bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Puedes registrarte y conectarte usando tu cuenta de:

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 84 + 46:
 
año 59 de la era ibañez

francisco ibáñez (iv/2000 - dibus - norma)


  En el estudio de Ibáñez impera el orden. Eso es lo que más llama la atención: mesa despejada, rotuladores y lápices ordenados, libros perfectamente colocados en las estanterías... Sólo así es posible dibujar una página diaria, durante cinco días a la semana. Francisco Ibáñez, el creador de tantos personajes, es un gran conversador, que salpica la charla de anécdotas y risas. Y encajó de muy buen humor que invadiéramos su estudio. En esta entrevista, él mismo te cuenta sus secretos.

DIBUS: Es inevitable empezar hablando de Mortadelo y Filemón, que siguen gozando de una salud envidiable...


IBÁÑEZ: Es cierto. En España se publican seis álbumes nuevos cada año, y se reeditan un buen número de los antiguos álbumes de MORTADELO Y FILEMÓN y de otros personajes, como PEPE GOTERA Y OTILIO, 13 RUE DEL PERCEBE...

DIBUS: ¡Varios millones de ejemplares al ño! Si mis datos son exactos, desde que estás en Ediciones B, han aparecido 80 álbumes en la colección MAGOS DEL HUMOR, y más de 150 en la colección OLÉ. Y en el extranjero, están recuperando su éxito.

IBÁÑEZ: En Alemania se publican todas las novedades y se están reeditando constantemente los antiguos títulos. También acaban de aparecer las ediciones de Dinamarca y Finlandia. Y hay otros países que están negociando los derechos: Suecia, Noruega... Y anteriormente también se publicaron en Grecia, Brasil, Italia, Francia...

DIBUS: Y con nombres muy variados.

IBÁÑEZ: Sí. FLIP Y FLOP en Dinamarca, CLEVER Y SMART en Alemania, ALLI JA TALLI en Finlandia, PALING EN KO en Holanda...

DIBUS: ¡Todo un éxito! Pero hablar de cómo se consigue el éxito es hablar de algo que se desconoce...

IBÁÑEZ: Sí, eso es un misterior. MORTADELO Y FILEMÓN conectaron con el público, y se han mantenido. Quizá, quizá al desaparecer todos los demás, han gozado de un poco más de popularidad. Y no sabría decirte el futuro que tienen: igual duran cinco años, que diez, o quince...
 
DIBUS: De todas formas, sigues trabajando con la misma ilusión. Dinos... ¿cómo te planteas los cómics? ¿Sigues de cerca la actualidad?

IBÁÑEZ: No excesivamente...

DIBUS: Sin embargo hay álbumes dedicados a las Olimpiadas de Atlanta, a los Mundiales de Fútbol del 98, al dictador Pinochet...

IBÁÑEZ: Sí, y quizá eso ayude a mantener a los personajes. El introducir acontecimientos de la actualidad, pero sin meter elementos de crítica social, ayuda a enriquecer las historias.

DIBUS: Y aunque tocas temas de actualidad, los cómics se siguen reeditando y reeditando, sin que queden pasados de moda...

IBÁÑEZ: Sí, eso es cierto.

DIBUS: Eso significa que en las historietas hay algo más que la actualidad. Se tocan, de fondo, temas que interesan a todos, y eso no lo hace el dibujo, eso se prepara en el guión. ¿Te parecen importantes los guiones?

IBÁÑEZ: Sí, aunque no puedo dedicarles todo el tiempo que me gustaría. Por eso, partiendo de una idea argumental, voy creando gags, con un ritmo muy acelerado. Prácticamente en cada viñeta hay una frase, una situación.

DIBUS: Sí, ése es el sello distintivo de tus trabajos. Y otra característica es que eres muy cruel cuando creas a tus personajes...

IBÁÑEZ: Tampoco es para tanto...

DIBUS: Digamos que eres tiernamente cruel. Porque el que no es avaricioso es tonto, o vago, o un caradura, o un gamberro, o un aprovechado... ¡Pero no hay ninguno que se pueda poner de buen ejemplo! ¡Esa forma de construir los personajes permite que el lector se ría de todos!

IBÁÑEZ: ¡Bueno! Lo que hago es agudizar algunas características del personaje, y utilizar el lenguaje de la calle... que el lector encuentre algún factor de identificación con lo que te rodea. Pero no sirva el gag de pisar un plátano y que el lector se ría de eso. Tengo que estar muchas horas con los codos en la mesa hasta que sale la idea.

DIBUS: ¿Hay mucha diferencia entre las historias que haces ahora, de 44 páginas, y las miles de historietas que hiciste de una sóla página?

IBÁÑEZ: ¡Claro que sí! A aquellas historietas nosotros las llamábamos de "chiste hinchado", porque todo estaba en función del gag que había en la última viñeta y ahora en los álbumes hay que hacer que ocurran más cosas, para que el lector agradezca más el dinero que ha pagado.

DIBUS: Tus guiones actuales son una enloquecida sucesión de gags...

IBÁÑEZ: ¡Sí, pero no hay nada nuevo! Es que yo soy un gran admirador de aquellas peliculitas que se llamaban de "celuloide rancio": las películas cómicas de Harold Lloyd, Buster Keaton... Eran una serie de gags continuados. Lo que menos importancia tenía era la película en sí. Y tampoco importaba mucho el final. Lo que gustaba era lo que iba ocurriendo


En esta imagen podemos observar el orden que impera
en el estudio de Ibáñez. Encima de la mesa sólo tiene
el material estrictamente necesario para realizar su trabajo.

DIBUS: Sí, tus historietas se parecen mucho al cine mudo... Es su sistema de trabajo.

IBÁÑEZ: ¡Claro! Y aquello era algo que gustaba en todas partes. Por eso yo me pregunté: "¿Y no va a gustar aquí?", y comencé a trabajar en ese sistema. El tema general siempre lo tengo un poco cogido por los pelos, lo importante es que se vayan moviendo, que vayan ocurriendo cosas. ¡Es lo que le gusta a mi público! Que el lector siempre encuentre alguna cosa nueva...

DIBUS: Todos tus personajes vienen de muy antiguo: el que menos tiene 20 años. ¿Los creabas tú o te venían impuestos por la editorial?

IBÁÑEZ: Todos eran creación mía. La editorial lo único que decía es: "Aquí necesitamos algo... piénsate alguna cosa, y tira para adelante". Por encargo sólo tuve que hacer uno: DON PEDRITO QUE ESTÁ COMO NUNCA, un muñeco creado por los Estudios Moro, de dibujos animados, para hacer publicidad de un coñac. Bruguera compró los derechos del personaje y tuve que hacer historietas durante algún tiempo. Lo que sí me sucedió, en una ocasión, es que el dueño de Bruguera tenía un cariño especial a un personaje de los comienzos del cine hablado, llamado Rompetechos, y el siguiente personaje que llevé tuvo que llamarse así. Aunque la gracia estaba en que era cegato y confundía a las personas, los nombres de las calles y los establecimientos, los titulares de los periódicos... ¡Pero no es el nombre el que hace al personaje, es al revés!

DIBUS: ¿Cómo pensabas los personajes?

IBÁÑEZ: Buscaba cosas que fueran un poco nuevas, y que resultasen cercanas al lectos como PEPE GOTERA Y OTILIO con sus chapuzas, que es algo que todos conocemos y tenemos que sufrir...

DIBUS: Y 13 RUE DEL PERCEBE, que era una escalera de vecinos en los que todos podíamos reconocer a algún conocido...

IBÁÑEZ: ¡Sí, aquí pensé que 13 RUE era algo muy nuevo, que cambiaba el concepto de la historieta! Me dije: "Será algo distinto, trabajaré sobre una plantilla, con lo que me ahorraré algo de trabajo..." ¡Y me pillé los dedos! Al final fue más duro que cualquier otra historieta, porque había que imaginar un montón de gags por página, y no podías hacer correr a los personajes, ni sacarlos de su piso...

DIBUS: ¿Cambiaste a alguno de los personajes de 13 RUE DEL PERCEBE?

IBÁÑEZ: Sí, hubo que cambiar a uno, pero por motivos de censura. En uno de los pisos había una especie de Dr. Frankenstein que hacía monstruos. La censura me dijo que "Un ser viviente tan sólo puede hacerlo el Sumo Hacedor". Y tuve que quitarlo y buscar otro.

DIBUS: MORTADELO Y FILEMÓN han sido adaptados en dos ocasiones a dibujos animados... ¿Cuál es tu opinión sobre el resultado final?

IBÁÑEZ: La verdad es que eran dibujos muy poco animados, muy estáticos. Parecía que los personajes andaban con cadenas, con grilletes... Ni me gustan los que se han hecho para televisión, ni los que se hicieron hace años para el cine.

DIBUS: ¿A qué lo atribuyes?

IBÁÑEZ: No lo sé, pero me parece que es algo muy general. Siempre que se ha intentado pasar de un campo a otro, de las historietas a los dibujos animados, no ha acabado de resultar. Y al revés tampoco. Lo único que ha funcionado han sido los personajes DISNEY.

DIBUS: De todos tus muchos personajes, ¿a cuál tienes más cariño?

IBÁÑEZ: ¡A todos! Se decía que a ROMPETECHOS, porque era miope como yo, calvo como yo... Pero lo cierto es que les tengo cariño a todos, porque con todos he tenido que sudar mucho. Piensa que en algunas épocas, he llegado a hacer 20 páginas semanales...

DIBUS: No gastarías muchos lápices... ¡ya que tendrías que trabajar directamente a tinta!

IBÁÑEZ: Empecé a utilizar rotuladores, porque si no era así no me daba tiempo. Recuerdo que en la editorial no les gustaban las novedades, y protestaban. ¡Pero si no lo hacía de esa forma, no podía entregar las páginas que me pedían! Y también me buscaron ayudantes para pasar a tinta...¡y unas páginas quedaban bien, otras quedaban mal...!

DIBUS: Es en ese momento cuando la editorial creó un estudio de varios dibujantes y guionistas que hacían historietas de Ibáñez... ¿Cómo fue aquel "experimento"?

IBÁÑEZ: Muy mal. Afortunadamente conseguí que desaparecieran de la circulación todas aquellas páginas.

DIBUS: Allí tú no intervenías para nada, ni en guión, ni...

IBÁÑEZ: ¡No, nada, nada, nada! ¡En absoluto! Además, la princiapl importancia de la historieta está en el guión. ¡Eso lo tengo claro!

DIBUS: Sí, el primer tebeo de una colección te lo compras por el dibujo, y el segundo te lo compras por el guión del primero.

IBÁÑEZ: Así es. Y en el aspecto del guión en el equipo tampoco había ningún genio. Se limitaban a coger mis viejas fórmulas e imitarlas.

DIBUS: ¿Tienes alguna idea de cómo es tu público?

IBÁÑEZ: Pues hay muchos lectores, que vienen siguiendo mis historietas desde hace muchos años, que en los Salones del Cómic y del Libro, se acercan a pedirme que les dedique álbumes y cuando les preguntas cómo se llama el niño al que se lo van a regalar, te dicen que es para ellos. Pero también hay lectores nuevos, jóvenes, que se acercan por primera vez a mis historietas...

DIBUS: Pues ésos son nuestros lectores, y para ellos te vamos a pedir un dibujo...

IBÁÑEZ: ¡Encantado!

UNA VIDA ENTRE VIÑETAS

   Francisco Ibáñez nació en Barcelona en 1936. Comenzó a trabajar en un banco, pero antes de llegar al año, lo dejó para dedicarse a dibujar historietas. Colaborón en numerosas revistas: LA RISA, PASEO INFANTIL, etc., hasta que en 1957 comenzó a trabajar para Editorial Bruguera, por entonces la más importante editora de tebeos: PULGARCITO, DDT, TÍO VIVO... Después de unos meses de realizar cómics de una página sin personaje fijo, en enero de 1958 apareció la primera página de MORTADELO Y FILEMÓN, que iban a convertirse en sus más populares personajes. Con la desaparición de la editorial, Ibáñez comenzó a trabajar para Ediciones B, donde sigue en la actualidad. Actualmente se reeditan historietas de muchos de sus personajes, pero sólo dibuja a MORTADELO Y FILEMÓN, de los que aparecen 6 álbumes nuevos cada año.


EL GAG

   El término gag puede traducirse como chiste. Los gags se usan en los cómics para proporcionar giros a la historia principal o para alargar ésta. En la mayoría de las historietas de Ibáñez, suele darse el caso de que dentro de la historia principal (un gag de por sí), se intercalan numerosos gags secundarios para dotarla de ritmo y aumentar la dosis de humor.
 



LOS TRUCOS QUE UTILIZA IBÁÑEZ EN SUS HISTORIETAS

- Realizar los guiones de los álbumes con una trama principal muy simple, que permite crear situaciones divertidas dentro de ella.

- Crear una sucesión muy rápida de gags encadenados, principalmente visuales, tal y como se hacía en el viejo cine mudo de Charlot, el Gordo y el Flaco, Harold Lloyd...

- Que los gags diviertan, en primer lugar, al autor, que es quien mejor conoce a los personajes.

- Cuando el espacio lo permite, colocar algún pequeño gag visual, al margen de la acción principal: habitualmente son ratones, mariposas...

- La gran expresividad de los rostros de sus personajes, y las retorcidas posturas que adoptan.
 


 

 

Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 (by Google Analytics)
 / ver.1.5 beta
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar