bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 35 + 49:
 
año 63 de la era ibañez

francisco ibáñez (25/xii/2010 - viñetas y bocadillos)


Viñetas y Bocadillos (RTVE)


"Seguiré con Mortadelo mientras le guste al público"


"Quiero seguir con Mortadelo y Filemón mientras le guste al público. El único sistema que tengo de medir eso son las firmas que hago al año por toda España,  en librerías, ferias, salones, centros comerciales... y afortunadamente, hoy por hoy, la gente se vuelca. Hace unos días estuve firmando en Córdoba y en Jerez. Y las colas salían a la calle. Eso en un género como el cómic, que ha desaparecido de los kioskos y casi de la cultura popular, es mucho. Es de agradecer".

"Yo estoy volcado con Mortadelo y Filemón, y detrás de un álbum aparece otro y otro... hasta que el lector diga que basta. Pero de momento hay que seguir"

De momento, Ibáñez no necesita relevo. A punto de cumplir 77 años (15 mardo de 1936) sigue dibujando dos álbumes de Mortadelo y Filemón al año. "No me dejan jubilarme, alguna vez lo propongo y les digo: "que ya tengo un montón de años, que me quiero jubilar"; pero no me dejan ni acabar la frase, me dicen mira el planning de este año y del que viene y el otro. Nos liamos ya en el secundo cincuentenario de Mortadelo y me parece que en el tercero seguiremos ahí.

"Mis personajes son calvos, ¡Por el parecido con el autor!"

Le preguntamos una duda que siempre nos ha reconcomido: ¿Por qué tantos de sus personajes son calvos?  "¡Por el parecido con el autor!" (Bromea).

"No, es simplemente porque es más fácil. Tenía que hacer tantísimas páginas... en esto del cómic hacer 5 páginas a la semana es normal, hacer 10 ya es de locura, una heroicidad, y hacer 15 es impensable completamente... Pues hubo un tiempo en que yo hacía 20 páginas semanales. Había que eliminar todo lo superfluo y una de las cosas superfluas era el pelo".

"Cuando rompí con Bruguera, cree personajes nuevos, Chicha Tato y Clodoveo, de profesión sin empleo; que, por cierto, hoy seguirían muy de actualidad. Y como eran jóvenes los hice muy peludos: uno a lo afro, con el pelo muy rizado; la chica con una cresta; el otro un melenudo... A la tercera página ya me estaba dando de bofetadas y me decía "pero que has hecho desgraciado". Pero en fin, ya estaba y hubo que continuar.  Afortunadamente eso se acabó y sigo con mis peloncetes, Mortadelo y Filemón. Aunque Filemón tiene un par de pelos. Algún día se los quitaré también"

"Siempre admiré a Vázquez"

Recientemente, esa época de Bruguera se ha visto reflejada en la película El Gran Vázquez y en el cómic El invierno del dibujante, en dónde Ibáñez aparece retratado como un personaje más.  "Me hace recordar aquellos tiempos ya pasados", asegura.

"Es bonito. Me siento más jovencillo, con menos achaques... recuerdo los tiempos en los que estabamos todos. Una cantidad de amigos y de grandes dibujantes que han ido desapareciendo. Aunque la película no refleje exactamente la vida en la editorial te hace ilusión recordar aquellos tiempos".

"Admiro a todos los dibujantes. Y no lo digo por quedar bien, todos tienen algo de los que aprendí. Siempre admiré a Vázquez por la agilidad que tenía para dibujar. Es uno de los historietistas que ha tenido más gracia de este país, más coña;  el que más gags sacaba en cada página... Siempre ha sido fabuloso".

"Y admiraba a otros por la perfección de sus dibujos como Raf (Sir Tim O'Theo) Martz Schmidt (El doctor Cataplasma, El profesor Tragacanto)... A todos ellos".

"Yo no soy maestro de nadie, soy discípulo"

Aunque en el reciente Expocómic, muchos dibujantes nos reconocían que Ibáñez era una de sus influencias, él se quita importancia. "Yo no soy maestro de nadie, yo soy discípulo. Yo miro las cosas de otros dibujantes y se me cae la baba hasta los tobillos. Yo puedo saber lo que es la historieta, que es dibujo y ante todo y sobre todo, guión".

"Una historieta sin guión no tiene importancia. De ahí el fracaso de tebeos que son una maravilla en la parte gráfica pero que fracasan porque el lector dice para ver obras de arte me voy al Prado, lo que quiero es divertirme. Y para eso está el guión. Ahí es donde hay que dar el máximo"

"Yo me río de mi mismo muchas veces. Hay gente que piensa "que tipo más genial, cómo se refleja él mismo en las viñetas". Pero no es genialidad... a veces es simplemente un lapsus. Estás con el papel delante, en blanco, y dices ¿Qué pongo? No se me ocurre nada y digo, "pues yo mismo", a la gente le gusta cuando salgo. Así que me dibujo, supero ese momento de indecisión, salgo yo, la gente contenta y todos felices".

"Rompetechos es, quizá, mi personaje más querido"

"No tengo tiempo para recuperar otros personajes porque Mortadelo y Filemón me absorben. Últimamente conseguí recuperar un personaje muy querido por mí, quizá más que Mortadelo y Filemón, que es Rompetechos. Ahí si que se cumple el tópico de que el personaje se parece al autor. A cualquiera de los dos nos quitan las gafas y nos tienen que llevar a casa de la mano"

"Rompetechos me gusta horrores. Ten en cuenta que mis personajes son siempre por parejas o por tríos, pero Rompetechos era uno solo, y además chiquitajo. Cundía mucho, te ventilabas la historieta en un momento. Ha sido siempre mi personaje favorito".

Cualquier oportunidad es buena para disfrutar del humor de uno de los grandes del cómic español. Hace poco había una campaña en Twitter para pedir el Premio Príncipe de Asturias de las letras para Ibáñez. Lo que demuestra la vigencia de los personajes. Sin duda pocos autores han enseñado a leer a tantos millones de españoles.

Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 / v.1.6
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar