bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Puedes registrarte y conectarte usando tu cuenta de:

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 65 + 17:
 
año 59 de la era ibañez


ramón casanyes - del calvario a la gloria


"Cuando estás en activo, plantearte el futuro no tiene sentido.
El único objetivo valido es intentar hacer bien el trabajo diario.
Todo lo demás es una consecuencia inevitable".

Ramón Mª Casanyes, "Mortadelo y yo", Junio 2010
 

   Ramón María Casanyes nació en Barcelona en 1954. Comenzó su carrera profesional como dibujante trabajando para la editorial Bruguera, donde ingresó a los 21 años (en 1975), dibujando páginas apócrifas de Mortadelo y Filemón en el equipo de Blas Sanchís. Aunque abandonó poco después la editorial, regresaría de nuevo en 1977 tras finalizar el servicio militar.

 
Autorretratos de Casanyes
(a la izda. en su estudio. Portada de la revista Rambla nº 25, XII/1984)

   Casanyes creaba para la editorial 10 páginas semanales con personajes creados por Ibáñez (cuenta que trabajaba ocho horas diarias por un sueldo de 2.000 pesetas semanales cuando el salario mínimo anual de entonces era de 122.400 pesetas). Casanyes formará parte del Bruguera-Equip (también llamado posteriormente Equipo-B), dirigido por Blas Sanchís, integrado por un grupo de jóvenes dispuestos a comerse el mundo aunque en realidad contratados para ser exprimidos al máximo produciendo historias a un ritmo endiablado y a bajo coste. Junto a él trabajaban (entre otros) Martínez Osete entintando junto a otros jóvenes, August Tharrats (Tha) que entintaba a Sir Tim O'Theo o Jaume Esteve, que elaboraba páginas de "El pirata Xocolata".

El Pirata Xocolata, Jaume Esteve
L'Infantil Tretzevents, 1975

   Hacia 1977 Casanyes decidió contratar a un equipo para que le ayudara a sacar adelante su trabajo con Bruguera mientras buscaba una manera de promocionarse como autor de cómics. El equipo estaba integrado por Arturo, Isabel y Lurdes Martín Gimeno (que entonces sólo tenía 20 años y terminará siendo la colaboradora que más tiempo permanezca en su estudio y que será también colaboradora de Francisco Ibáñez más adelante). En sólo 5 años, Casanyes y su equipo habían dibujado más de 2.000 páginas, una parte importante (pero no la totalidad) de la producción de personajes de Francisco Ibáñez realizada a iniciativa de la editorial que poseía los derechos en exclusiva sin consentimiento del autor. Casanyes nos proporcionó una fotografía de su hija en la que puede apreciarse (al fondo) el aspecto que tenía el estudio en el que trabajaba Lurdes Martín:
 
 
Diana Casanyes, hija del dibujante, "ordenando"
la mesa de trabajo de Lurdes Martín, 1981

   Un buen número de las aventuras publicadas en la revista Mortadelo Especial entre finales de los 70 y principios de los 80 llevaron la mano de Casanyes. Su peculiar forma de comenzar las historietas de 6 u 8 páginas, con un chiste-viñeta o un gran bocadillo como encabezamiento, las hace fácilmente reconocibles. En pocas ocasiones se reconoció la autoría de sus aventuras (en el mejor de los casos con una simple línea al comienzo con la leyenda "guión: R.M.Casanyes" dejando la autoría del dibujo en el anonimato). Casanyes bebió del estilo de Ibáñez y del propio André Franquin incorporando rasgos propios de ambos dibujantes (en ocasiones hasta una viñeta) en muchas de las aventuras que creó. Sin embargo Casanyes no se quedó en la mera copia sino que fue perfeccionándose a lo largo del tiempo e incluyó en muchas ocasiones elementos originales y diferenciadores en las expresiones de los protagonistas que ayudan a identificar con facilidad la autoría de muchas de sus aventuras:

Primeras viñetas de la aventura "Zanahóriez el gamberro" con un marcado
estilo Franquiniano. Publicada en Mortadelo Bruguera (1972)



"La carrera" (Casanyes, 1978) / Un bebé en Champignac (Franquin, 1968)"
Casanyes da muestras de la admiración por Franquin, de quien toma "prestada" cierta viñeta y el argumento


"El caso del bacalao" (Ibáñez, 1970) / Los Superhombres" (Casanyes, 1978)"


"El Aniversario" (Casanyes, 1981) / Moscú 80 (Ibáñez, 1979-80)"
Casanyes se inspira en el villano de Moscú 80 con pequeñas modificaciones

 
   Sus trabajos también se publicarían posteriormente en la colección Olé! en la que incluso existen álbumes con portada de Ibáñez pero con ninguna aventura firmada por el autor en su interior como sucede con los álbumes publicados entre el nº 222 y 232 de la mencionada colección (publicados todos ellos en 1981).


Portadas de los números 222 y 232 (1981)
 
   Casanyes supo captar y reproducir el universo de Ibáñez como ninguno hasta el punto que muchos han leído sus aventuras creyéndolas del propio Ibáñez (como sucede con las aventuras largas "El caso de los párvulos" o "Las criaturas de cera vivientes" -OLÉ Bruguera 245 y 253 respectivamente-) debido principalmente a su deseo de autosuperación y a la contínua mejora en la calidad de sus ilustraciones. El autor compartía con nosotros algunos bocetos de la aventura "El caso de los párvulos" en los que puede apreciarse la calidad de su trabajo (pueden encontrarse más muestras en el "Museo de Mortadelo" de esta misma web):


Bocetos para "El caso de los párvulos" realizada por Casanyes (1982)


   Aunque a principios de los años 80, Casanyes publicó material en revistas dirigidas a público adulto como El Papus o Hara-Kiri, pronto abandonaría esas colaboraciones para continuar trabajando en Bruguera, donde el salario era algo mejor.

Portadas de las revistas "Harakiri" y "Papus" en las
que Casanyes colaboró a principios de los 80

   En la revista Harakiri, de humor "bestia y sangriento", Casanyes firmó como Kayser. En el primer numero de la revista se publicó una aventura de "El Cabo 1º Trueno", una parodia del Capitán Trueno (al que, dicho sea de paso, Casanyes también parodiaría más adelante en cierta portada de la revista Mortadelo ya en Ediciones B):

Izquierda: Página de "El Cabo 1º Trueno" (Revista Harakiri, 1983)
Derecha: Portada de la revista Mortadelo nº 3 (Ediciones B, 1987)


 
   Casanyes nos confirmó en 2012 que no realizó ninguna de las portadas de las aventuras largas que hizo para Bruguera ("Las criaturas de cera vivientes" y "El caso de los párvulos"). Ambas fueron realizadas por Ibáñez. Resulta curioso imaginarse a Ibáñez estudiando un personaje creado por Casanyes (el verdugo de cera) para incluirlo en la portada de un álbum que pasaba a ser suyo (y que de hecho firmaría):

 

 
Portadas de  "Las criaturas de cera vivientes" y "El caso de los párvulos"
(Colección OLÉ Bruguera245 y 253, 1982)

   En junio de 1982 Casanyes es despedido de Bruguera debido a la floja situación económica de la editorial que terminará por llevarla a la quiebra. El dibujante vuelve entonces a publicar material en revistas para público no juvenil, como Címoc, Titánic (del equipo de "El Jueves") o Rambla. En el nº 6 de la revista Titánic (publicada en 1983) Casanyes sirvió en un plato frío su "venganza" particular con "Mortalelo", una historieta de 4 páginas en la que el autor realiza una parodia erótico-sexual y escatológica de los personajes que en tantas ocasiones dibujó. La aventura ha llegando incluso a webs alemanas donde la bautizaron como "Der Skandal!":

Super Mortalelo ("Titánic" nº 6, 1983)

 
   En cuanto a sus trabajos en la revista Rambla no tienen desperdicio alguno. En ellas puso de manifiesto su capacidad como dibujante realista (casi hiperrealista) realizando al menos tres portadas que fueron publicadas entre Diciembre de 1984 y Agosto de 1985, algunas de ellas con un marcado caracter erótico:


Portadas de la revista "Rambla" (de García y Beá Editores)
Realizadas entre 1984 y 1985


 
   En 1984 Bruguera publicaba varias portadas de Casanyes firmadas como Bruguera Equip. Las portadas aparecieron en la colección "Magos del Humor": "El cochecito leré" y "El crecepelo infalible". La segunda de las portadas parece claramente inspirada en la que Ibáñez  había realizado para la aventura seriada "Agencia de Información" publicada pocos números antes en la misma colección:

Portadas para la colección "Magos del Humor" de Bruguera
"El cochecito leré" y "El crecepelo infalible" (ambas publicadas en 1984)

   A  finales de los años 80,  Ediciones B, publicó varias portadas de Casanyes para la revista Mortadelo (el dibujante nunca llegó a trabajar directamente para Ediciones B sino para intermediarios entre esa editorial y el propio Casanyes). Gracias a Hergest, a quien el artista envió personalmente los bocetos previos a las portadas, podemos apreciar el cuidado y mimo que el autor imprimía a dichas portadas además del detallado acabado en el que apenas dejaba nada para la improvisación. El autor demostraba una preocupación por el acabado final de las mismas (algo que no todos los Mortadelos de autoría apócrifa desprenden). El propio autor llegó a afirmar que “Por simple agotamiento o falta de estímulo, puede que mis dibujos de Mortadelo tuvieran altibajos, pero no creo que su creador haya tenido que agachar demasiado la cabeza por causa de mis historias”. Los bocetos, comparados con las portadas que finalmente vieron la luz, enmascaran el buen trabajo de Casanyes por el deficiente coloreado que se dió a los bocetos. A pesar de todo ello las portadas de Casanyes son, sin lugar a dudas, las más originales e "Ibañezcas" de entre todas las portadas creadas por autores apócrifos.


Una de las portadas abocetadas por Casanyes
para el nº 48 de la revista Mortadelo (Ediciones B, III/1988)


Casanyes también compartió algunos bocetos de portadas que
nunca llegaron a ver la luz. Su calidad es incuestionable.

Paco Tecla y Lafayette

  Casanyes también paseó sus dibujos en otras publicaciones que aún no hemos mencionado: "A Tope",  "Mochuelo" e incluso para tres números de la revista "JauJa" (en 1983) protagonizados por "Tito, el Homo Sapiens 2000", pero no será hasta 1986 y en el número 275 de la revista Mortadelo (2ª época, Bruguera) cuando por fin el autor aparezca acreditado como autor completo en un tebeo de Bruguera. En él comienza la primera historia larga de una nueva pareja de periodistas (Paco Tecla y Lafayette) titulada "Trapicheo en el Cairo" que fue creada con la idea de ser serializada a razón de cuatro páginas semanales. Lamentablemente la historia quedó inconclusa sólo dos números después (en el nº 277) cuando sólo contaba con 12 páginas, debido al fatal desenlace de la editorial Bruguera en junio de 1986.

Izda: Anuncio de Paco Tecla y Lafayette
(Revista Mortadelo 2ª época nº 274, 1986)

 
  En 2015 descubrimos, gracias al propio Ramón, que Ediciones B había donado al Ministerio de Cultura una de las páginas que éste había entregado a la editorial (en concreto la nº 23) y que nunca había llegado a publicarse. En ella vemos a Sabana Smith, un nuevo personaje que Casanyes había ideado para esta aventura con el fin de ayudar a sus protagonistas. El personaje también apareció en cierto cartel promocional que tampoco había llegado a ver la luz y que el dibujante nos había hecho llegar en 2012. Parece evidente que Casanyes realizó este anuncio para Bruguera y el año (1986, que también coincide con el de la mentada página 23) nos indica que fue en el ocaso de la editorial por lo que es más que probable que el cartel promocional nunca llegase a ver la luz.
 
Izda: Página 23 de "Trapicheo en el Cairo" (nunca publicada)
Dcha: Cartel promocional de los personajes que no llegó a ver la luz, 1986

 
 
   El cierre de la editorial provocó que los autores que trabajaban para Bruguera fueran a parar a nuevas revistas de otras editoriales; "Paco Tecla y Lafayette" fue la serie elegida para capitanear la revista "Garibolo" de la Compañía General de Ediciones. En ella, además de la creación de Casanyes, también encontrábamos otros autores de la Escuela Bruguera como Vázquez o Esegé. El Garibolo, tuvo su propia línea de álbumes (Garibolo Star) por lo que Casanyes se convertirá así en uno de los pocos autores de nuestro país que puede presumir de haber publicado en tapa dura en España (un lujo al alcance de muy pocos).
 
Paco Tecla y Lafayette
"Garibolo" (nº 1) y "Garibolo Star" (CGE, 1987)
 
   Los protagonistas de la serie son dos agentes secretos que hacen las veces de periodistas trabajando para el periódico Moquillo Express. La editorial es en realidad una tapadera de "La División", una organización secreta (que recuerda por momentos a la T.I.A.) a la que Paco Tecla y Lafayette acceden a través de unas entradas secretas para recibir instrucciones de un tipo con bigote y traje azul conocido como el “Chapas”. Aparecen también otros personajes como la señora directora, ante la que el “Chapas” quedará mal una y otra vez por culpa de sus agentes (muy en la línea de las aventuras de Mortadelo y Filemón).
 
 
Tiras extraídas de una página de la serie publicada en "Garibolo"
 
  
  A partir del tercer episodio Casanyes incluye un personaje que dota a la serie de esa personalidad que todo producto cultural necesita. Se trata de Trosky un genio comunista que comienza como enemigo y termina convirtiéndose en amigo inseparable de los protagonistas y pasa a formar parte de la organización. Es un personaje con poderes mágicos y con la capacidad de disfrazarse:
 
Trosky, genio, transformista e inseparable
compañero de Paco Tecla y Lafayette
 
   Durante tres historias largas, Paco Tecla y Lafayette conquistaron al público infantil y juvenil. En "Garibolo" se llegaron a publicar tres aventuras: "El Caso de los Juguetes Diabólicos", "Bebitos como Bidones" y "Odisea en el Cairo". La última de ellas es una continuación de la ya comentada e inconclusa "Trapicheo en el Cairo" que Casanyes había dejado inacabada en su etapa de Bruguera). Se intentaron aprovechar las páginas de dicha historieta ajustando algunas viñetas a la nueva identidad de los personajes, sin embargo el autor recibió un encargo para trabajar en un proyecto nuevo (una serie animada de televisión sobre las futuras Olimpiadas de Barcelona 92 titulada "Hermes, mensajero de los dioses") y abandonará definitivamente a sus personajes.
 
 
   El abandono de Casanyes coincidirá con la desaparición de la editorial CGE (tan sólo 6 meses después de la creación de la revista Garibolo) por lo que la aventura nunca llegará a ver su final en esa revista. Quedará así (una vez más) interrumpido el planificado "reajuste" de "Trapicheo en el Cairo" en su página 23. Paco Tecla y Lafayette pasarán desde entonces a publicarse en la revista Guai! de Tebeos SA a partir del número 125 (y esta vez de la mano del dibujante Esegé) con una nueva aventura: "El Maletín negro"; también publicada de manera seriada. Tras esta aventura de 46 páginas se recupera "Odisea en el Cairo" (a partir del número 136)  que por fin podrá ver su final desde la página 24 donde la había dejado Casanyes (no obstante la editorial también olvidará la publicación de las tres primeras páginas).
 
Paco Tecla y Lafayette
"Guai!" (Grijalbo, 1987)
 
 
   En Alemania se publicaron con el nombre de "Die Chaos Kids" (y con los nombres de Ronny y Alf) siendo, irónicamente, el único país donde se publicarían en álbum todas las historietas de la serie.
 
En Alemania Ronny und Alf protagonizaron la serie "Die Chaos-Kids"

 
   Listamos a continuación todas las aventuras que finalmente se realizaron de estos personajes y las correspondientes revistas donde fueron publicadas:
 
 
- Trapicheo en Cairo (1986): Publicada incompleta (sólo 12 páginas) en la revista Mortadelo Bruguera 2ª etapa (nº 275-277).
- El caso de los juguetes diabólicos (1987): Publicada en Garibolo Especial nº 1 y posteriormente en álbum.
- Bebitos como bidones (1987): Publicada en Garibolo Especial nº 5 y posteriormente en álbum.
- El maletín negro: Publicada en Guai! entre los números 125 y 134.
- Odisea en el Cairo: Continúa la inconclusa "Trapicheo en el Cairo" con modificaciones en algunas viñetas. Publicada parcialmente en Garibolo, y completa finalmente en la revista Guai! entre los números 135 y 147.
- El spray contaminador: Publicada en Guai! entre los números 167 y 175.

Del mundo del Cómic a la publicidad
 
   En 1989, justo antes de finalizar el proyecto de las Olimpiadas de Hermes, Casanyes conoce a Monserrat Aranda en el Círculo Artístico de Sant Lluc de Barcelona, quien le animará a trabajar para el mundo de la publicidad. Por aquel entonces el mundo de los comics y el de las series de televisión ya no eran rentables y el autor había adquirido cierta experiencia en el diseño de "storyboards" tras el mencionado proyecto de Hermes.
 

Moserrat Aranda y el destino cambiarán
la trayectoria profesional de Casanyes
 
   En 1990, un grupo de dibujantes de comics que acababan de montar una mini agencia llamada Artcelona, contactaron con Casanyes para que les ayudase a desarrollar un spot de “Cheetos”. La cosa funcionó y trabajó con ellos durante un año mientras descubría cómo funcionaba el mundo de la publicidad. El radical cambio supuso un antes y un después en la vida del autor que se sentía liberado de la responsabilidad de perseguir constantemente la creatividad y la originalidad para triunfar. En palabras del propio autor: "En el mundo del comic siempre se sacrificaba el presente, pensando en el futuro. En el mundo de la publicidad no había tiempo para pensar. El futuro era el presente y el presente, casi el pasado".

   Casanyes comenzó así a dibujar storyboards para distintas agencias de manera incansable. Se trataba de trabajos rápidos que debía entregar en 24 o 48 horas. Como él mismo reconoce, el mundo de la publicidad estaba espléndidamente remunerada en comparación con lo que se percibía en el mundo del comic. Ese mismo año también trabajó para la editorial sevillana Rumbo Sur con el personaje Sigfrido.

Quicky

   A mediados de 1993, José Antonio Carreira, responsable la empresa Nestlé, quería que se realizara una historieta de unas 44 páginas con el personaje de Nesquik como protagonista. Se lo propuso a Casanyes, que en un principio se negó, pero que aceptó al ver que se buscaba una historia con nivel y que tendría siete meses para realizarla con total libertad. Casanyes no quería que las historias consistieran en ver al personaje de Quicky tomando Nesquik y, tras ver la película Ben-Hur, se le ocurrió que el producto se usase en el comienzo y la celebración final, pero que el resto fuera una aventura que divirtiera al lector. Los personajes debían ser creíbles, si bien el personaje de Quicky era la excepción, y el villano, Barón Von Apetit, no podía consumir o mencionar Nesquik, la aventura debía tener una importancia argumental.
 

Casanyes junto a su popular mascota Quicky

   El éxito de los tres álbumes con historietas del personaje hará que, con el tiempo, la multinacional pida a Casanyes que modernice la imagen de "Quicky" para que el personaje fuera utilizado en toda Europa (hasta entonces existían varias mascotas en función del país). Mencionamos también las aventuras de "Quicky" realizadas por Casanyes para Nestlé:

El Misterio de las ortigas (1994 - Reeditado en 2012 por Nestlé)
El impostor (1996)
El carámbano negro (1998)
 

Los tres álbumes de "Las Aventuras de Quicky"  realizados por Casanyes para Nestlé
 

Mortadelo y Casanyes

   Tras un intercambio de correos electrónicos con Ramón Casanyes en los que intentamos desentrañar numerosas dudas planteadas acerca del autor, éste se animó a relatar un documento autobiográfico de 18 páginas que tituló "Mortadelo y yo" que compartió en su página web y en el que daba un paseo por todas sus experiencias vividas en su etapa como dibujante de cómics relatando numerosas anécdotas de aquella etapa (muchas de las cuales hemos recogido en el presente artículo). El documento puede descargarse de la propia web de Ramón Casanyes (www.casanyes.com) e incluso en esta misma web en la sección de "Expedientes Secretos".


 
"En el mundo del comic siempre se sacrificaba
el presente, pensando en el futuro.
En el mundo de la publicidad no había tiempo para pensar.
El futuro era el presente y el presente, casi el pasado
"
Ramón Mª Casanyes, "Mortadelo y yo", VI/2010
 

página 7
 
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 (by Google Analytics)
 / ver.1.5 beta
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar