bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Puedes registrarte y conectarte usando tu cuenta de:

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 45 + 13:
 
año 59 de la era ibañez


capítulo 4 - de los años 80 a nuestros días


  Los años 80 son igualmente fructíferos para los personajes. En 1983 se celebra el 25º aniversario de su nacimiento, todo un acontecimiento editorial, refrendado por su exportación a otros países (desde entonces Alemania será su segunda patria por volumen de seguidores), pero poco a poco la serie comenzará a acusar cierto cansancio y repetición de ciertas fórmulas, culminando en el abandono temporal del autor, sustituído por el Bruguera Equip con el consiguiente detrimento de calidad, y el litigio por los derechos de los personajes con Bruguera, con motivo de la suspensión de pagos previa a su caída en 1986. Mientras Ibáñez entabla una dura batalla por los derechos con Bruguera, los personajes recalarán fugazmente en otra publicación de Grijalbo, que no podrá utilizar sus nombres en la cabecera, pero sí su imagen: Yo y Yo.

 
Yo y Yo (Grijalbo, 1987)


   Tras la compra de Bruguera por Ediciones B en 1987 el creador llegará a un acuerdo satisfactorio con su nueva casa que será desde ese momento heredera del fondo Bruguera. Ibáñez regresa con honores a su serie más popular para no abandonarla ya más y lo hará con una portada cargada de fuerza: la de la revista Mortadelo nº 49 con un Mortadelo disfrazado de Tejero. Pero su obra a partir de ese momento resultará por momentos extrañamente ajena (a pesar de que Ibáñez niega taxativamente cualquier participación de otros autores al margen del entintado). La presencia de otras manos se hace evidente y la calidad de las aventuras desciende notablemente. El dibujo de dichas aventuras imita al de Ibáñez y los guiones siguen las mismas pautas (se trata de aventuras clónicas y repetitivas). Éstas mantienen la firma de Ibáñez pero siguen produciéndose a un ritmo endiablado; imposible de asumir por una única persona, especialmente todas las aventuras publicadas en las revistas Mortadelo, Súper Mortadelo y Mortadelo Extra. Con el tiempo, el propio Juan Manuel Muñoz (su mano derecha) reconocerá algunas de las aventuras de esta etapa (largas y cortas) como suyas.



Revista Mortadelo nº 49
Ediciones B, II-1988


   Esta "etapa negra" (una de las peores etapas de la serie) abarcó el periodo 1987-90, pero a partir de ese año Ibáñez toma de nuevo el timón de sus personajes con energías renovadas que darán lugar a un rejuvenecimiento de los héroes durante un tiempo. Hay pues una evolución temática apreciable reflejando en las tramas temas de actualidad: Maastrich, El quinto Centenario, las sucesivas Olimpiadas y Mundiales, el teléfono Móvil, el juicio a Clinton, la M.I.R., los inventos del siglo XX, la Vuelta Ciclista, pero también los aniversarios del cómic, el cine, el desastre de Chernobyl, la teoría de Darwin o la llegada a la Luna,... En esta última etapa, ilustres visitantes han aparecido en sus paginas: Felipe González, Alfonso y Juan Guerra, Solchaga, Aznar, Pujol, J.L.Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy, Alfredo P. Rubalcaba, Mario Conde, Lola Flores, Carlos de Inglaterra, Helmut Kohl, Bill Clinton, George Bush (padre e hijo), Obama, Mitterrand y un largo etcétera de personajes relevantes.


"En la Luna (2009)", un ejemplo más de las aventuras
cuya trama se centra en temas de actualidad.

 
   Casi medio siglo después de su nacimiento los agentes ya habían madurado hasta su aspecto definitivo. Miguel Fernández Soto y Antonio Tausiet realizaron un análisis de la evolución del aspecto de los personajes a lo largo de su primer medio siglo de vida en el siguiente enlace. Consideramos oportuno reconstruir todas esas etapas en dos imágenes que hablan por sí solas:


Mortadelo (1958-2008)



Filemón (1958-2008)

   A mediados de esa misma década Ibáñez decide dar vida a su firma que a partir de entonces incorporará brazos y pies y expresiones de manera que muchos de los gags de las portadas (y portadillas) aparecerán así reforzados por este recurso que ya no abandonará nunca a las aventuras de los personajes.


Ibáñez da vida a su propia firma

 
   También en esta década Ibáñez parece por fin a dispuesto a empezar a dar cierta continuidad a la serie, algo que nunca había cuidado por considerarlo innecesario. Sólo algunos personajes como Bestiájez, la esposa del Súper o el Director General de la T.I.A. repetían sus apariciones en ocasiones puntuales, al contrario que los enemigos (que cambian contínuamente). También los gags se presentaban hasta entonces hilvanados con un mínimo argumento, interpretado por un pequeño número de personajes fijos. A partir de entonces el autor cambia de idea y prestará mayor atención a ciertos detalles como la residencia de los personajes (la pensión "El Calvario"), el bar donde toman sus "copichuelas" e incluso las costumbres de los personajes. Ibáñez definirá también el aspecto de ciertos personajes como el del Director General de la TIA (y su señora) que aparecerán por fin con su aspecto definitivo. El propio dibujante aparecerá también como un personaje más (invitado en algunas ocasiones, narrador en otras) llegando incluso a protagonizar una aventura ("¡Rapto tremendo!").


Bestiájez, el Director General de la T.I.A. y su esposa, personajes recurrentes en las aventuras


 

página 5
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 (by Google Analytics)
 / ver.1.5 beta
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar