiis de 1984).


Arriba: Insecto de arena en El castillo de arena (Jan, 1992)
Abajo: Geonemolodium arraknis (Dune, 1984)

   En el álbum Superlópez liquida al escorpión gigante, después de que este hubiese provocado grandes desastres en la ciudad, y consigue sacarle a Escariano una pista sobre el origen del animal: habría salido de Ahaggor Shara, una cadena de montañas situada en el oeste del Sáhara, al sur de Argelia, y en la población de Djebana, que reaparecerá de forma recurrente en álbumes posteriores. Como en otras ocasiones, Jan también viajó a Túnez para documentarse, una vez tenía el guion ya completado. De hecho, en una de las viñetas hemos encontrado un gran parecido con la siguiente vivienda excavada en la roca de la ciudad tunecina de Matmata. Es probable que Jan visitase alguna de estas casas "trogloditas" de la zona. Como se ha comentado, la aventura se publica serializada en la revista Super Mortadelo (nºs 118-125) y posteriormente de forma íntegra en formato Olé! (nº 23, IV/1993), el primero con cubierta en relieve y a mayor tamaño de lo habitual.


Imagen de una casa de Matmata (Túnez), muy similar a la que aparece en El castillo de arena

  En la misma revista se publican una serie de historietas cortas, que posteriormente se publicarán juntas a modo de álbum Se trata del álbum La aventura está en la esquina, integrado por las cortas: La envasión, ¡Game Superlópez!, El autosupermóvil, ¡Ábralo rápidamente!, Supermarket, Los etiquetómatas, La lavadora asesina y En la esquina... un camello...  Cada una de ellas se público en un número independiente de la mencionada revista Super Mortadelo (nºs 126-132, 1994-95), a excepción de la última, que se incluyó por primera vez en el Olé! definitivo (nº 24), junto a las otras, como un complemento necesario para poder llegar al número de páginas habitual de la revista. Las historietas son a cual más surrealista, desde la lavadora asesina que aparece en la historieta del mismo título, el supermercado intransitable, desbordado de gente, de Supermarket, un vehículo aplasta-coches que aparece "limpiando" los atascos de las calles en El autosupermóvil bajo el lema de '¡La calle es mía!" o un nido de folletos que habita en las cloacas (¡Ábralo rápidamente!),


Algunas viñetas de las surrealistas historietas cortas de La aventura está en la esquina

   Incluso ¡Game Superlópez! transgrede los límites de la realidad: Jan introduce al héroe en una suerte de videojuego lleno de trampas. Se trata de un invento de Escariano Avieso, aliado de nuevo con la banda de Al Trapone, para liquidar al protagonista de la serie. Se trata de una idea que Jan podría haber tomado de la exitosa Tron (1982), en la que un desarrollador de videojuegos, Kevin Flynn, era  teletransportado al mundo virtual del software de un ordenador, e interactuaba con sus programas.


En ¡Game Superlópez!, el personaje se introduce en el interior de una suerte de videojuego,
 como en el film Tron (1982), en el que también un humano interactúa con un videojuego.

    El tirón de la oscarizada película de Spielberg (Parque Jurásico, 1993), inspirado en la célebre novela de Michael Crichton, motivó el argumento de la siguiente aventura: Tyranosaurius Sect. Superlópez salta por enésima vez de revista, recalando en esta ocasión a Mortadelo Extra, para que sus lectores puedan seguir disfrutando de sus aventuras (nºs 49-56, 1994-95). El dibujante ya había tocado la temática "sauria" algunos años antes, en la revista Pulgarcito (El brontosaurio). En cuanto a la aventura de Superlópez, nada tiene que ver con el film de Spielberg. En este caso Jan hinca el diente en el peligro de las sectas y el poder y la influencia que estas pueden tener sobre las personas, especialmente en determinados sectores de la sociedad, en este caso entre los jóvenes. Es un Tyranosaurus Rex personificado, paladín del gen depredador como ningún otro, quien lídere esa secta que medra a costa de dichos jóvenes (con Jaime y "Chico" entre los abducidos por el reptil).


Portadilla y viñeta de Tyranosaurus Sect (Jan, 1994-95)

  En la misma revista se publica siguiente álbum, La acera del tiempo (Mortadelo Extra, nºs 57 y 64, 1995-96), con tan mala suerte que solo un número después, en el nº 65, la colección también tuvo que echar el cierre. La historieta se ambienta en un futuro distópico, provocado por el propio Superlópez, en el que un descendiente de Al Trapone (Retrapone), casado con Luisa, se dedica a traficar con drogas (de tal palo, tal astilla). Superlópez tendrá que viajar al futuro a través de un invento de un científico llamado Stupend Kong para intentar acabar con Retrapone y las Chicas Lanas, y a la vez recuperar un componente de sus drogas que le permitiría clonar a Marta Sánchez (de nuevo Jan vuelve a tocar temas controvertidos, la clonación humana en esta ocasión).


Intentos de clonación de Marta Sánchez fallidos, realizados por el profesor Stupend Kong

  Comentar que la historieta recupera las cuatro tiras por página y presenta una lectura menos fluída que otros álbumes, con viñetas más recargadas. Se rinde homenaje a Lola Flores (Lolaespaña en la historieta), precisamente en el año de su deceso (1995). Hace aquí las veces de inspectora de policía en el mundo del mañana al que viaja Superlópez.


Lola flores es parodiada en La acera del tiempo, haciendo las veces
de Inspectora de Policía en un futuro distópico (1995)

  El álbum nos regala un combate entre Superlópez y un clon suyo, desarrollado por el mencionado profesor Stupend Kong, que recuerda al épico combate entre Clack Kent y su otro "yo" de la película Superman III (1983).


Arriba: Superlópez lucha contra su clon en La acera del tiempo (1995)
Abajo: Clark Kent lucha contra su otro "yo" en Superman III (1983)
 
  Contemporánea a la anterior historieta es Los gemelos Superlópez. Se publicó en la revista Zipi y Zape Extra (nºs 46-53, 1994-95), en un intento de dinamizar la revista utilizando el tirón del personaje, a razón de una historieta en cada uno de los números, ocho en total. También se narra ya en formato de cuatro tiras por página, y nos cuenta las andanzas de los hijos de Superlópez (quien, por cierto, nunca aparece junto a ellos). Y aquí toca explicar, para quien no lo sepa, que a Jan ya le habían rechazado una historieta corta de temática similar en la que un escándalo saltaba a la prensa: una tal Káspita Erraska afirmaba que el superhéroe era el padre de sus gemelos. El argumento no gustó en el seno de la editorial, que pretendían que Jan casase a Superlópez con Luisa, y que quedó relegada a un cajón, publicándose en el Zipi y Zape Extra otras historietas de los gemelos menos controvertidas.


La portada del diarico anunciaba la noticia a bombo y platillo
(Los gemelos Superlópez - Corta incluida en 25º años de Superópez)
 
  Años después, en 1999, y con motivo del 25º aniversario del nacimiento de Superlópez, se recuperó aquella historia en el Olé! nº 33 (junto a otras historietas cortas). Pero mucho antes, en 1995, ya se habían publicado las otras ocho historietas cortas de los gemelos, como comentamos. Destacar el gato que los acompaña, Uranio, que se llama así porque lo encontraron en una central nuclear (la de "Tandellós", en La aventura atómica). Las historietas, en palabras del propio Jan, fueron creadas para niños de 7 a 10 años. Tienen un aire naíf, infantil... y es que Jan pretendía precisamente fomentar ciertos valores en los más pequeños (los problemas de la energía atómica y la contaminación, el sinsentido de las guerras y la intolerancia, etc...). El autor confiesa que a los álbumes de los gemelos les tiene especial cariño. Los chavales, por cierto, viven con su abuela en Villa Atchum, una casa que, en la tercera de las historietas levanta el vuelo, al parecer después de que su abuela pusiera la lavadora "a tope". Dicho electrodoméstico actuaría como un mecanismo de control de vuelo (y del espacio-tiempo). Gracias a su casa voladora los gemelos y su abuela podrán visitar distintos rincones del Universo (incluso viajar en el tiempo), a lo largo de las cuatro historietas cortas restantes: un planeta en blanco y negro, el desierto del Sáhara y la prehistoria, además de cruzarse con una civilización extraterrestre.

Momento en que Jolín encuentra a Uranio en Tandellós
(La historieta atómica, Los gemelos Superlópez, 1995)

  El infierno cierra un ciclo en la vida de Superlópez. Se trata de la última aventura publicada por entregas. Todas las que le sucedan aparecerán ya directamente en el mercado de manera íntegra. Como ya explicamos, la revista Mortadelo Extra cerró en su nº 65, en el que se había publicado precisamente el primer episodio de esta aventura, por lo que Ediciones B tuvo que publicarla ya completa en el nº 26 de la colección Olé!, revista que acogerá desde entonces la primera publicación de cada nueva aventura, al menos durante un tiempo. La idea de dedicar un álbum al infierno vino motivada, según explica Jan, a unas declaraciones del entonces Papa afirmando la existencia del averno. Fue así como Jan empezó a documentarse con obras como La Divina Comedia (Dante), Fausto (Goethe) o El Diablo Cojuelo (Luís Vélez de Guevara). ​​En la portadilla del álbum el dibujante recrea la boca del infierno (la entrada al averno), representada por las fauces de un monstruo enorme, una idea importada del mundo anglosajón que posteriormente se extendió por toda Europa y apareció en incontables ilustraciones del Renacimiento, pero también posteriores. La trama del álbum es fantástica: el jefe de Llauna ha hecho un pacto con el diablo y le va de cine, pero a cambio tendrá que entregar su alma al diablo, algo que quedó atado en un contrato entre ambas partes. Y ese es precisamente el motivo por el que el mismísimo Lucifer se presenta en la oficina con unos secuaces: para reclamar aquello que le pertenece. Superlópez tendrá que adentrarse en las entrañas del infierno para intentar recuperar el contrato que su jefe firmó y salvar así su alma de las llamas. Sin duda, una de las mejores historietas de Superlópez (y que figura entre las favoritas del propio Jan). Cargado de personajes mitológicos, recuerda por momentos a La caja de Pandora en ese sentido.


Izda: Portadilla de El infierno (Olé! nº 28, Ediciones B, 1996)
Dcha: Ilustración medieval con la boca del infierno (Livre de la Deablerie, Paris, 1568)

 
  A pesar de la cancelación de la revista Mortadelo Extra, Jan siguió dibujando la historieta acomodándola en capítulos, como si fueran a ser publicados por entregas, como se venía haciendo hasta entonces. El álbum es muy rico en detalles: sirva de ejemplo la inscripción que aparece en la entrada al infierno, "Dejad los que aquí entráis toda esperanza", incluida en el canto III de la Divina Comedia de Dante (el autor también situó esta frase en la puerta de entrada al infierno).


Izda.: Ilustración de Tancredi Scarpelli para una edición posterior de La Divina Comedia (1940)
Dcha: Entrada al infierno (El infierno, Jan, Ediciones B, 1996)
 
  Superlopez irá atravesando los distintos niveles del infierno, que Jan despliega siguiendo el modelo de Dante Alighieri en La Divina Comedia: nueve niveles circulares que se van superponiendo a modo de embudo hasta llegar al final, donde habita Lucifer. Superlópez sigue los mismos pasos que dio Dante en su periplo por el infierno, canto por canto, descendiendo por los mencionados niveles. Se advierte, sin lugar a dudas, el nivel de documentación que ha seguido Jan en la elaboración de esta historieta: la recreación del infierno y de la novela, las ilustraciones tan ricas, completas y fieles a las fuentes... Y además le da esas pinceladas tan originales que beben de otras novelas, como la mencinoada El diablo cojuelo. Este diablillo travieso, heredado de las leyendas de Castilla (y posteriormente llevado a novela por el citado Luis Vélez de Guevara), es la "zanahoria" que persigue Superlópez, cual conejo de Alicia, en su camino hasta el corazón de los infiernos.
 

Distintos niveles del infierno, seguidos por Superlopez en El infierno

  Por cierto, y siguiendo un poco la tónica de encontrar parecidos entre las aventuras de Superlópez y las películas que hubiera podido ver Jan, a mí me ha recordado en su introducción a El corazón del Ángel, salvando las distancias, claro. Pero ver al diablo trajeado, como Robert De Niro en dicho film, intentando solucionar un asunto de una deuda pendiente contraída con cierto mortal da que pensar. La película es de 1987, y el álbum de 1996.  Personalmente esta es la aventura que más me ha gustado de todas las historietas de Superlópez dibujadas por Jan. Muestra una madurez y una imaginación superlativas. ¡No se la pierdan!
 

Arriba: El diablo hace pactos con el jefe de Superlópez (El infierno, 1996)
Abajo: Robert De Niro encarna al diablo en El corazón del Ángel, 1997)

  Y con esto cerramos ya este extenso capítulo. En el siguiente abordaremos las primeras historietas publicadas ya de forma íntegra, no episódica, que a la vez conforman el grupo de las últimas historietas publicadas antes de cerrar el siglo XX (y la colección Olé!, otra más). Un fin de siglo, y de ciclo, para Superlópez.

Autor del artículo:

Alfredo Sánchez Esteban

Bibliografía:

- Jan - El genio Humilde (ACT Ediciones, XII/2014) - Capítulo "Superlópez, la Supermedianía de acero", David Fraile.
- El gran libro de Superlópez (Antoni Guiral, Ediciones B, 2018)
- Super Humor Superlópez nº 3 (Incluye "El génesis de Superlópez", con textos de Antonio Martín)
- Superlópez (RBA, 22/III/2009) - Incluye prólogo de Toni Guiral


Colaboraciones y agradecimientos:

- Magin - Por los comentarios sobre los insectos gigantes en Pulgarcito.

Fuentes:

https://www.cachislamar.com/tebeos00.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Jan_(historietista)#Un_nuevo_comienzo_(1969-79)
https://es.wikipedia.org/wiki/El_infierno_(historieta_de_Superl%C3%B3pez)
https://www.viajarconseguro.es/blog/que-ver-en-tunez.html
https://blog.normacomics.com/super-lopez-quien-es-este-antiheroe-que-nos-entretiene-desde-hace-mas-de-40-anos/
https://milkbaronline.org/jan-lo-social-siempre-ha-estado-presente-en-casi-todo-lo-que-hago-de-manera-mas-o-menos-visible/
https://m.facebook.com/TodoSuperlopez/photos/pcb.401218937349366/401218700682723/?type=3&source=48
https://www.gutenberg.ca/ebooks/verne-voyagecentre/verne-voyagecentre-00-h-dir/verne-voyagecentre-00-h.html
https://www.pressenza.com/es/2020/05/la-caja-de-pandora-la-esperanza-en-tiempos-del-covid-19/
https://www.soymimarca.com/dejad-los-que-aqui-entrais-toda-esperanza/
https://es.wikipedia.org/wiki/Superl%C3%B3pez#Colaboraci%C3%B3n_estable_con_Efep%C3%A9
http://disparatadotreintanero30.blogspot.com/2017/07/el-rodaje-de-superlopez.html
/images/photos/Articulos/Otros_Personajes/Superlopez/Mapa_cripto.jpg
https://es.wikipedia.org/wiki/Cachabolik_Blues_Rock
https://www.devuego.es/bd/fjuego/super-lpez-el-seor-de-los-chupetes
https://es.wikipedia.org/wiki/Viaje_al_centro_de_la_Tierra
http://superlopezcronologico.blogspot.com/2012/09/
https://www.zonanegativa.com/entrevista-a-jan/
https://es.wikipedia.org/wiki/Superlópez#Ediciones_B_(1987-2022)
https://es.wikipedia.org/wiki/Superl%C3%B3pez#Petisos_carambanales
https://www.comicartfans.com/gallerypiece.asp?piece=1207909
https://es.wikipedia.org/wiki/El_asombro_del_robot
https://www.rinconcete.com/tintin_unicornio.html
https://www.parkcircus.com/film/115600-Clash-of-The-Titans

https://magnet.xataka.com/idolos-de-hoy-y-siempre/superlopez-famoso-hace-tiempo-que-no-existe-como-jan-transformo-parodia-a-aventura
https://www.caninomag.es/como-hacer-un-tebeo-segun-jan-las-escarolitropico-gmnesicas-lecciones-del-creador-de-superlopez/
https://www.fabulantes.com/2014/05/entrevista-jan-autor-de-superlopez/
https://stilleducation.com/9-circles-of-hell/

 

"Seguiré dibujando mientras pueda,
no me veo tomando el sol
aburrido en la terraza".

Jan, (entrevista para RTVE, 2010)

página 6
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar