bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 37 + 38:
 
año 64 de la era ibañez

superlópez (ii) - la edad de oro y el fin de bruguera

"Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa...".

Soneto a una nariz
(Luís de Góngora
)

 
    En los años ochenta se produce una metamorfosis en la serie, que empieza a introducir toques fantásticos, humor, surrealismo, cotidianedad y crítica social. Esta última se convertirá en otra de las señas de identidad de la serie, que alcanzará en esta etapa ochentera la categoría de mito. En la aventura Los alieníegenas (1980) se introducen algunos cambios que serán importantes en cuanto a que son iconos del protagonista: la "S" amarilla del traje del superhéroe se simplifica, Superlópez empieza a utilizar ahora las manos con forma de "cuernos", levantando los dedos índice y meñique, cada vez que quiere volar, e incluso suelta su primer "¡Mecachis!", que luego devendrá en la archiconocida "¡Cachis la mar!". El cambio de letra en el traje vino motivado por la posibilidad de incurrir en un problema de derechos de autor, ya que, por aquel entonces, Bruguera distribuía los tebeos de Superman, y la DC advirtió que se trataba de un plagio en toda regla, así que, cuando las tiras de Superlópez se publicaron en Alemania y surgieron comentarios similares al respecto del escudo del superhéroe (allí Super-Meier), Jan decidió modificarlo por una "S" más simplificada, según explicó Jan a Vicente García en una entrevista publicada en la revista Dolmen nº 66 (2001).


Páginas 8,16 y 24 de Los alienígenas en las que se aprecia la evolución de la "S"


Izda: Portada revista Dolmen nº 66 (Entrevista de Vicente García a Jan, 2001)
Dcha: Portada apócrifa de Super-Meier nº 1 (Condor Verlag, 1980)
 
  En el libro biográfico Jan, el genio humilde, David Fraile, en contacto con Jan, explica que la expresión no tendría ninguna intención particular que la de llamar la atención del lector. No obstante, en la revista el nº 46 de la revista Superlópez, se comenta que la expresión rinde homenaje a uno de los autores favoritos de Jan: Eduardo Sáenz Hermúa (1859-1898), quien firmaba como Mecachis. En uno de los artículos de "Las cosas de Jan", publicados en Bruguera, Jan explicaba su admiración por el humorista,  pionero de la historieta española y contemporáneo de Cilla, Xaudaro, Caran D’Hache, Llovera, Apeles Mestres...  y admite que adoptó dicha interjección como la más habitual de Superlópez debido a esa inclinación especial que sentía hacia el humorista, sinedo el mítico ¡Cachis la mar! su pequeño homenaje a él.


Eduardo Sáenz Hermúa, firmando como Mecachis
(Página cómica en homenaje al escritor Eduardo Sánchez Castilla
Revista Madrid Cómico, 6/II/1892)

  La historieta se publica, una vez más, de manera seriada en la revista Mortadelo Especial (nºs 83 a 90) a lo largo de 1980, publicándose posteriormente en la colección Olé! en 1981. Jan se las ingenia para poder desarrollar el guion de forma episódica, acomodando cada entrega en sus respectivas ocho páginas, que fueron llevando sus correspondientes títulos (Los invasores, Alucinomanía, ¡Fuera de combate!...). Era un tema de moda y ya había sido epxlotado por otros dibujantes. Sin ir más lejos, Ibáñez había publicado solo unos pocos años antes la larga Los invasores, y ese mismo año de 1980 se había estrenado la película de Ridley Scott, Alien, el octavo pasajero, por lo que seguramente la elección del guion por parte de Jan no fue casual. La aventura, por cierto, está aderezada con unos titulares del rotativo El diarico que son muy divertidos y ayudan a meter al lector en situación. Aparecen viñetas con el diario hasta en cinco ocasiones.


Página de El diarico, publicada en Los alienígenas
(Mortadelo Especial nº 88, 9/VI/1980 y Olé!, nº 4, 23/II/1981)


Titular de El diarico, publicada en Los alienígenas
(Mortadelo Especial nº 85, 28/IV/1980)
 
La revista original, por cierto, incluyó unos pies de página con fondo amarillo (similares a otros de Mortadelo y Filemón y numerosos personajes de Bruguera), con Superlópez surcando los cielos. Reproducimos todos ellos (unidos dos a dos) bajo estas líneas.


Pies de página unidos (Los alienígenas, Mortadelo Especial nº 88, 9/VI/1980)

  Ese mismo año de 1980 comenzó a publicarse una nueva aventura larga de Superlópez en la revista habitual (Mortadelo Especial, nºs 96-103, 1980-81): El señor de los chupetes. Como sucediera con el film de Superman, Jan volvía a parodiar una obra que también había contado con una versión cinematográfica recientemente. Y es que la novela de El señor de los anillos contó ya por aquel entonces con una versión animada (1978) que se había estrenado en España solo un año antes (el 31 de agosto de 1979), catapultando aún más el éxito de la novela de Tolkien. El film, por cierto, quedó inacabado, a mitad de la segunda novela. Se pensó en hacer una secuela para cerrar la obra, pero nunca llegó a llevarse a cabo. A pesar de todo, Jan habría comentado que su hijo leía por aquel entonces la novela de Tolkien y aquello le motivó a crear esta nueva aventura larga. La "supermedianía de acero" es engañada en esta ocasión por el malvado Tchupón el "Siniestro", quien le convence para que se haga con otros seis chupetes de poder en manos de los Chupópteros que le permitirán convertirse en el amo del mundo. El autor acomoda la aventura en ocho episodios con un denominador común, a excepción de la introducción y el desenlace, un formato que Ibáñez utilizaba frecuentemente en muchas aventuras largas de Mortadelo y Filemón. Como era habitual, la aventura se publicaría posteriormente en álbum en la colección Olé! (nº 5, IX/1981), y en su correspondiente Super Humor (aunque el éxito de la aventura haría que posteriormente se publicase en muchas otras revistas, como Fans o Gente Menuda).


Primer encuentro entre Thupón y Superlópez
(El señor de los chupetes, Mortadelo Especial 96, 26/X/1980)
 
  Casi una década después, en 1989, unos amigos intentaron desarrollar una versión de la aventura en formato de videojuego conversacional, pero por temas de derechos el proyecto quedó aparcado y nunca llegó a comercializarse (aunque sería rescatada en 2010 y lanzada en una mini edición casera).


Portada ficticia del juego que nunca llegó a comercializarse

  Será esta una de esas primeras aventuras en las que la crítica social de Jan se hace más evidente. En algunas viñetas el dibujante hace una critica inteligente, en clave de humor, al tabaco, al juego, al alcohol y al fútbol. El Señor de los Chupetes, según le explica Chupón a Superlópez, sería el responsable de todos ellos para tenernos sometidos:


Algunas viñetas de crítica social evidente en los comienzos de Superlópez
(El señor de los chupetes, Mortadelo Especial 96, 26/X/1980)

  Tras finalizar el álbum, Jan iniciaría una etapa en diversos proyectos como Pulgarcito (para la revista del mismo título) o Cab Halloloco y Los últimos de Villapiñas (para la revista JauJa), que le absorbieron y Superlópez tuvo que espaciar sus aventuras. La semana más larga, de hecho, es la primera aventura que se ve afectada por esta interrupción. La historia se acomoda de nuevo en ocho capítulos, a razón de uno dedicado a cada día de esa semana, además de un lunes adicional, como epílogo a una aventura que se le hace eterna a Superlópez. El dibujante nos muestra más de cerca la vida cotidiana del protagonista, que trata de compaginar como puede su oficio como superhéroe, plantando cara a toda una banda de malhechores, con sus obligaciones en la oficina, lo que da pie a situaciones en las que Juan termina cayendo en los brazos de Morfeo en la propia oficina.


La doble vida de Superlópez le pasará factura durante el día en La semana más larga.

 Como era habitual, se serializó en la revista Mortadelo Especial (nºs 104-108 y 113-115, 1981) y posteriormente, el mismo año, en el correspondiente álbum Olé! nº 6. No hubo un segundo Super Humor en la etapa de Bruguera, por lo que el álbum tardaría casi una década en aparecer en formato retapado, ya en la etapa de Ediciones B (1990). La aventura nos presenta nuevos personajes que con el tiempo serán recurrentes (como Al Trapone, Escariano Avieso, Carasucia o el particular e incompetente inspector Hólmez), apareciendo algunos de los clichés más emblemáticos (running gags o gags recurrentes), como la escena del croissant en el metro (página 3, viñeta 1). Jan hará parodia de este gag recurrente, por cierto, en la corta Cuando la suerte acecha (1988).

Primeras aparición del gag recurrente del croissant en el metro
(La semana más larga, Mortadelo Especial nº 104, Bruguera, 15/II/1981)


Jan hace un guiño invertido a la escena del croissant en Cuando la suerte acecha (1988)

  Ese mismo año también se publica una historieta corta: El Phantasma de la Teleuve. Apareció en una revista especial que Bruguera publicó con motivo del 25º aniversario de TVE. La protagoniza una suerte de "fantasma de la ópera", que siembra el terror en los estudios de televisión española. Se trata de un tipo frustrado que ansía ser crítico de cine, pero que es despreciado por referentes de la TVE en aquel entonces como Íñigo y Chicho Ibáñez Serrador, por lo que jura vengarse por ser ignorado. El álbum no se recuperaría hasta el Olé! nº 33, mucho después, con motivo del 25º aniversario del nacimiento del protagonista.


El Phantasma de la Teleuve
(Especial 25º Aniversario TVE, Bruguera, 1981)
  
  Después de ese álbum, Superlópez queda aparcado durante más de un año, debido a los mencionados quehaceres de Jan con otras series, no publicándose nuevas entregas de la "Supermedianía" hasta el nº 149 de la revista Mortadelo Especial (I/1983), en la que comienza una de las aventuras favoritas de los aficionados (si no la mejor): Los Cabecicubos, cuya publicación se prolonga hasta el nº 156 de la mentada revista. El álbum trata de hacer una crítica a ese grupo de militares de cabeza cuadradada, poso de la dictadura, que terminaron abanderando el golpe de Estado del 23-F de 1981, y a aquellos que acabaron reconvertidos en políticos. La referencia al saludo de Franco y el escudo con el "pollo" no deja lugar a dudas.




Diversas viñetas del álbum, con una evidente parodia de Jan a la era postfranquista
(Los cabecicubos, Mortadelo Especial, nº 149, Bruguera, 17/I/1983)

  En el álbum, un gas para hacer huevos cuadrados termina escapándose de la factoría avícola por un desafortunado despiste de Juan López, de visita junto a una comitiva de Llauna Films, jefe incluido, ya que la compañía, reconvertida en agencia de publicidad, estaría detrás de una campaña promocional de los huevos cuadrados que allí se fabrican. Jan no solo critica esos autoritarismos militares, sino otros temas diversos, como las gallinas estabuladas en celdas como latas de sardinas, el uso del coche en lugar del transporte público, y representa en sus viñetas los caóticos años posteriores a la transición, con sus atascos, la polución... y, por supuesto, la amenaza de los extremismos políticos (en algunas viñetas Jaime lleva unas ropas que recuerdan a las de las Juventudes Hitlerianas).


Anuncio de Olé! nº 7 (Los cabecicubos) en Tio Vivo nº 131 (VIII/1983)

  Como muchos álbumes de Ibáñez, este es también un fiel reflejo de la sociedad del momento, con un PSOE que ya calentaba motores para las elecciones generales que ganaría de manera aplastante en 1982. Incluso el cubo de "Tontik", "Rotio Rugado", o el secuestro de Quini (aquí "Tini"), el jugador del Barcelona ("Parchelona"), se utilizaron en clave de humor en el álbum. El autor también introdujo a otro personaje importante: Martha, hija del inspector Hólmez (y al mismo tiempo su alter-ego), que será también recurrente a lo largo de toda la obra, manteniendo una relación con un personaje que aparecerá más adelante (Chico).


Escape del gas energisipoliédrico en la factoría avícula
(Los cabecicubos, Mortadelo Especial, nº 149, Bruguera, 17/I/1983)
 
 Jan comienza a continuación la siguiente aventura, motivado por la temática mitológica. Mezcla diversas deidades que ha conocido el ser humano: dioses griegos, egipcios, hindúes y aztecas). El protagonista se ve envuelto en la historia después de leer un anuncio en la prensa, en su rutinario viaje a la oficina, que reclamaba la ayuda de Superlópez.


Anuncio en la prensa - La caja de Pandora (Mortadelo nº 176, Bruguera, 13/II/1984)
 
 Esto le llevará a contactar con el anunciante, Nemesio Pando, un anciano descendiente de la mitológica Pandora, que afirma tener en su haber su legendaria caja. Tras explicarle las desastrosas consecuencias que se produjeron después de que su ancestro abriese la caja, le revela que, aunque finalmente Pandora fue capaz de cerrarla, algo quedó dentro, de forma que cada nuevo heredero ha de complir su cometido: asegurarse de que la caja no vuelva a abrirse para evitar más problemas a la humanidad.


Interpretación del mito de Pandora realizada por el pintor inglés
Charles Edward Perugini(1839-1918)

  El anciano le explica que, durante la Guerra Civil, era ferroviario e intentaron arrebatarle la caja, por lo que tuvo que esconderla. A partir de ahí irán sucediendo diversos avatares que llevarán a Superlópez a diversos rincones del planeta y del espacio para localizar la caja, reservando al lector un inesperado final con su correpsondiente moraleja.
 

La caja de Pandora (Mortadelo nº 176, Bruguera, 13/II/1984)

  La infuencia en el álbum del film de Spielberg protagonizado por Harrison Ford, En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark), es evidente. La tipografía del anuncio de la aventura en el Mortadelo nº 174, previo al comienzo de su serialización de la aventura, es muy similar a la de uno de los carteles. Se toca igualmente la temática arqueológica, y la búsquede de un objeto legendario (caja/arca). La serie de Superlópez, por cierto, cambió de revista, pasando a publicarse a partir de entonces en el nuevo Super Mortadelo (que mantuvo la numeración donde la dejó Mortadelo), entre los números 176 y 183 (publicados entre febrero y abril de 1984). Jan apenas tuvo tiempo para documentarse lo que él habría deseado, ya que tuvo que entregar un episodio nuevo cada semana, sin apenas tiempo para preparar documentación de cara a la ambientación, como él solía hacer habitualmente.


Izda: Anuncio de la publicación de la serie (Mortadelo, nº 175, 6/II/1984)
Dcha: Cartel promocional de En busca del Arca Perdida (1981)

 Considerada por los aficionados como una de las mejores historietas de la serie (y por el propio Jan como la mejor de esa época), sirvió también para introducir una tradición: la habitual frase introductoria que acompaña a cada álbum (en este caso "Si alguien te regala una caja y no te explota en la cara, es que te quieren" - Proberbio Masnouíno). Jan tuvo que realizar poco después una historieta para el mercado alemán (Una vez, en una ciudad...) que se utilizó como complemento a la parte que quedaba pendiente de publicar de La caja de Pandora. Fue en el nº 11 de Super-Meier (1985), y en ella se advierten diversas viñetas con textos en alemán, incluso el "Ende" al finalizar esta. La colección solo contó con 12 números de 44 páginas, motivo por el cual hubo que publicar algunas historietas partidas en dos números. Jan dibujó cuatro de esas doce portadas (9-12), al no estar muy contento con los resultados previos en portadas realizadas por dibujantes apócrifos. La historia tiene algunos tintes a novela de Isaac Asimov, con un robot muy destructivo controlado por un adolescente frustrado y bisoño que se dedica a destruir una ciudad. Fue recuperada años después en el mercado español, pero no por Bruguera, sino por Ediciones B.


Portadas Super-Meier (Jan, nºs 10 y 11 - Condor Verlag)

  Y es que resulta que hacia 1982 ya había empezado un período convulso en el seno de la editorial del gato negro, una crisis de caballo (con una deuda que alcanzó los 4 785 millones de pesetas) que teminaría con su cierre, en 1985. Este desafortunado evento tuvo varias consecuencias directas para Superlópez: por un lado el personaje se queda al pairo, interrumpiéndose igualmente la recién inaugurada revista Superlópez, que contaba ya con tres números en los que se habían empezado a publicar los primeros episodios de la nueva aventura larga (La gran superproducción). Además, los aficionados alemanes también se quedaron sin poder conocer el final de esa misma aventura, que en España terminó por aparecer completa en el Olé! nº 9 (V/1985), poco antes del cierre de Bruguera. En esta hilarante aventura Superlópez rueda una película (Tronak, el Bárbaro) y Jan nos coloca a los lectores entre bambalinas, siendo testigos de todo lo que se cuece en un set de rodaje. La empresa de Juan López, por cierto, pasa a llamarse Llauna Films S.A., con el que la conoceremos a partir de ahora.


Uno de los gags de La gran Superproducción (Olé! nº 9, Bruguera, V/1985)

  Ediciones B se hizo entonces heredera de los derechos del fondo editorial de Bruguera y, tras firmar un nuevo contrato con Jan, prosiguió las andanzas de Superlópez en una nueva etapa que comenzó en 1987 con un álbum muy novelesco: Al centro de la Tierra, que se publica en la nueva revista Superlópez (Ediciones B, nºs 1-10, 1987). Es precisamente en los números siguientes (19 a 21) en los que aparecerá publicada la aventura alemana de complemento, que en España no ve la luz hasta 1989, incluida en un Olé! titulado El asombro del robot. Pero de esa nueva etapa hablaremos en nuestro próximo artículo.


Portada La gran superproducción
(Fans, nº 9, Ediciones B X/2004)

 
Autor del artículo:

Alfredo Sánchez Esteban

Colaboraciones y agradecimientos:

Jesús Tanco - Por los apuntes sobre el PSOE, Llauna Films y la corrección de erratas (y revisión del artículo en general).

Bibliografía:

- Jan - El genio Humilde (ACT Ediciones, XII/2014) - Capítulo "Superlópez, la Supermedianía de acero", David Fraile.
- El gran libro de Superlópez (Antoni Guiral, Ediciones B, 2018)
- Super Humor Superlópez nº 3 (Incluye "El génesis de Superlópez", con textos de Antonio Martín)
- Superlópez (RBA, 22/III/2009) - Incluye prólogo de Toni Guiral


Fuentes:

https://www.cachislamar.com/tebeos00.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Jan_(historietista)#Un_nuevo_comienzo_(1969-79)
https://magnet.xataka.com/idolos-de-hoy-y-siempre/superlopez-famoso-hace-tiempo-que-no-existe-como-jan-transformo-parodia-a-aventura
https://blog.normacomics.com/super-lopez-quien-es-este-antiheroe-que-nos-entretiene-desde-hace-mas-de-40-anos/
https://m.facebook.com/TodoSuperlopez/photos/pcb.401218937349366/401218700682723/?type=3&source=48
https://www.pressenza.com/es/2020/05/la-caja-de-pandora-la-esperanza-en-tiempos-del-covid-19/
https://es.wikipedia.org/wiki/Superl%C3%B3pez#Colaboraci%C3%B3n_estable_con_Efep%C3%A9
http://disparatadotreintanero30.blogspot.com/2017/07/el-rodaje-de-superlopez.html
https://www.devuego.es/bd/fjuego/super-lpez-el-seor-de-los-chupetes
http://superlopezcronologico.blogspot.com/2012/09/
https://www.zonanegativa.com/entrevista-a-jan/

 

De nuevo, no me gusta mirar atrás… y lo que quieren los chicos de hoy son móviles,
juegos de ordenador y demás fruslerías informáticas  con muchas explosiones y rayos y truenos.".
  JAN
(Entrevista en Zona Negaztiva)

página 4
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar