bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 55 + 14:
 
año 63 de la era ibañez

un explorador galáctico perdido en un lejano planeta


“Viajo en una sofisticada nave espacial de la más avanzada tecnología".
Goomer (El Pequeño País n.º 335 – 1 de mayo de 1988)
 

   La segunda etapa de El Pequeño País (1988) supuso la eclosión de toda una pléyade de personajes emblemáticos en el parnorama del cómic patrio. Ya hemos dedicado sendos artículos a hablar de Leo Verdura (Rafa Ramos) y de Mot (Azpiri y Nacho), que traspasaron fronteras. Y, como no hay dos sin tres, nos gustaría dedicar este artículo a hablar de Goomer, otra serie que igualmente nació en dicha etapa de El Pequeño País y que también llegó a publicarse fuera de España, en concreto en Estados Unidos.
 


Una de las tiras de prensa de Goomer publicadas en Estados Unidos

  Goomer es un tipo bajito, algo barrigón y con poco pelo. Se trata de un explorador galáctico, un buscavidas, un tanto inepto, vago y con mucha cara. En una de sus misiones, termina perdiéndose por el espacio sideral y da con sus huesos en un lejano planeta, a cientos de años luz de la Tierra, habitado por una civilización inteligente. Le acompaña en su misión un androide llamado Ruby, quien, de hecho, será quien active su deshibernación al llegar a dicho planeta. La visita de Goomer crea desde un principio una gran expectación entre los extraterrestres, llegando a aparecer en la televisión local. Incluso visita al presidente del lugar, aunque este se niega a recibirle, ya que no cree en la existencia de vida fuera de su planeta. Sin embargo, toda esa curiosidad, generada tras la llegada de Goomer, se deshincha pronto como un globo pinchado. Y es que la sociedad de dicho planeta está integrada por personajes de tan diversa naturaleza, que Goomer no tarda en pasar desapercibido. En ser uno más. Uno de tantos.


Ruby deshiberna a Gooomer tras la llegada al planeta.
Tira hecha a posteriori para el álbum -  Goomer (Pequeño País-Altea, 1990)


Primer contacto de Goomer con el nuevo planeta -  El Pequeño País, nº 332 (10/IV/1988)


Goomer es entrevistado por la televisión local tras su llegada -  El Pequeño País, nº 335 (1/V/1988)
 

  Ayudó mucho a dicha integración social su encuentro con Op, un extraterrestre con el que hace muy buenas migas, más allá del primer susto, ya que fue uno de los primeros personajes con los que se cruzó tras su llegada. Op se convierte desde el principio en su mejor anfitrión, llevándole a visitar los mejores bares, restaurantese incluso cines de la ciudad.


Primer encuentro entre Goomer y Op
El Pequeño País, nº 334 (24/IV/1988)

  A pesar de todo, la adaptación de Goomer a su nuevo hogar no será tarea fácil. Existen demasiados contrastes entre dicho planeta y la Tierra. Las cosas no funcionan como Goomer espera, y eso le supone numerosos traumas a todos los niveles: las estaciones cambian de forma repentina (pasando del calor del verano a la nieve invernal), los despertadores, coches, televisores, ascensores y demás cacharros son a menudo criaturas en lugar de máquinas (algunos con sus propios vicios, como el tabaco o los chicles), los árbitros de baloncesto tienen forma de balón, las películas de amor le aterrorizan, y para colmo, Goomer tiene que buscar empleo en un planeta en el que sus habilidades no son precisamente las más demandadas, lo que le lleva a empezar como vendedor en unos grandes almacenes.


Encuentro de Goomer con un ascensor orgánico -  El Pequeño País, nº 342 (19/VI/1988)

  Op tarda poco en presentar a Goomer a su amiga Elma, una extraterrestre de tres ojos, guapísima, a juicio de Op, pero a la que Goomer no encuentra demasiado atractivo. Elma, en cambio, se queda enganchada desde el principio por el terrícola.


Elma recuerda su flechazo con Goomer - Magazine de El Mundo (1990)

  Goomer, sin embargo, suspira como un adolescente por la belleza de su hermana Neila, más joven (y más agraciada). En ese sentido, podemos afirmar que Goomer saca de dentro un carácter bastante machista con Elma, a quien muchas veces deja planchada con sus comentarios. Sea como fuere, podemos considerar a Goomer y Elma como una pareja estable (aunque la opinión de estos no coincida exactamente en este respecto).


Elma presenta a Goomer a su hermana Neila
El Pequeño País, nº 368 (18/XII/1988)

  En las historietas aparecen cantidad de personajes secundarios, como los padres de Elma, la mascota de esta (Viscús), el ascensor viviente con el que a menudo se cruza Goomer... Y aparecerán muchos más con el tiempo, a lo largo de las múltiples etapas que atravesará la serie en sus distintas publicaciones.


Goomer intenta aplastar a Viscús, mascota de Elma -  El Pequeño País, nº 407 (17/IX/1989)


  La serie, de hecho, termina abruptamente en el número 443 de El Pequeño País (26/V/1990), tras dos años de andadura, con una emotiva viñeta en la que Goomer se despide de Elma y de Op antes de subirse de nuevo a su nave para partir, imaginamos, hacia la Tierra. Fue la forma más elegante que tuvieron los autores de despedirse del suplemento infantil, llevándose consigo la serie al suplemento dominical del diario El Mundo: el magazine. Ricardo pasaba a ocupar el cargo de subdirector de ilustración del diario y contó con su compañero Nacho, con el que iniciaría esa nueva andadura. El protagonista se volverá algo más ruin, machista y egocéntrico en esta nueva etapa en el diario El Mundo (también en la etapa de El Jueves, en 1992).


Goomer se despide emotivamente de Op  y de Elma
El Pequeño País, nº 443 (26/V/1990)


Actitudes machistas de Goomer con Elma - Etapa posterior a El Pequeño País
El Jueves, nº 791 (22/VII/1992)

  Dos años después, la serie saltó a la revista satírica El Jueves, a partir de su número 780 (6/V/1992), mientras sus autores exportaban la serie a diversos diarios estadounidenses. Durante unos treinta números, la revista El Jueves recicló chistes de las páginas de El Pequeño País, aunque concentrados en solo tres viñetas, que se publicaron habitualmente a razón de cuatro tiras independientes por página. No todos los chistes fueron repetidos. Muchos fueron completamente nuevos y nos aportan mucha información sobre las cosas que le pasan a Goomer tras su llegada al planeta. Situaciones que no vimos en la etapa de El Pequeño País, como la destrucción del planeta Tierra o la forma en cómo transcurre el tiempo en el planeta de Goomer con respecto al nuestro. Los autores se recrean especialmente con la cucaracha de su hotel, con la que desarrollan muchos gags, así como con la nave de Goomer y su ordenador de a bordo, un personaje nuevo, que no ha de confundirse con el mencionado Ruby, y que no soporta a Elma, a la que llega a odiar desesperadamente.


Ricardo y Nacho explotan el humor con la mala relación entre Elma y el ordenador de
a bordo de la nave de Goomer - El Jueves nº 793 (5/VIII/1992)


Ricardo y Nacho explotan el humor con la mala relación entre Elma y el ordenador de
a bordo de la nave de Goomer - El Jueves nº 808 (18/XI/1992)

 

  A partir del número 873 (16/II/1994), y durante casi 700 números, se reeditaron páginas completas de Goomer publicadas previamente en El Pequeño País y en el magazine de El Mundo. Ricardo y Nacho, por su parte, abandonaron la sindicación americana el 18 de abril de 1993 y regresaron al Magazine, retomando la serie a partir de la tira número 174. Desde entonces apareció una nueva página de Goomer cada semana, hasta el 29 de diciembre del 2013, momento en el que se publicó la última página de la serie.


Primera tira de Goomer en El Jueves, nº 780  (6/V/1992)


 Volviendo a los orígenes de la serie, es menester recordar que Ricardo explicó en una entrevista en El Mundo que el protagonista de la serie nació en realidad en la década anterior, a finales de los años setenta, durante la fiebre por la ciencia ficción tras el estreno de La guerra de las galaxias. Ricardo había venido de Chile, con trece años, y se hizo amigo de Nacho, que a su vez acababa de mudarse desde Vitoria a Madrid. Ambos vivían en el mismo barrio y a los dos les gustaban los cómics, por lo que decidieron juntarse para crear historietas. Dibujaron aventuras de vikingos además de varias historietas: una ambientada en una cárcel, otra de Goomer (en forma de tira), y la tercera era un elefante de la jungla enamorado de una gallina. El personaje de Goomer llegó a debutar, de hecho, en Mundo Obrero, el diario del Partido Comunista de España. Los autores explicaron que su idea era exportar el personaje al mercado americano, pero no tuvieron suerte. Se redimirían de aquel tropiezo años después, como ya hemos visto.


Portada del diario Mundo Obrero  (10/IV/1977)


Una de las primeras tiras de Goomer ("Lo mejor de Ricardo y Nacho", IV/1992)


  A partir de entonces se produjo un parón creativo motivado por la marcha de Ricardo a Estados Unidos en 1981, donde trabajó como ilustrador en el Miami Herald. Años después, en 1987, Nacho contactó con Ricardo y resucitaron a Goomer, tras el regreso de Ricardo en 1988 a España. El resto es historia conocida: la serie debuta en El Pequeño País, inicialmente con gags aislados, desarrollados a lo largo de las viñetas de una única página, y poco a poco irá cogiendo personalidad (como pasa con muchas otras series), enriqueciéndose con todo un universo de personajes y una trama cada vez más madura que permitirá al lector ir conociendo (descubriendo) las costumbres del planeta extraterrestre y las relaciones de Goomer con sus habitantes. Es normal, pues, encontrarse con ciertas incoherencias de guion cuando uno lee las primeras historietas seguidas. Así, el aspecto de la madre de Elma en su primera aparición, es muy parecido al de un batracio (para justificar el gag de Nacho). Posteriormente su apariencia guarda más semajanza con la de su hija. Este detalle será subsanado posteriormente en una de las tiras publicadas en la etapa de la revista El Jueves (nº 787, 24/VI/1992).
 


La madre de Elma presenta un aspecto diferente al que descubriremos después
El Pequeño País, nº 345 (10/VII/1988)


La madre de Elma pasa a ser la madre de Op, subsanando la incoherencia del aspecto de la primera.
El Jueves nº 787 (24/VI/1992)


  La serie gozó de una adaptación al cine de animación con una película (Goomer) que se estrenó en 1999 y que logró hacerse con un premio Goya a la Mejor Película de Animación. Contó con la dirección de Luis Feito y Carlos Varela, banda sonora de Blue 4U, y las voces de Jordi Estadella y del dúo humorístico Cruz y Raya. La película contiene muchos de los gags que Nacho había pensado para la serie, dibujados por Ricardo en muchas páginas, además de otros nuevos, aunque en la película no funcionaron igual de bien. De hecho, el filme tampoco tuvo mucho éxito en taquilla. A diferencia del cómic, la película comienza su historia en la Tierra, explicando los últimos momentos de Goomer en nuestro planeta, mientras que el cómic comenzaba directamente en el planeta lejano.


Portada de la película Goomer (1999)


Un par de fotogramas de la película -  Goomer (1999)


  Goomer también contó con una serie de televisión de 26 capítulos (1992), emitida por Canal 33, y contó igualmente con una serie de animación en formato web de trece mini-episodios: "Goomer - El gorrón de las galaxias"). La serie permitía al espectador interactuar eligiendo, a través del ratón, algunas de las opciones durante el visionado de cada capítulo.
 


Fotogramas de la mini-serie web
 

  Terminamos el artículo hablando sobre las diversas publicaciones de Goomer en formato álbum: en primer lugar aparecieron dos álbumes en tapa dura, publicados por El País / Altea en 1990. Dichos álbumes recopilaban muchas de las tiras, no todas, publicadas previamente en El Pequeño País. Se titularon Goomer y El planeta de mi Elma. En 1996 Ediciones El Jueves publica, en el nº 10 de su colección Titanic, el álbum Goomer en salsa verde, que no solo recoge algunas de las páginas de El Pequeño País inéditas en tapa dura, sino otras tantas páginas de la etapa de Goomer en El Mundo.  Posteriormente, entre 1999 y 2001, Ediciones B publica cuatro álbumes más: El gordo mutante del espacio exterior, El gorrón de las galaxias, Desayuno con amebas y Romances galácticos, todos ellos compuestos con historietas publicadas en el suplemento del diario El Mundo. Por último, en 2004, editorial Astiberri publica el libro Goomer. Verde y radiante va la novia. Desde entonces no ha vuelto a publicarse ningún nuevo álbum de la serie.


Primeros dos álbumes de la serie (Pequeño País/Altea, 1990)


  Llegados a este punto, sería una gran noticia que alguna editorial consiguiera publicar las más de 1200 páginas, en palabras del dibujante, de las que se compone la serie (hay soluciones de todo tipo, incluso los "micromecenazgos" de Verkami). Nuestro protagonista, otro icono del cómic nacional, bien lo merece. Hasta entonces, un grupo de aficionados se entretiene en El foro de la T.I.A. recopilando y maquetando todas y cada una de esas historietas en formato digital para su disfrute personal.

Autor:

- Alfredo Sánchez Esteban

Agradecimientos:

- Jose Luís Contreras - Por su imprescindible hoja excel sobre la serie que ha servido para realizar el primer integral de Goomer sobre su etapa en El Pequeño País y este primer borrador del prólogo.
- Janiji - Por sus escaneos de la serie sacados del Magazine de El Mundo.
- A los miembros del CRG que han colaborado escaneando todos los álbumes de la serie publicados y que han permitido indexar correctamente todas las historietas de la serie (hasta la fecha, todas las publicadas en El Pequeño País).
- Al foro de la T.I.A., que ha servido como catalizador para aunar esfuerzos entre unos y otros intentando recopilar todas las tiras de la serie. Especialmente a los implicados (jlcb78, Señor Ogro, Janiji, Wayne Campbell y blindrulo).

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Goomer
http://humoristan.org/es/series/goomer/
https://www.elmundo.es/larevista/num194/textos/gentes1.html
https://blizzarradas.blogspot.com/2012/07/goomer-1999.html
https://www.tebeosfera.com/sagas/goomer_1988_nacho_ricardo.html
http://mayores.aytosalamanca.es/es/docs/CUAD_EXPERIENCIA_7.pdf

https://valenciaplaza.com/goomer-cuando-ricardo-y-nacho-fantasearon-con-un-espanol-cualquiera-perdido-en-el-espacio

página 3
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar