bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 89 + 44:
 
año 64 de la era ibañez

superlópez (iii) - ediciones b: etapa nueva, revista nueva

"Yo de hecho era casi el único que no aceptaba
que me pusiera el color el grabador ni la rotulación mecánica,
que ortográficamente hablando era horrorosa,
empezaron suprimiendo los acentos alegando
que las mayúsculas no se acentuaban,
y yo no estaba de acuerdo"

Jan


 
   Tras la debacle de Bruguera, como comentamos, Ediciones B se hace heredera de los derechos del fondo editorial de esta, que incluye el 50% de los derechos de Superlópez, y continúa sus andanzas tras dos años con la "supermedianía" en el dique seco. Jan ha expresado en alguna ocasión sentirse mucho más libre en esta nueva etapa de Ediciones B, menos encorsetado a los patrones que le pedían en Bruguera, y contará con una mayor libertad creativa que antes. Encontraremos igualmente álbumes muy buenos en esta nueva etapa en la nueva revista Superlópez (Ed. B, 1987-1990). El primero de ellos, Al centro de la Tierra., se inspira en el libro de Julio Verne, considerada por el propio Jan como una de las mejores novelas jamás escritas. Publicada en noviembre de 1864, trata de la expedición de un profesor de mineralogía alemán, Otto Lidenbrock, su sobrino Axel y un guía y porteador llamado Hans, al interior de la Tierra, después de que estos lograsen traducir un criptograma de origen rúnico oculto en un antiguo libro. Se trataba de un texto alquilmista de Arne Saknussemm, que revelaba un camino para llegar al interior de la Tierra.


Mapa de Islandia y criptogramas de la novela de Verne.

  En la aventura de Jan, es el cierre de Llauna Films el que motiva a sus protagonistas a buscar ahorros debajo de las piedras, y Jaime, bastante más cercano a Juan en esta nueva etapa, les explica a este y a Luisa que su bisabuelo se casó con una tal Berta Lidenbrock, que sería hija de Graübn Lidenbrock, a su vez ahijada del profesor alemán. Les propone entonces hacer un viaje al centro de la Tierra en busca de esas piedras preciosas que se describen en la novela. Huelga decir, y más en la página NO oficial de Mortadelo y Filemón, que no todos los miembros de la empresa eligen la misma opción: Ipáñez, uno de los ilustradores de Llauna, intenta salir adelante dibujando una suerte de Mortadelos para la editorial Truguera (véase imagen bajo estas líneas).


Ipáñez dibuja Mortadelos para la editorial Truguera
(primeras viñetas de Al centro de la Tierra, Ediciones B, 1987)

  Finalmente Luisa y Jaime se animan a viajar hasta Hamburgo y desde allí tomar un vuelo hacia Islandia, donde poder iniciar su periplo hacia el centro de la Tierra. Juan, en cambio, se niega a creer las teorías de Jaime y decide quedarse en casa, al menos aparentemente, ya que durante la aventura no se separará de estos (como Superlópez), haciendo las veces de porteador. En Hamburgo Jaime se reencuentra con sus primos  Adolf y Rodolf, siempre peleándose (quizá un metafórico guiño a una Alemania aún dividida en aquel entonces, muy poco antes de la caída del muro de Berlín). Los gemelos deciden seguirlos secretamente para viajar igualmente al centro de la Tierra y conseguir también algunas riquezas. Jan recrea fielmente la Konigstrasse de dicha ciudad germana a partir de las ilustraciones originales de la novela, y posteriormente paisajes de Islandia y escenas de la novela como el encuentro con criaturas antediluvianas (un saurio y un monstruo marino).


Ilustración antigua de la novela, recreada por Jan en un pasaje del álbum
 


Ilustración antigua de la novela de la calle Konigstrasse que Jan utiliza
para recrear dicha calle de Hamburgo en un pasaje de la aventura

  La aventura se publica de forma seriada en la recién estrenada revista Superlópez (nºs 1-10, 1987). Jan quería siempre estimular la lectura de libros, y más en aquella época, en la que coincide con su pareja Maria Dolors Alibés, profesora y escritora, que también influyó en él en algunos aspectos. De hecho, al comienzo de la década siguiente publicaron juntos un libro sobre cómo hacer cómics (Cómo se hace un cómic, Onda, 1990).


Página del libro Cómo se hace un cómic (Mª Dolors Alibés / Jan, Onda, 1990)

  Esta nueva etapa incorpora, además, otra seña de identidad de la serie de la que Jan no se desprenderá ya nunca más: los Petisos Carambanales, una suerte de criaturitas amarillas que el autor utiliza como recursos gráficos para rellenar las viñetas de forma muy particular y original, pero sin interactuar con la trama principal ni con sus protagonistas. Jan comenta que los había creado mucho antes de esta etapa, pero nunca había encontrado el momento adecuado para introducirlos en las aventuras. A mí me recuerdan a los "Curris" de Fraguel Rock (Doozies, en la versión original), por su tamaño y su capacidad de organización. Además, no olvidemos que los Petisos eran verdes en sus inicios.


Izda: Curris (Doozers) - Fraggle Rock (1983-1987)
Dcha: Petisoperías (1989)

  En el siguiente álbum, La espantosa, extraña, terrífica historieta de los Petisos Carambanales (Superlópez nºs 11-18, Ediciones B, 1987), Jan explica algo más sobre su origen. Al parecer, un invento de Escariano Avieso para potenciar los poderes mediúmnicos y las dotes de Juan para producir una cantidad desmesurada de ectoplasmas termina dando lugar a estas criuaturas redondas de pequeño tamaño alrededor del personaje debido a su propia energía supermediúmnica. La idea le vino a Jan a partir de toda la temática relacionada con la parapsicología y el espiritismo.


Portada original de Jan para la revista Superlópez nº 49 (Ediciones B, VIII/1989)

 Estas criaturas ectoplásmicas cuentan con un idioma propio, claro, y se nos revela en una ilustración publicada en el nº 21 de la misma revista Superlópez, y que posteriormente se reutilizaría como guarda trasera del álbum Olé! nº 15 (Ediciones B, 1989).  Jan nos explica la correspondencia entre cada jeroglífico del vocabulario petiso con cada letra del alfabeto occidental, de manera que el lector pueda satisfacer su curiosidad traduciendo los crípticos mensajes al castellano, y que el dibujante va dejando desperdigados por las viñetas.


Correspondencia entre los glifos de los Petisos y el alfabeto humano
- Guarda trasera del Olé! nº 15 (Ediciones B, XI/1989) -

  El álbum no es una aventura al uso, sino que el dibujante acomodó sus páginas de forma alterada, siguiendo el patrón de aquellos antiguos libros comercializaddos por Timun Mas (Elige tu propia aventura) con diversos finales, y en los que el lector podía escoger los caminos y alternativas del guion, de acuerdo a su interés. Uno de dichos finales, por cierto, permite que seamos testigos de la utópica boda entre Juan y Luisa. Recordemos que, en su etapa primitiva, Juan estaba casado, y su esposa era la única que conocía su identidad, pero en la nueva andadura de Bruguera Luisa era la eterna novia de Juan (y además, esta no sabe nada de la doble identidad de Superlópez).


Boda de Juan y Luisa, uno de los finales alternativos del álbum
La espantosa, extraña, terrífica historieta de los Petisos Carambanales
(Superlópez nºs 11-18, Ediciones B, 1987)
 
  Por si quedaba alguna duda sobre la residencia de Superlópez en la ciudad de Barcelona (parodiada como "Parchelona"), Jan despeja todas ellas en una de las viñetas del álbum en la que el superhéroe ha de regresar a la ciudad Condal en busca de víveres. El aspecto de La Sagrada Familia, la joya de Barcelona, aparece en el estado en el que se encontraba en aquel momento (su finalización está prevista para 2026, con un aspecto más evolucionado, incorporando la torre Virgen María en el centro de la basílica, que no aparecería en esta viñeta aún). Además de este ejemplo, Jan reproducirá muchos más detalles de la capital catalana (taxis, calles, edificios...) a lo largo de toda su obra, especialmente en el álbum Politono Hamelín.


Superlópez sobrevuela Parchelona en Al centro de la Tierra

   El año 1988 fue muy prolífico para el personaje. Se publicaron varias historietas nuevas: las largas Cachabolik Blues Rock (Superlópez, nºs 23-33), En el país de los juegos, el tuerto es el Rey... (34-40) y El asombro del robot (41-44) y las cortas Cuando la suerte acecha (31-32), El fantasma del Museo del Prado (31-33) y Entrevista a Superlópez en la TV (42), además de las Tonterietas de Superlópez, una suertede Mortadeladas, pero con la Supermedianía como protagonista. Se publicaron originalmente en la revista Club Amigos de Ediciones B antes de ser reeditadas entre los nºs 36 y 43 de la revista Mortadelo Extra (y posteriormente se incluirían como parte del Olé! dedicado a los 25 años de Superlópez).


Las Tonterietas de Superlópez (Mortadelo Extra, nº 39, 15/XII/1993)

  La primera de esas aventuras largas es muy musical y rockera. Jaime y Luisa arrastran a Juan a un concierto del grupo Cachabolik Blues Rock, cuyas canciones parecen alterar el comportamiento de aquellos que las escuchan. Al Trapone y su banda están detrás de todo el asunto, con fines más que evidentes. Y es que uno de los miembros del grupo, Chirridowsky, es el responsable de componer una partitura infernal con dichas propiedades. Así que Superlópez tratará de solucionar el problema convenciendo a otro productor musical, Terencio Corneta, para montar un grupo propio, junto a Jaime y Luisa, que compita con el primero. En la historieta reaparece Martha, la hija de Hólmez, de la que descubrimos su pasión frustrada por la pintura, teniendo que ganarse la vida dibujando tiras de Mortadelo, Sacarino, Heidi, el Tío Gilito o El Capitán Trueno (entre otros muchos), que son más comerciales. Jan nos regala, por cierto, un cameo de Gordito relleno en varias viñetas de la página 14.


Martha revela a Superlópez que se ve obligada a dibujar cómics porque es lo
que vende (viñetas de Cachabolik Blues Rock).
 
  La historieta se publicó poco después en el Olé! nº 11, junto a la mencionada corta El fantasma del Museo del Prado, una historieta que Jan dibujó motivado por su admiración hacia El Greco y su famoso cuadro El caballero con la mano en el pecho, que reconoce haber visitado en varias ocasiones y con el que ha llegado incluso a mantener conversaciones en una suerte de trance, hasta el punto de frustrarse cuando, en alguna de sus visitas al Prado, el cuadro estaba cedido a otros museos de manera temporal. En la aventura, el dibujante se cruza con Superlópez en los baños del museo, por la noche, y le confiesa que ahora ocupa el lugar del personaje del cuadro del Greco, quien, a su vez, también deseaba abandonar su puesto. Superlópez se encargará de que eso no suceda, de manera que Jan pueda terminar la historieta, y devolviendo al personaje del cuadro al lugar que le corresponde. Una historieta muy interesante que el lector no debería pasar por alto (y con un guiño a Iznogud, por cierto - ver la surrealista imagen que aparece bajo estas líneas).


Jan explica a Superlópez sus deseos de ocupar el puesto del cuadro del Greco
(El fantasma del Museo del Prado, Superlópez nºs 31-33, Ediciones B, 1988)
 
  La otra aventura larga, En el país de los juegos, el tuerto es el Rey..., está relacionda con los juegos y la ludopatía. Se desarrolla en un lugar ficticio llamado Tontecarlo (evidente parodia de Montecarlo), un país que vive del juego, y es gobernado por el rey tuerto Akitespero I (de ahí su título). Los valores que se promueven en el país distan mucho de ser éticos: las escuelas, por ejemplo, enseñan a los niños la forma de apostar desde bien pequeñitos y se persigue al que intenta estudiar cosas más interesantes (como la electrónica o la programación). Jan nos presenta aquí a un nuevo villano, que será recurrente en la serie: Refuller D'Abastos, otrora Primer Ministro de Tontecarlo, reconvertido ahora en timador profesional y traficante de drogas.


Mapa ficticio de Tontecarlo, portadilla de En el país de los juegos, el tuerto es el Rey

  Precisamente los protagonistas de la serie deciden pasar allí las vacaciones, pero se cruzan en Parchelona con un empresario del lugar (Estefe Pillanueva) que les explica que ha sido víctima de un atentado y les pone al día sobre los problemas del país, lo que pondrá en alerta a Juan de cara a sus vacaciones en el país de los juegos. La aventura incluye un homenaje al inolvidable Vázquez (binguero profesional) y además modifica su estructura gráfica, con viñetas ahora más grandes (con tres filas en general, frente a las cuatro habituales). Se publica ese mismo año de forma íntegra en formato Olé! (nº 12, Ediciones B). Respecto a Cuando la suerte acecha, se trata de una historieta corta que Jan hizo previamente a esta, y que también toca la misma temática del juego y la ludopatía (siendo corta, ¿quién sabe?, quizá Jan se quedó con ganas de más y por eso se animó con la historieta larga que vino después).


Jan ya tocó el tema de la ludopatía en Cuando la suerte acecha (Superlópez, nºs 31-32, 1988)
 


Vázquez y su mala leche homenajeados por Jan en una
 viñleta de En el país de los juegos, el tuerto es el Rey

  Poco después se publicó la Entrevista a Superlópez en la T.V., parodiando el programa de Jesús Quintero "El perro verde" (aquí "El tarro verde") en un careo entre Juan López y Superlópez que en realidad no es otra cosa que un monólogo, como no podía ser de otra manera, pero esto es algo que Jan nos muestra al final de la historieta, con un inteligente (y surrealista) juego de espejo. El guion, dicho sea de paso, no es de Jan, sino de Maria Dolors Albés.


Juan entrevista a Superlópez en Entrevista para la T.V. (Superlópez, nº 42, Ed. B, XII/1988)
 
  La última aventura larga de ese año, El asombro del robot, se presenta con un cambio en el formato de la revista que ya se anunció a bombo y platillo en el número anterior con la consabida ilustración de Jan (bajo estas líneas). La aventura se presenta con una de Gustavo Adolfo Bécquer en su portadilla, la rima número 77, para ser exactos ("Dices que tienes corazón y solo / lo dices porque sientes sus latidos... / Eso no es corazón... ¡Es una máquina / que al compás que se mueve hace ruido"). Presenta evidentes referencias al clásico de L. Frank Baum: El Mago de Oz y, por la época y el argumento, también parece inspirada en el film Cortocircuito (1986), ya que, el protagonista de la aventura de Superlópez, Rob, no es otro que un robot que tiene sentimientos y profundas dudas existenciales sobre su origen. Creado por Escariano Avieso con fines más que evidentes, el robot termina extraviándose y está a punto de suicidarse, siendo Martha Hólmez quien evite la tragedia y le lleve a su casa, donde aprenderá citas de grandes pensadores (Platón, Kant, Marx, Rousseau, Epícteto, Descartes...). El objetivo a partir de entonces no será otro que el de intentar que Rob consiga un corazón, como en la mentada novela de Baum (y a su exitosa versión cinematográfica de 1939, con una de cuyas canciones termina esta inteligente aventura).

Es, por cierto, el primer álbum cuyo color Jan delega en manos ajenas en esta nueva etapa. Se utiliza el método de la pauta azul, que el estupendo y profesional colorista Eduardo (en palabras de Jan) se encargó de llevar a cabo tanto en esta historieta, como en la siguiente (Periplo Búlgaro). Jan ya había utilizado esta misma técnica en el coloreado de La caja de Pandora. A pesar de todo, las técnicas de impresión posteriores hicieron que Jan tuviese que volver a pintar todos los álbumes al pasar al sistema de escáner, para poder elaborar los fotolitos.

Anuncio del cambio de formato de la revista
(Superlópez nº 40, Ediciones B, 1/XI/1988)
 
  En 1989 se publica otro interesante grupo de historietas: las largas Periplo Búlgaro (Superlópez, nºs 45-48) y Los cerditos de Camprodón (Superlópez, nºs 50-54), y la corta Petisoperías (Superlópez, nº 49). Poco después se publica igualmente El tesoro del Conde Arnau (Superlópez, nº 55), aunque ya en febrero de 1990. Será este el último número de la revista Superlópez, que se cancela en ese momento. El superhéroe tendrá que continuar sus andanzas en una nueva etapa, en la recien inaugurada revista Yo y yo, que comentaremos en el siguiente capítulo.


Portada del primer número de la revistsa Yo y Yo (Ed. B, 1990)

  En Periplo Búlgaro Jan nos lleva, obviamente, a Bulgaria, destino turístico de Luisa y Jaime, y aprovecha para hacer su habitual "critiqueo" hacia el fenómeno turístico. El que Jan escogiera Bulgaria y no otro país guarda relación con lo exótico de este, ya que en aquellos años era un destino muy poco turístico debido a su proximidad con la Unión Soviética. De hecho, el autor llegó a viajar a Bulgaria para documentarse, tomar fotografías, y empaparse de la cultura que luego reflejaría en el álbum (alfabeto cirílico, monumentos, costumbres...). En el álbum volverán a aparecer Al Trapone y Escariano Avieso, al servicio del primero, que inventará una sustancia que vuelve de color verde a quien la ingiere, teniendo ellos mismos el antídoto para recuperar el aspecto original.  La historieta recupera sus cuatro tiras por página (en la mayoría de ellas), que volverán a ser tres en la siguiente larga.


Catedral de Sofía reproducida por Jan en Periplo Búlgaro.

   Los cerditos de Camprodón también saca a Superlópez de su rutina habitual en Parchelona, pero tan solo unos kilómetros, hasta Camprodón, un pueblecito de Girona que el dibujante parece conocer bien, ya que inmortalizó con fotografías todo el recorrido a bordo de un Renault 5 (en el siguiente enlace pueden verse las correspondencias entre viñetas y la realidad). Ubicado en la comarca de Ripollés, el pueblo fue uno de los candidatos que Jan eligió para vivir, aunque finalmente se decidió por Sant Pau Seguries (en la misma comarca). Fue precisamente en Camprodón donde Jan se alojó en aquel viaje y donde terminó de perfilar el guion de esta nueva aventura. El hilo conductor es una nota con un mensaje en clave (que a mí me ha recordado un poco al mítico mensaje tintinesco de El Secreto del Unicornio) . Al Trapone habría conseguido dicha nota en la cárcel, a través de un compañero de celda llamado "Esponja" Humitsec.


Mensaje en clave de El secreto del Unicornio y nota críptica
de Los cerditos de Camprodón.

  Escariano Avieso estaría intentando traducir dicha nota para poder lucrarse con un negocio que parece estar relacionado con un virus y un cerdo. Jan introduce a otro personaje clave en la serie, que no es otro que "Chico" Humitsec, sobrino del mencionado "Esponja" y futura pareja de Martha Hólmez. Informático y hácker, poco a poco se irá alejando del "lado oscuro" y, con el tiempo, tendrá una hija en común con Martha: la pequeña Judith. Será en Camprodón donde se encuentre la solución al enigma planteado, pero dejamos que el lector lo descubra por sí mismo. La aventura terminó de publicarse ya en enero de 1990, en el penúltimo ejemplar de la revista Superlópez. Antes de que me olvide: Jan escondió en la página 5 un guiño al icónico mayordomo de la empresa de limpieza de metales Netol (leyendo un ejemplar de la revista Lola, parodia del Hola).


Personaje misterioso que no es otro que el mayordomo de la empresa Netol

  En cuanto a las historietas cortas, las Petisoperías es una historieta corta un tanto onírica en la que Superlópez sufre un accidente de tráfico de camino al trabajo y se despierta atado por decenas de petisos. El petiso intérprete (Tiso) le explica que debió de llegar a su planeta (Tirán-Lirán) a través de alguna puerta dimensional, y le muestra su mundo. Allí descubre que hay en realidad dos pueblos de Petisos: los Liranios y los Tiranios, que se llevan como el perro y el gato. Jan vuelve a hacer crítica social en relación al tema bélico, al peligro de las armas nucleares y los fanatismos religiosos, temás muy de actualidad (incluso aún hoy en día). Al final todo resulta ser un aparente sueño. Juan se despierta en el hospital y le informan de la rotura ósea que ha sufrido, pero Jan introduce en última instancia un pequeño guiño con la breve aparición del petiso Tiso en el mismo hospital que rompe los esquemas del lector. La historieta se publicó en el nº 49 de la revista Superlópez y posteriormente en el Olé! nº 15, complemento perfecto de la historieta larga de los Petisos Carambanales. La historia bebe de Jonathan Swift y su novela Los viajes de Gulliver (en el país de Liliput, 1726), aunque quizá también podría tener alguna influencia del clásico de Lewis Carroll, Alicia en el páis de las maravillas, como la viñeta en la que Superlópez observa a través de una puerta de pequeño tamaño.


Izda: Vñeta de las Petisoperías (1989) / Dcha:  Fotograma de un film de
Alicia en el país de las maravillas del sueco Švankmajer (1987)
 

Vñeta de las Petisoperías (izda.) e ilustración de 1902 para la novela de Jonathan Swift (dcha.)
 
  El último número de la revista Superlópez (nº 55, II/1990) incluyó la mencionada historia corta El Tesoro del Conde Arnau. Inspirado en un antiguo cantar catalán del siglo de oro, está protagonizado por un hombre que se dice descendiente del Conde Arnau. Un timador que intentaría engañar a Luisa, Juan y Jaime, explicándoles que conoce la existencia de un tesoro oculto en el monasterio de Santa María de Lillet, pero que no podría sacar debido a una maldición que pesa sobre él. A cambio de una cantidad de dinero que le permitiese emigrar a América, huyendo de dicha maldición, estaría dispuesto a ceder los derechos del mismo a quien le ayudase. Luisa es en esta ocasión la víctima de la estafa y Superlópez tendrá que capturar al estafador y recuperar el dinero de Luisa. El álbum se incluiría posteriormente en el Olé! nº 17 y Superlópez continuará sus andanzas en la nueva revista Yo y yo, pero como ya se ha comentado, hablaremos sobre ello en el siguiente capítulo. 


Portada del último número de la revista Superlópez
(nº 55, Ediciones B, II/1990) - El Tesoro del Conde Arnau
 
Autor del artículo:

Alfredo Sánchez Esteban

Bibliografía:

- Jan - El genio Humilde (ACT Ediciones, XII/2014) - Capítulo "Superlópez, la Supermedianía de acero", David Fraile.
- El gran libro de Superlópez (Antoni Guiral, Ediciones B, 2018)
- Superlópez (RBA, 22/III/2009) - Incluye prólogo de Toni Guiral


Colaboraciones y agradecimientos:

- Juan_81, Miski - Por los comentarios sobre Netol y Grenoble.
- David Fraile: Por los aportes sobre el coloreado ajeno a Jan.


Fuentes:

https://www.cachislamar.com/tebeos00.htm
https://es.wikipedia.org/wiki/Jan_(historietista)#Un_nuevo_comienzo_(1969-79)
https://magnet.xataka.com/idolos-de-hoy-y-siempre/superlopez-famoso-hace-tiempo-que-no-existe-como-jan-transformo-parodia-a-aventura
https://www.caninomag.es/como-hacer-un-tebeo-segun-jan-las-escarolitropico-gmnesicas-lecciones-del-creador-de-superlopez/
https://blog.normacomics.com/super-lopez-quien-es-este-antiheroe-que-nos-entretiene-desde-hace-mas-de-40-anos/
https://milkbaronline.org/jan-lo-social-siempre-ha-estado-presente-en-casi-todo-lo-que-hago-de-manera-mas-o-menos-visible/
https://m.facebook.com/TodoSuperlopez/photos/pcb.401218937349366/401218700682723/?type=3&source=48
https://www.gutenberg.ca/ebooks/verne-voyagecentre/verne-voyagecentre-00-h-dir/verne-voyagecentre-00-h.html
https://www.pressenza.com/es/2020/05/la-caja-de-pandora-la-esperanza-en-tiempos-del-covid-19/
https://es.wikipedia.org/wiki/Superl%C3%B3pez#Colaboraci%C3%B3n_estable_con_Efep%C3%A9
http://disparatadotreintanero30.blogspot.com/2017/07/el-rodaje-de-superlopez.html
/images/photos/Articulos/Otros_Personajes/Superlopez/Mapa_cripto.jpg
https://es.wikipedia.org/wiki/Cachabolik_Blues_Rock
https://www.devuego.es/bd/fjuego/super-lpez-el-seor-de-los-chupetes
https://es.wikipedia.org/wiki/Viaje_al_centro_de_la_Tierra
http://superlopezcronologico.blogspot.com/2012/09/
https://www.zonanegativa.com/entrevista-a-jan/
https://es.wikipedia.org/wiki/Superlópez#Ediciones_B_(1987-2022)
https://es.wikipedia.org/wiki/Superl%C3%B3pez#Petisos_carambanales
https://www.comicartfans.com/gallerypiece.asp?piece=1207909
https://es.wikipedia.org/wiki/El_asombro_del_robot
https://www.rinconcete.com/tintin_unicornio.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Superl%C3%B3pez#Coloreado


 

“Hubo un tiempo en que leía sobre parapsicología, paraciencias, espiritismo y
demás "paraísmos"... Recuerdo una aterradora historia sobre un grupo de
médiums que, reunidos, creó un ser ectoplasmático monstruoso que destrozó
la  estancia en la que se encontraban y tuvieron que salir por patas".
  
  Jan (Entrevista en Cachislamar)
 

página 5
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar